Ácaros: ¿Qué son?, características, habitat, tipos y más

Los Ácaros son unos diminutos animales terrestres muy antiguos, que viven de las escamas y restos de piel de los seres humanos y de los animales, así que si quieres saber más de ellos te recomendamos que leas este artículo en donde te vamos a dar la mejor información sobre ellos y como puedes tomar previsiones para que no afecten tu salud.

ácaros-1

¿Qué son los Ácaros?

Los ácaros son unos de los animales terrestres más antiguos que se conocen, se han hallado fósiles de ellos en el periodo Devónico Inferior, hace más de 400 millones de años. Se pueden conseguir los terrestres y los acuáticos, que incluyen los del medio marino. En general son depredadores, pero también los hay fitófagos, detritívoros y parásitos.

Están también las garrapatas que son hematófagas y transmisoras de varias enfermedades de infección. Los ácaros son de impacto negativo y causan hasta complicaciones económicas sobre todo cuando se encuentran en las plantas, en los animales como las garrapatas y abejas melíferas, y en los seres humanos como el acaro de polvo causante de alergias y de la sarna. Otra clase de artrópodos que te pueden interesar son los Anélidos.

¿Son parásitos?

El parasitismo es un proceso mediante el cual una especie logra ampliar su supervivencia usando a otras especies animales para poder mantener sus necesidades básicas y vitales cubiertas. Casi todos los animales poseen una especie parásita en su entorno.

La Phylum Arthropoda es una de ellas, y se refiere a aquellos animales que tienen articulaciones y pies, son animales de tipo invertebrados que conforman la mayor parte del reino animal. Algunas se alimentan de plantas, otras de flores, hay los que comen la materia orgánica muerta y los que viven en otros animales. También hay un tipo que son los que transmiten agentes patógenos entre animales, vegetales y seres humanos los cuales causan enfermedades y varias dolencias.

Estos animales parasitarios surgieron en el periodo cámbrico de la era paleozoica, hace más de 540 millones de años, los más antiguos hallados corresponden a los Trilobites (tres lóbulos) que datan de 300 millones de años y se conocen que fueron los primeros en pasar del agua a la tierra, de allí a los vegetales y se adaptaron a todo tipo de hábitat, hay otras especies como los artrópodos anfibios, anélidos y nemátodos que tenían cuerpos blandos y no dejaron huellas fósiles de sí mismos.

ácaros-2

Los trilobites evolucionaron hacia las otras especies de artrópodos del mundo, las cuales se les asocia a otros seres vivos, como el hombre. Los ácaros son parásitos más especializados morfológicamente y por los cambios que ha sufrido en sus vidas, fisiología y comportamiento. Muchos de ellos pueden vivir en cavidades internas así como debajo de la piel.

Los más conocidos son las garrapatas que se alimentan de la linfa o sangre de su huésped, durante toda su vida. Por eso son agentes patógenos que pueden ocasionar enfermedades y hasta la muerte de sus huéspedes. Tal vez te gustaría conocer sobre la especie de los Equinodermos.

Características de los ácaros

Son animales muy pequeños, microscópicos que en algunos casos solo llegan a medir 100 micrones, los más grandes de ellos son las garrapatas que cuando están llenas de sangre pueden llegar a medir 3 centímetros de largo. La más grande que se conoce en el mundo se llama Amblyomma longirostre Kock, que proviene de México, y es un parásito que se encuentra en el puerco espín. Entre otras de sus características tenemos las siguientes:

