Aves Rapaces: ¿Qué son?, características, hábitat, tipos y más.

Aves Rapaces o como se les conoce también aves de presa, son aves que cazan presas que le sirven de alimento, empleando su pico y sus garras afiladas, las cuales, por lo general, son grandes, fuertes y dispuestas para despedazar y/o perforar carne.

Aves Rapaces

¿Qué son Aves Rapaces?

Aves Rapaces, de presa, de rapiña, tienen el mismo significado, se refieren al gran grupo que esta compuesto por las águilas, los halcones, los zopilotes, los gavilanes, entre otros. Existen dos grupos principales de este tipo de aves: los falconiformes y los accipitriformes.

Hay dos tipos de aves rapaces, las que se conocen como las aves rapaces diurnas y las aves rapaces nocturnas como los búhos y las lechuzas. Los dos tipos de aves cuentan con la misma función en la naturaleza y ambos tipos son carnívoros, solo que se diferencian en que las diurnas tienen su actividad durante el día, mientras que las nocturnas viven de noche.

El término rapaz es derivado de la palabra latina rapere, es decir, apropiarse o tomar por la fuerza.​

Las aves rapaces, en general, juegan un rol importante en la naturaleza, son, por naturaleza, cazadoras solitarias y no es muy frecuente verlas con otras de su especie. Son bellas y presentan una gran habilidad de resaltar ante otras especies, por lo que se han ganado la admiración de los hombres, además desde tiempos muy remotos, han sido incluidos en la mitología y la cultura de los distintos pueblos por todo el mundo.

Sin embargo, hubo épocas en las que las aves rapaces diurnas y nocturnas, eran eliminadas por gente que no sabía, lo que éstas señoriales criaturas valen. Hoy en día, todas las aves de presa son resguardas por la ley y las personas que causen algún daño a cualquiera de ellas o a sus nidos, son multadas y en casos graves, pueden ir a la cárcel.

Tipos de Aves Rapaces

La relevancia ecológica de las Aves Rapaces radica en que, al ser carnívoras, seleccionan con mucho cuidado a sus presas.

Las Aves Rapaces no se toman mucho trabajo para proveerse de su alimento, ellas seleccionan presas débiles y viejas, por ser más fáciles de atrapar; lo cual resulta favorable para las especies de conejos, liebres, ratones y demás animales, que les sirven de alimento. Al desaparecer los elementos más débiles, la población se va haciendo más fuerte. Es una relación de ganar-ganar.

De esta manera, se pone de manifiesto la actuación de la naturaleza, mientras que el ave rapaz saca provecho de una deliciosa comida y energías para cuidar a sus pichones y poner huevos; las presas logran salir de los miembros de su comunidad, que los ponen en peligro.

En el grupo de los falconiformes se incluyen todos los tipos de halcones del mundo, tales como: el halcón peregrino, el halcón gerifalte, el halcón cernícalo, el halcón aplomado, entre otros. Todos los halcones que se conocen y también los caracara quebrantahuesos. El grupo de los falconiformes está integrado por una familia, que se denomina falconidae. En esta familia se pueden contar hasta más de 60 especies diferentes.

Los falcónidos, como se menciona anteriormente, de la familia Falconidae, cuenta con más de 60 especies, como los halcones, cernícalos o alcotanes. Se diferencian de los Accipitriformes, porque además de las garras, utilizan el pico para ejecutar a sus presas, para lo que tienen un abultamiento duro en el pico superior, cerca de la comisura, conocida como diente de halcón.

Los accipitriformes, por su parte, son el remanente de las aves rapaces diurnas, que están formados por las familias: Cathartidae, Pandionidae, Accipitridae y Sagittaridae.

Del mismo modo que los falconiformes, las aves accipitriformes, menos la familia Cathartidae, son aves carnívoras, que cuentan con un sentido de la vista muy bien desarrollado y ambos órdenes poseen pico y garras fuertes y afilados; una diferencia de los accipitriformes es que ellos matan a sus presas con la fuerza de sus garras.