  • Tienen las patas articuladas y el cuerpo se divide en segmentos o metámeros, las cuales a raíz de la evolución que han venido sufriendo se ha ido perdiendo.
  • Su cuerpo tiene una cubierta quitinosa, que es muy fuerte y las protege de cualquier agente físico, químico o mecánico. En algunas de sus partes esta capa es más gruesa y le brinda una mayor protección. Así mismo sirven para la inserción de los músculos en determinados grupos de ácaros. Por la rigidez de esa cubierta en muchos casos no las deja crecer de tamaño, por lo que deben cambiar de coraza y en donde logran expulsar algunas secreciones hormonales.
  • Algunos de ellos tenían muchos apéndices que después se transformaron en bocas por donde pueden comer, capturar y desgarrar lo que comen.
  • En lo ácaros sus apéndices son un par de quelíceros, pedipalpos y cuatro pares de patas con las que se mueven. Con sus pedipalpos pueden aprender a sus presas o sujetarse firmemente, con ellas también pueden percibir olores, vibraciones, humedad y calor, etas están compuestas de una gran cantidad de pelos o sedas.

Nombre científico

Su nombre científico es Acari o Acarina, la cual proviene del  ακαρής akarés, que significa diminuto y que no se corta, son una subclase de arácnidos de los cuales existen 50 mil especies documentadas pero se cree que en el reino animal deben existir entre 100 mil y 500 mil especies de ácaros que aún no has sido descritos o encontrados.

Tamaño

La mayoría solo llegan a medir milímetros de largo, el que se aloja en los folículos de los seres humanos apenas mide 0.1 milímetros, y los de polvo domésticos están entre 0.2 y 0.5 milímetros, los más grandes son los ácaros de terciopelo que pueden llegar a 10 milímetros y las garrapatas que llegan hasta los 3 centímetros cuando están bien alimentadas de la sangre de su huésped.

Taxonomía

Su taxonomía es complicada y aún no está determinada por completo. Se le considera de una orden de la clase de los arácnidos, pero en estudios recientes han determinado que son una subclase que está dividida en tres superórdenes con otros órdenes internos. Las mismas son:

  1. Superorden de Acariformes o Actinotríquidos
    1. Orden astigmata
    2. Orden oribatida
    3. Orden trombidiformes
  2. Superorden Opilioacariformes
    1. Orden opilioacariformes
    2. Orden opilioacarida
  3. Superorden Parasitiformes o Anactinotríquidos
    1. Orden holothyrida
    2. Orden Ixodiha
    3. Orden mesostigmata

Los acariformes están compuestos por más de 350 familias y más de 30 mil especies conocidas, se reconocen dos principales los sarcoptiformes y los trobidiformes. Los parasitiformes tienen tres órdenes las Ixodida que tiene tres familia y más de 850 especies, entre ellas las garrapatas, de las Holothyrida que tiene tres familias y 30 especies y la mesostigmata que tiene 104 familias y más de 10 mil especies reconocidas. De la orden Opilioacarida solo se conocen 20 especies conocidas.

Morfología

Su cuerpo es de morfología variada y dependerá de cómo estén dispuestas y se vean sus patas, si tienen pelos o sedas, placas, proyecciones o estrías en la piel. Pueden ser de cuerpos delgados y largos, o corto y amplio y hasta los hay con cuerpos ovalados, globoso, cónicos, piriformes o romboidales, una veces ensanchados y otras deprimidos, estrellados o con placas grandes que están en todo su cuerpo.

Tienen diferentes colores los cuales depende de su especie, van desde transparentes a blanquecinos, si son ácaros que se alimentan de plantas se verán de un color verde o café, si son de los que se alimentan de sangre se verán de rojo oscuro, habrá algunos entre amarillos, azules, violetas, verdes, naranjas y rojos.

Su cuerpo tiene una cutícula quitinosa que les brinda protección de agentes físicos, químicos y hasta biológicos, en su interior están articulados al resto del cuerpo y lo más importante de ellos son sus piezas bucales. Crecen rápidamente cuando las condiciones son favorables y logran reproducirse a través de abundantes huevos.

Las ninfas tienen tres pares de patas y cuando llegan a adultas tienen cuatro pares de patas laterales con cerdas, cuando están sobrepoblados en su huésped desprenden una especie de polvo que despide un olor particular.

En su adultez causan irritación y pústulas en la piel sobre todo en personas que tienen mucha sensibilidad, estos caminan sobre las personas e insertan sus aparatos bucales en la piel, por lo general son inofensivos y no trasmiten agentes patógenos. Cuando son ninfas no se les pueden ver sus partes bucales solo se aprecia una especie de ventosa con la que se adhieren a los insectos u otros animales para ser transportados.

Algunos si pueden ser peligroso en animales o personas si llegan a tener agentes patógenos los cuales son inoculados en la sangre en los momentos en que están succionando la misma causando enfermedades, tal es el caso de las garrapatas, pero aun sin alimentarse por varios meses pueden seguir viviendo. Hay muchos de ellos que todavía hoy día no se conocen ya que son tan microscópicos que no pueden ser visualizados y han pasado inadvertidos.

Los apéndices de estos animales se fueron modificando a través de su evolución para transformarse en partes bucales por donde pueden comer, atrapar o agarrase a su huésped y desgarrar sus alimentos, estos están formados por un par de quelíceros. También tienen un segundo par de pedipalpos cuya función es prensil, es decir sirve para adherirse a su presa y sujetarse de una manera firme.

Hay otros ácaros que tienen estructuras sensoriales a través de órganos receptores que reciben estímulos externos y pueden percibir el olor, la vibración y la humedad y el calor, se les aprecian en sus patas pelos o cerdas muy sedosas. Luego tiene otros cuatro pares de patas con las cuales se pueden movilizar, el primer par de ellas siempre están levantadas y sirven de antenas para detectar algunos estímulos externos y con ellos se orientan.

Logran encontrar pareja para aparearse, detectan a sus enemigos y a sus presas. Sus otros tres pares sirven para sujetarse y desplazarse por cualquier parte. Los ácaros acuáticos las usan como remos para nadar, las patas de los machos son diferentes de los de las hembras para poder sujetarlas mientras se están apareando.

Todo el cuerpo esta llenos de cerdas muy suaves que tienen una función táctil, la mayoría de las especies de ácaros son ciegas, y otras, muy pocas tienen 1 o 2 pares de ojos u ocelos que se encuentran en el dorso anterior de sus cuerpos. Estos no pueden formarse imágenes y tan vez sea solo para detectar cambios en la intensidad de la luz. Tienen en sus cuerpos dos aberturas una genital que está en su parte anterior y una anal que está en la parte posterior. Ellos respiran a través de estigmas o tubos finos como tráqueas, en su etapa juvenil respiran a través de la piel.

¿Qué comen?

Los ácaros se alimentan dependiendo de la especie, los quelíceros se han ido modificando con el tiempo y se ha ido a adaptando para morder, cortar, raspar, enganchar, aserrar, despedazar, triturar, picar o succionar. Hay algunos ácaros que les gustan los alimentos dulces, y que por acción de las bacterias comienzan a formar ácidos, bien sea acético, succínico o láctico. Se pueden encontrar en la leche en polvo, los vinos, dulces, col agria, mermeladas y en diversos postres y caramelos.

Hay ácaros fitófagos, aquellos que se alimentan de las plantas y que van desde bacterias hasta fanerógamas, los cuales causan daños a la agricultura. Hay otros que viven asociados a otros grupos de animales como los ácaros foréticos que se aprovechan de otras especies para llegar hasta fuentes de alimentos más ricos o en donde puedan reproducirse y desarrollarse, los ácaros comensales que se quedan en un huésped y se alimentan de secreciones o deyecciones o de los residuos de alimentos que el huésped deja, sin causar ningún daño al mismo.

Los ácaros protocooperativa o mutualista que se aprovechan entre sí, los ácaros depredadores que cazan a su presa y se alimentan de ella y los ácaros parásitos los cuales dependen del huésped y este siempre tiene una reacción para defenderse de ellos.