Otra de las características que también marca la diferencia entre éstos dos grandes órdenes, es que las accipitriformes son aves más grandes y un poco más lentas. De esta familia de Aves Rapaces, se pueden contar más de 259 especies de accipitriformes, en todo el mundo.

Lo que implica, aproximadamente 200 especies más que los falconiformes.

De éste grupo de accipitriformes, forman parte aves tan comunes como el águila real que se ve en el escudo de la bandera mexicana, el águila calva que es utilizada en el escudo de los Estados Unidos de América, el águila arpía que habita en las selvas y se alimenta de monos, el aguililla cola roja, ave majestuosa y muy común que puede ser observada en las comunidades y el águila pescadora que, viven cerca del mar y optan por poner sus nidos en postes de luz, entre otros. (Ver artículo de Mariposas)

Características 

Las Aves Rapaces tienen la particularidad de tener un pico arqueado y unas fuertes patas con uñas muy afiladas con las que logran cazar a sus presas. Las águilas y los búhos son las que más se conocen, pero hay muchas más, que alcanzan a unas 150 especies de nocturnas y 300 de diurnas.

Las Aves Rapaces nocturnas están listas para volar y cazar en la oscuridad. Sus enormes ojos con un gran número de células sensibles a la luz, les posibilita trasladarse por la selva y los praderas, tratando de encontrar buscando pequeños animales. Además de un oído muy desarrollado,con el cual pueden detectar con precisión los sonidos más imperceptibles.

Una vez ha localizada la presa, emprenden el vuelo de caza, que a diferencia de las rapaces diurnas es totalmente silencioso. Cuando se nombran las aves rapaces diurnas, se debe incluir a diferentes grupos tales como: águilas, halcones, buitres, milanos, azores.

Aves Rapaces nocturnas

El cuerpo de un ave rapaz diurna, es más fino que el de las nocturnas: el pico está más a la vista descubierto así como las garras y la cara no es tan redonda ni plana. Todas las Aves Rapaces poseen un sentido particularmente desarrollado para la caza, que es la vista. Así como de noche es fundamental oír, de día lo que es esencial es ver.

La resolución de la imagen es mucho mejor que la de los seres humanos y además pueden localizar a las presas en movimiento a grandes distancias. Si se hace una comparación entre la vista de las Aves Rapaces con la del hombre, podría decirse que ellas ven 8 veces mejor, lo equivaldría el mismo efecto que ver por medio de unos prismáticos de 8 aumentos.

Por lo general se denominan buitres a aquellas Aves Rapaces cuya alimentación es a base de animales muertos, es decir, que son necrófagas o Aves Carroñeras. En la Península Ibérica, existen 4 especies de aves carroñeras y la más abundante es el Buitre Común (Gyps fulvus).

Se caracterizan por su cuello largo y desplumado cubierto de plumón, necesario y más higiénico para el tipo de alimentación. Las medidas de esta especie son espectaculares: entre 240 y 280 cm. de envergadura y un peso aproximado de 8 kg.

Buitre Común

Por otro lado el grupo de las águilas se caracteriza, especialmente, por fuerza de sus garras y la habilidad en la caza.

Los ratoneros, también pertenecen a la familia de las águilas. Parecen unas águilas pequeñas y cuando están volando, se pueden confundir. La prominente ceja sobre los ojos, les da una expresión muy característica a algunas rapaces.

Por lo general, pasan horas posados en árboles o atalayas, contemplando el prado o el sotobosque, acechando algún conejo o ratón despistado.

El grupo de los halcones, no se parece en nada al de las águilas y buitres. Su tamaño es medio, presentan alas estrechas y se caracterizan por capturar las presas al aire. Su hábitat preferido es el campo abierto, en donde persiguen a las presas a gran velocidad. De hecho, el más rápido de todos es el Halcón Peregrino, que dicen que en picada supera los 300 km/h. Cuenta con un cuerpo robusto, aerodinámico y un rápido batir de alas, hacen posible alcanzar dicha velocidad.