Hábitat

Los ácaros viven en todo el mundo y se adaptaron a todos los medios de subsistencia de la tierra. Hay de vida terrestre y de especies acuáticas, las podemos encontrar en ambientes que están por encima de los 5 mil metros de altitud sobre el nivel del mar, y se van extendiendo por todas las costas y continentes. Las especies acuáticas se pueden encontrar hasta los 4 mil metros de profundidad.

Todos los ambientes terrestres tienen su fauna de ácaros, bien sea en manantiales, aguas termales, zonas volcánicas, pantanos, climas polares, cuevas, ríos subterráneos y en el suelo incluyendo aquellos que se entierra a diversas profundidades para protegerse del invierno. Se encuentran en la vegetación, en los elementos en descomposición, en los musgos y las hojarascas que se remueven con la tierra es donde se pueden encontrar en abundancia.

 

Hay aquellos que se alimentan de granos y de productos que están en un almacén como el queso, jamón, vinos, etc. En los muebles de fibra vegetal, los llamados ácaros de polvo, que se alimentan de los desechos de la piel de los hombres y que hoy día son los más estudiados por las diversas enfermedades de las vías respiratorias que ocasionan a los seres humanos.

Los ácaros parásitos son aquellos que les gusta vivir en otros insectos y en los vertebrados terrestres, como las garrapatas que se alimenta de la sangre de sus huéspedes toda su vida. Otra sugerencia que te puede gustar conocer es la de los Escarabajos.

Reproducción de los Ácaros

La reproducción de los ácaros es de tipo interna, pero la manera en como el esperma pasa del macho a la hembra dependerá de la especie, existen tres maneras de hacerlo:

  • A través de un pene o miembro copulador del cual salen los espermatozoides hacia la abertura genital del cuerpo de la hembra.
  • A través de la ayuda de sus quelíceros que tiene espermadáctilos que hacen la función de órgano copulador y llevan el esperma hacia las cavidades especiales que están cerca de las patas, ya que la abertura genital de las hembras no es una vulva sino más bien el órgano por donde salen los huevos de ella.

  • A través de los espermatóforos que son pequeños sacos en donde se encuentra el esperma, los cuales pueden ser de dos formas aquellos que no tienen pedicelo y pasan directamente hacia la abertura genital del macho a la hembra, vientre a vientre; o con pedicelo en donde el macho deposita los espermatóforos en el suelo, colocándoles un pegamento hacia el sustrato con un pequeño tubérculo, así las hembra ya maduras logran encontrarlos y ellas mismas los introducen en su cuerpo por su abertura genital.

La mayoría de los ácaros son ovíparos (ponen huevos), otros son ovovivíparos aquellos que ponen huevos pero que a la vez tienen un embrión formado y que está por nacer y los vivíparos que pueden tener organismos ya formados. En su transcurso de vida van cambiando de forma: huevo, larva, ninfa y adulto. Tienen un tiempo de vida de 30 días y en ese tiempo la hembra puede poner de 20 a 30 huevos.

Tipos de ácaros

Anteriormente se habían identificado dentro del grupo de los arácnidos, pero debido a la diferencia de morfología, comportamiento, ciclo de vida y el lugar donde viven se ha colocado en una clase separada llamada Acarida. Esta a su vez está compuesta de tres subclases

  • Opilioacariformes: son los ácaros más antiguos y que aún conservan muchas de las características de sus antepasados
  • Parasitiformes: compuesta de los Holothyrida, que se pueden encontrar en Australia, Nueva Zelanda e islas cercanas y en las zonas neo tropicales de América. Los Mesostigmata que se encuentran la mayoría de su especie y familia en México y los Ixodida en donde están las conocidas garrapatas, ectoparásitos de los animales terrestres incluyendo al hombre.
  • Acariformes: compuestos de los Protigmata que van desde ácaros depredadores hasta comensales y parásitos que no representa peligro para la salud. Los Astigmata que ocasionan enfermedades como la sarna y los Oribatida que causan la desintegración de la materia orgánica en el suelo.

Dentro de estas variedades te podemos mencionar los más conocidos como el ácaro Varroa sp que transmite la enfermedad de Varroasis en las abejas y que fue descrita en el 1904, y debe su nombre a Marco Terencio Varrón quien vivió entre el 116 al 27 a. C., este describió en los pantanos y marismas que existían una especie de animales muy pequeños que lograban flotar en el aire y podían entrar por las bocas y la nariz y eran causante de graves enfermedades.

Este ectoparásito está presente en las abejas Apis Mellifera y la Apis Cerana, y logra reproducirse en sus larvas, pupas y los adultos. Este ácaro puede absorber la hemolinfa haciendo que su peso corporal disminuya y que pierda sus proteínas. Este ácaro puede destruir una colmena completa en un invierno, en la especie de Apis Cerana los ácaros pueden llegar a 700 individuos que van coexistiendo con los huéspedes y los parásitos.

Los ácaros hembra son quienes transmiten el parásito a la abeja ya que el macho no puede hacerlo, cuando las abejas inmaduras estas parasitadas y tiene más de 8 ácaros, las pupas comienzan a morir y no llegan a su etapa adulta. Esta diseminada por todo el mundo ya que se va movilizando con las mismas abejas. En argentina llego en el año 1976 y está considerada como una enfermedad endémica de las abejas. Te podemos sugerir que conozcas a los Abejorros.

Hay otros que se alojan en los granos y productos que están almacenados, como el queso y el jamón y en los muebles de madera. Estos han sido muy estudiados y se ha confirmado que tiene que ver con algunas enfermedades de las vías respiratorias en los seres humanos, si estos ácaros llegan a los intestinos se convierte en parásitos que ocasionan la acariasis intestinal, y que pueden tener otros nombres dependiendo del órgano en donde se alojen.

Los ácaros fitófagos son aquellos que logran alimentarse de las bacterias de las fanerógamas, estos se pueden ver en la agricultura cuando aparecen grandes plagas que acaban con ella siendo las más frecuentes las del maíz, tomate, alfalfa, frutas cítricas y del algodón.

Garrapatas

Las garrapatas o ixodoideos pertenecen a la familia de los ácaros. Son ectoparásitos hematófagos, que se alimenta de sangre y son vectores (transmisores) de enfermedades de infección como el tifus y la enfermedad de Lyme, de todos los ácaros son los que llegan a alcanzar un mayor tamaño. Esta transmisión es a través de contacto directo, y pasa hasta varios meses buscando un huésped.

Cuando lo encuentran se fijan a este perforando la piel con un extremo distal con dientes de sus quelíceros y desde ese momento comienzan a succionar sangre, e introducen un hipostoma para hacer su anclaje, y sus pedipalpos se colocan hacia los lados y quedan fuera.

En esa perforación desgarran los vasos sanguíneos y provocan una hemorragia, en ese mismo momento ellas inoculan un virus o bacterias en su saliva las cuales provocan una reacción inflamatoria e inmune en el huésped formando un absceso desde donde se alimentan de sangre, ambas funciones de inoculación de saliva y succión la hacen del mismo canal.

Cuando la garrapata está llena se suelta del animal, un proceso que dura varios días, ellas se enganchan a la piel de su huésped con su boca y succionan sangre, en la mayor parte de los casos las picaduras pueden ser inofensivas y no tienen gérmenes patógenos y no inoculan gérmenes, lo cual indica que no habrá una transmisión de enfermedad.