Se diferencian de las Aves Rapaces nocturnas en que son muy nerviosos, es por ello que cuando son adiestrados para la caza, se les coloca la caperuza para que se mantengan más tranquilos.

Halcón Peregrino

Hábitat

El hábitat de las Aves Rapaces es practicamente cualquier lugar, bosques, cercanías de lagos, praderas, etc. sin embargo, los búhos no suelen vivir en sitios de climas de frío extremo, como por ejemplo la Antártida.

Hay especies que son características de áreas montañosas, especies de zonas esteparias o cerealistas (campiña) y aquellas que crecen en ecosistemas forestales. En este hábitat se refugian durante el día y salen a cazar de noche. El sitio más común para encontrar búhos son las zonas donde haya mucha vegetación y árboles. (Ver artículo de Abejorro)

Tipos 

Las aves rapaces siempre han llamado la atención del hombre. Actualmente hay muchos tipos de Aves Rapaces, que se distinguen por ser animales carnívoros muy poderosos, con gran habilidad para volar y una visión superior a otros tipos de aves.

Una clasificación básica de los tipos de Aves Rapaces, basados en sus costumbres, específicamente las que se relacionan con sus hábitos diurnos y las de costumbres nocturnas.

Las rapaces diurnas son cazadoras en horas del día como sucede con el águila imperial o el águila real. Las rapaces nocturnas son algunas especies que pertenecen al orden de los Estrigiformes, destacando el búho real o los populares autillos.

Diurnas

Aves Rapaces diurnas consisten en un tipo de aves divididas por diversos grupos dentro de la zoología, entre ellas podemos señalar: el secretario, los halcones y las águilas y milanos. Cuentan con una serie de características particulares, según el subgrupo al cual pertenecen.

Este tipo de aves son carnívoras, o por lo menos insectívoras; según cada una de las especies, su alimentación va desde grillos hasta monos. Por lo general todas ellas presentan un vuelo vigoroso, pues es en las Aves Rapaces diurnas donde se agrupan las aves que vuelan más alto y rápido.

Otras, aunque  la anatomía de sus alas no pareciera que se pueden adaptar para grandes travesías, llevan a cabo migraciones desde el centro del Asia hasta el centro y sur de África, en total miles de kilómetros en cada dirección.

Poseen la mandíbula superior del pico encorvada y grande, en muchas de las especies, es utilizada para descuartizar, en otras es utilizada específicamente para extraer el molusco del caracol. Los dedos terminan en largas y afiladas uñas o garras. En las patas tienen mucha presión que utilizan para atrapar y mantener la presa.

Secretario

El Pájaro Secretario, es un gran ave de rapiña que tiene relación con halcones y águilas. Esta ave de rapiña terrestre es constante verla en las praderas abiertas del África subsahariana. El Secretario Bird es popular por ser el símbolo destacado de Sudán y Sudáfrica y se le ve en el escudo de armas de las dos naciones.

A los pájaros secretarios se les denomina así, por sus crestas en forma de pluma en la parte de atrás de sus cabezas que se parecen a los funcionarios del siglo XVIII con plumas intercaladas en sus postizos. Sus zonas preferidas son las praderas abiertas, la estepa y las sabanas con puntos de árbol. Habitan en áreas donde la hierba es muy corta para poder ver a sus presas con mayor facilidad a medida que caminan.

Sus nidos los hacen en grandes en árboles de Acacia o árboles espinosos, con ramitas largas y planas y hierba, cuya longitud sea de 8 pies de ancho y 1 pie de profundidad.

El pájaro secretario se considera una Preocupación Menor, a pesar de que los jóvenes son indefensos en lo que a otras aves de rapiña, se refiere, cuando se les deja solos en nidos y el propio pájaro secretario está amenazado por la pérdida de hábitat y la deforestación. El Pájaro Secretario se convirtió en un ave protegida, en el año 1968 bajo la Convención de África de la Naturaleza y los Recursos Naturales.