Si la garrapata es detectada debe retirarse rápidamente, no debe hacerse con apuro, hay que evitar que este regurgite sus jugos con bacterias en la sangre del huésped. No se deben usar métodos como uso de alcohol, aceite, vaselina, petróleo o esmaltes de uña, ya que crean una capa encima de la garrapata que no la deja respirar y hará que regurgite la sangre más rápidamente. Debe evitar que se rompan, no deben quemarse y no retirarlas con los dedos ni aplastar sus cuerpos, ya que sus fluidos padrina infectar al huésped y su persona.

La mejor manera de retirarlas es con el uso de una pinza, de punta fina y curvada con las cual podemos sujetar a la garrapata desde su boca, cerca de la piel del huésped evitando aplastarla, debe hacer la tracción de manera lenta y continua, sin fuerza ni brusquedad, en forma perpendicular hasta que esta se suelte de la piel por sí sola, no se le debe dar la vuelta. Si alguna parte de la boca de la garrapata se queda en la piel incrustada debe ser retirada con una aguja o bisturí, hay casos en que el cuerpo del huésped la expulsa por sí sola.

¿Cómo son las picaduras de los ácaros?

Las picaduras de los ácaros dependen del tipo de ácaro, las niguas o ácaros de cosechas son las que más se pueden ver, estas son larvas de ácaros extendidos que muerden la piel y se alimentan de ella hasta que se desprenden. Pueden ser las transmisoras de la enfermedad del Tifus de las malezas, no llegan a escavar en la piel, pero al ser tan pequeñas no se pueden visualizar fácilmente.

Otras de las que producen picaduras son las Sarcoptes Scabiei, que son las transmisoras de la sarna o escabiosis y los ácaros Demodex que ocasionan la demartitis que se parece a la sarna. Esta dermatitis proviene de ectoparásitos de las aves, de los roedores y hasta de las mismas mascotas y algunos por estar asociados a ácaros de plantas y de alimentos almacenados.

Los ácaros de las aves pican a las personas que trabajan con pollos vivos o que tienen muchas aves de mascotas o muchos nidos cerca de sus casas. Los de los roedores, gatos o perros, incluso de conejos también pican a las personas. El Sarcoptes Scabiei var suis o ácaro de los puercos también suelen picar a los seres humanos.

El Pyemotes tritici o ácaro del prurito de paja viene con las semillas, la paja o el heno y cualquier otro que provenga de plantas, este es un parásito de cuerpo blando, suelen picar a las personas que manipulan esos materiales contaminados. Aquellos que trabajan en granjas, graneros o manejan semillas y heno son los más perjudicados. El acaro de los granos almacenados produce dermatitis alérgica y también se pueden encontrar en los almacenes de quesos y otros alimentos, estos no pican a las personas sino que causan una alergia.

Los llamados ácaros del polvo de casas es el más común no muerden y solo se alimentan de los restos de piel muerta que se descaman en las almohadas o colchones y en el suelo, así como en las alfombras, pueden causar enfermedades alérgicas pulmonares en las personas

Signos y síntomas

La mayor parte de los síntomas que se presentan con las picaduras de los ácaros son una dermatitis pruriginosa o picazón, un prurito en la parte donde está la picadura, es de una fuerte intensidad. La manera de diagnosticarlo es a través de un examen minucioso y se toman en cuenta el lugar o sitio en donde trabajan y viven las personas.

Casi nunca se encuentran en las personas porque una vez que pican se desprenden, caen y después vuelven a picar nuevamente, esto es lo que genera una reacción en la piel, por lo general poco tiempo después que es cuando la mayoría de los pacientes acuden al medico.

Sus lesiones no pueden distinguirse ya que solo se pueden ver trastornos cutáneos. Aquellos ácaros que llegan a penetrar la piel presentan un patrón parecido a la sarna, y deben hacerse algunas pruebas para determinar claramente su diagnóstico, pudiendo ser dermatitis, foliculitis, alergia o sarna. Un Insectos que deberías conocer son los Grillos.

Enfermedades que pueden transmitir los ácaros

Hay varias enfermedades que pueden trasmitir los ácaros la más conocida de ellas es la sarna, de esta hay tres tipos que varían de acuerdo al ácaro que la trasmite:

Sarna roja: también llamada sarcóptica, es la causada por la Sarcoptes Scabiei, que está presente en los perros y gatos y que puede transmitirse al hombre, en los perro los ácaros hembras logran hacer túneles en la piel del animal y depositan sus huevos, estas se llama galerías y en ellas se encuentran las deyecciones de los ácaros que son las que producen la picazón, la piel se inflama y se comienza a caer el pelo apareciendo granos, pus y escamas e la piel.

Sarna gris: también llamada demodéctica, es producida por el parásito externo Demodex Canis que afecta la piel en donde está alojado el ácaro, se ve comúnmente en los perros y no siempre se manifiesta ya que aparece cuando las defensas de estos esta bajas o cuando el animal esta estresado. Si no es detectado rápidamente se extiende por todo el cuerpo del animal y su cura se hace más difícil, puede poner en riesgo la vida del mismo y no es contagiosa hacia los humanos.

Sarna otica: también llamada otodéctica, y que es frecuente en perros y gatos, causando una grave irritación en los conductos auditivos, en donde se llegan a acumular restos de escamas, costras y ceras, tapando el oído y causando dolor.

Alergias y asma: son las que se producen mayormente en los seres humanos y son causadas por el dermatophagoides, el cual es un ácaro que se alimenta de los restos de piel humana y de algunos mamíferos. Son sus excrementos los que desencadenan los cuadros alérgicos en personas y niños, que se pueden manifestar como eczemas, fiebre de heno y asma alérgica.

Estos ácaros pueden vivir hasta 3 meses y pueden reproducirse dos veces en ese tiempo, en cada reproducción pueden llegar a poner más de 30 huevos, se presentan en primavera y otoño, se encuentran en toda la vivienda alimentándose de la piel humana sobre todo la que se encuentra en las camas, almohadas, sillas con tela, alfombras, sabanas y muebles. Necesitan un ambiente con más de veinte grados centígrados de temperatura y con una humedad d 70 al 80 por ciento.

Sus síntomas son la congestión nasal y el goteo de la nariz, estornudos matutinos, prurito (picazón) y lagrimeo, con hipersensibilidad en las mucosas oculares y nasales, puede haber ataques de tos y piel enrojecida. En muchos casos se presentan asmas alérgicas perennes, dermatitis atópica y casos de anafilaxia por ingesta de alimentos contaminados por este ácaro.

Como se diagnostican

Se deben hacer pruebas de detección de alergia en contra de los ácaros, estas pruebas se realizan sobre la piel de las personas o en la sangre, pero no determinan si hay riesgo futuro, solo detectan la existencia de la alergia.

Tratamiento

Se suele tratar con corticoides de uso tópico o antihistamínicos de vía oral, también se puede usar una antibioticoterapia para atacar los ácaros que pueden penetrar la piel como la sarna. El tratamiento para aquellos ácaros que no penetran la piel es sintomático a través de corticoides tópicos y antihistamínicos que servirán para controlar el prurito o picazón hasta quitar la reacción. Si la picadura es de un ácaro Demodex se requiere una consulta con un veterinario.

Diferencias entre ácaros y pulgas

Las pulgas y los ácaros son insectos pequeños y también son parásitos, que se alimentan de sangre, piel o de ambos, en animales y seres humanos. Son insectos de climas cálidos, muerden la piel y causan protuberancias, enrojecimiento dolor y picazón. ¿Cómo se diferencian ambos insectos y sobre todo sus picaduras?

Al momento de producirse una picadura la reacción inicial es casi la misma: una picazón intensa que dependerá de la persona si se convierte en una reacción alérgica si llego a ser inoculado, o puede que no tenga ninguna reacción pero hay diferencias entre cada uno de ellos que puede ayudarnos a identificarles.