Secretario

Águilas y milanos

En esta subfamilia se agrupan las águilas, los milanos y otras aves afines. Los pertenecientes a este grupo son aves carnívoras, cuya alimentación consiste primordialmente de otras aves, peces, reptiles, y mamíferos, que en algunos  casos son de tamaño regular. Algunas de estas águilas tienen un gran tamaño, por lo que se encuentra entre las aves de mayor peso capaces de volar.

Se caracterizan por ser migratorias, aunque también hay sedentarias entre ellas, así como también pueden ser solo un poco migratorias o sedentarias. Entre las que son migratorias, hay las que son capaces de volar miles de kilómetros de donde anidan a las zonas donde invernan, mientras que otras migran verticalmente, de mayor a menor altura.

A pesar de que no todas estas aves son migratorias, se movilizan según las lluvias u otros factores, por lo que llevan a cabo una vida nómada durante las temporadas que no son de anidación.

Milano real

Halcones

Los halcones son Aves Rapaces cuyas patas terminan en garras largas y fuertes. Su pico es ligeramente corto, grueso y con una curvatura hacia abajo. Las patas las usan para atrapar, algunas veces al vuelo y con la ayuda del pico, descuartizan a sus presas.

Otra característica que se destaca en los halcones son sus alas, las cuales son largas y finas en las puntas, en forma de hoz; la cola no es larga y la cabeza como incrustada en los hombros. Su plumaje, por lo general, es oscuro, de color gris pizarra en la parte superior, aunque se presenta pardo durante el primer año de vida y blanco veteado de negro en el pecho y la parte inferior. Un bigote negro le proporciona una apariencia arrogante.

Por lo general, los halcones, debido a que son rapaces diurnas, están más activos durante las horas del día, tienen la capacidad de volar con mucha fuerza y agilidad, aunque no todos pueden hacerlo. Una muesca curva es característica en la parte superior del pico.

Los Halcones son una especie que no tiene demasiadas exigencias en lo que se refiere al hábitat, pues se le puede encontrar en cualquier tipo de espacios abiertos con tal de que haya suficientes presas sean y hayan lugares adecuados para la nidificación.

La afinidad de los halcones con las águilas y milanos es bien cercana.

Nocturnas

Todas las aves rapaces nocturnas pertenecen a un mismo orden: Strigiformes. A pesar de su parecido visible, son muy distintas de las rapaces diurnas, debido a que, se originan en distintos grupos de aves y además, se diferencian en la utilización del tiempo, pues les es más favorable la noche para cazar, particularmente roedores, por medio de la técnica del acecho, la localización por el oído y el vuelo silencioso y corto.

Las rapaces nocturnas, a las que se les conoce vulgarmente como búhos, tiene características muy particulares que son las que marcan la diferencia con otras aves. Muchas de ellas están estrechamente relacionadas con su carácter carnívoro y nocturno.

Su pico, a pesar de que tienen forma de gancho, es corto y lo utilizan solo para quitarle la cabeza a las presas, que se tragan enteras o en grandes pedazos.

La visión la tienen muy desarrollada y capaz de adaptarse a condiciones de baja luminosidad.Por lo que tienen grandes ojos dotados de pupilas con una magnífica capacidad para dilatarse, lo cual permite que entre la mayor cantidad de luz en el ojo y una retina con gran cantidad de bastones, que son las células que les dan la capacidad de captar pequeñas cantidades de luz.

Aves Rapaces Nocturnas

La rotación de la cabeza, o la capacidad que tienen para girarla, es de 270 grados aproximadamente, lo que les ayuda a suplir la pérdida de campo de visión que tienen, debido a la posición de los ojos, ya que el hecho de que estos no son esféricos, no pueden girar dentro de las cuencas.

Estas aves son especialistas del camuflaje, por lo que para pasar inadvertidas durante el día, los búhos tienen variados colores en su plumaje, que son muy parecidos al medio en el que suelen vivir.