  • Los ácaros de cama tienen actividad en las noches, en cambio las picaduras de las pulgas puede ser en cualquier momento del día.
  • Los ácaros de cama se encuentran en las habitaciones, camas, muebles, las pulgas se encuentran en cualquier parte de la casa y sobre todo en las mascotas.
  • Los sitios de picadura también son distintos entre ambos insectos, los ácaros suelen picar en brazos, torso y cuello de las personas, en cambio las pulgas pican en los tobillos y la parte baja de las piernas.

  • El aspecto de la picadura es diferente, aunque salen ronchas de color rojizo, las de las pulgas tienen un punto rojo en su centro, y las de los ácaros no tienen ese punto. Las de los chinches o ácaros de cama suelen inflamarse bastante, al igual que la de los Mosquitos, mientras que las de las pulgas no se inflaman.

Lo más importante es encontrar la fuente de las picaduras y tratar de eliminarlas, se deben limpiar bien las mascotas, revisar en su pelo para encontrar pulgas o heces de ellas que son las pequeñas bolitas negras que se pueden encontrar en su piel. Y si cree que tiene Chinches en su cama o ácaros, revise bien la habitación, busque manchas en las sabanas o pequeños huequitos en los colchones, cojines y almohadas, así como en los muebles. Se debe tomar un tratamiento para controlar y eliminar las plagas y prevenir otras infecciones.

¿Cómo eliminarlos?

Los ácaros son insectos invisibles a simple vista, se pueden encontrar en el polvo, en las telas, la ropa de cama, colchones almohadas, en alfombras, y son causante de muchas alergias en los seres humanos, por lo que se debe eliminar su presencia a través de una profunda limpieza. Para ello debe realizar lo siguiente:

Ventile la casa: esto debe hacerse a diario, sobre todo en los cuartos, ya que ellos prefieren los colchones y las almohadas, mantener ventanas abiertas por lo menos media hora para que el aire se renueve.

Limpiar el polvo: el polvo debe quitarse sin levantar, para ello use un paño húmedo, así evitara que le polvo y sus ácaros se esparzan en el aire y queden suspendidos, también puede usar una aspiradora en lugar de una escoba, y si tiene personas en su hogar que sean alérgicos debería colocar un filtro especial para el aire.

Evite la humedad ambiental: la humedad en los ambientes hace que proliferen más los ácaros, así que el nivel de humedad de su casa debe ser menor al 50%. Se puede usar aires acondicionados o aparatos deshumidificadores.

Los colchones y almohadas: estos son los sitios predilectos de los ácaros ya que el calor del cuerpo humano favorecen su reproducción, se puede hacer uso de las fundas antiácaros, y si no pude tenerlos pase una aspiradora por la cama y las almohadas.

Lave las sábanas: las sabanas deben cambiarse semanalmente, y lavarse con agua fría, pero aun así los ácaros seguirían vivos en ellas por lo cual le recomendamos que las lave con agua caliente en su último enjuague.

Alfombras y moquetas: lo preferible es no tenerlas porque son focos importantes de crecimiento de ácaros, pero si le gustan en su hogar lo ideal es que sean limpiadas correctamente y de manera habitual, lavarlas y pasarles aspiradora todos los días, si no tiene, sáquelas de las casas tiéndalas y dele golpes con un palo, hasta sacudirlas bien y luego páseles un cepillo de lavar de manera descendente, si las quiere lavar recuerde echarles agua caliente.

Uso de productos químicos: se pueden usar acaricidas que se venden en los mercados, ya que estos no presentan ningún tipo de toxicidad para los seres humanos, pero estos no logran eliminar a los ácaros muertos que aún pueden causar alergias, así que se sugiere usar las recomendaciones anteriores. También deberías conocer  mas sobre las temidas Cucarachas y como eliminarlas.

(Visited 746 times, 5 visits today)

Deja un comentario