Algunas especies tienen también, unos copetes de plumas u orejas ubicados en la parte superior de la cabeza, que les sirven para romper su figura redondeada, haciéndoles parecer una rama tronchada. (Ver artículo de Grillos)

El Búho Real (Bubo bubo)

Es el de mayor tamaño de las Aves Rapaces nocturnas europeas, además de un depredador, que tiene la capacidad de comer una inmensa variedad de presas. Su comportamiento es tranquilo y solitario, se adapta a los más variados hábitats, aunque prefiere las zonas salvajes con abundantes pedregales, despeñaderos y cortados. El descenso de su presa principal, la cual es el conejo, los accidentes con cercas eléctricas, los atropellos y la caza ilegal son los principales problemas de conservación

El Búho Real tiene de 59 a 103 cm de largo y una envergadura de 138-170 cm. Su vuelo es vigoroso, con un aleteo bastante pronunciado. Se caracteriza por sus ojos anaranjados y sus orejas, que no son más que penachos de plumas largas que mantiene rectas cuando está en alerta y aplanadas cuando está relajado o ansioso.

Esta especie se encuentra sujeta a cambios locales que podrían estar relacionados con la disponibilidad de su presa principal, el conejo, la cual merma por enfermedades como la mixomatosis, la hemorragia vírica y la gestión cinegética inadecuada. Ocupa una gran variedad de hábitats, como son áreas semidesérticas sin árboles, como los amplios bosques donde actúa como una rapaz forestal, pero se inclina preferiblemente por los cortados y las zonas de matorral.

Búho real

Búho Chico (Asio otus)

Esta especie es la más silenciosa y solitaria de búhos, así como también es uno de los menos conocidos. Sus hábitos son específicamente nocturnos, además de forestales, se trata de una especie que está muy bien distribuida por España, aunque con desiguales densidades.  En la época de invierno llega una gran cantidad de aves que provienen de altas latitudes del continente europeo que, olvidando su carácter por lo general, huraño y solitario, se agrupan en concurridos dormideros.

Esta especie, que solo llega a medir, la mitad de tamaño que el búho real, cuenta con una longitud de 31-37 cm y una envergadura de 86-98 cm.  Tiene largas orejas que se pueden ver durante el cortejo, o en situaciones de temor o en postura erguida de camuflaje, pero llegan a ser completamente invisibles en vuelo o cuando está relajado.

Se le encuentra en zonas forestales arboladas, o muy cercanas a ellas, con áreas abiertas donde va a cazar, también en gran diversidad de hábitats, inclusive en núcleos urbanos donde se les ve generalmente, en algunos casos. En algunas zonas su presencia parece estar bastante relacionada con la de la urraca, ya que usan sus nidos abandonados para habitarlos él .

Su alimentación es a base de roedores, principalmente. Se agrupa durante las estaciones de otoño e invierno en dormideros más o menos numerosos; esta situación, unida a la de la escasa distancia a la que emprende el vuelo lo hace muy sensible a la caza ilegal.

Búho Chico

Autillo (Otus scops)

Se trata de la más pequeña de las Aves Rapaces nocturnas, la cual es disimulada y por lo general silenciosa, que en la mayoría de los casos, pasa desapercibida, debido a su plumaje camuflado, sin embargo, es fácil de localizar, porque tiene un canto muy particular. Su alimentación es a base de insectos, el autillo europeo es muy sensible a los cambios bruscos del hábitat y al empleo de insecticidas.

Entre sus características físicas, el autillo también tiene orejas, que apenas se le notan cuando está relajado, pero muy visibles, cuando está en alerta o en posición de camuflaje. Como se menciona anteriormente, es la más pequeña de las Aves Rapaces nocturnas, con una longitud de 19-21 cm y una envergadura de 47-54.

No le gustan los bosques densos, a pesar de que escoge áreas boscosas tales como alcornocales, dehesas, cultivos de frutales o pinares y robledales abiertos, pero llega a las máximas densidades de población en áreas agrícolas con setos y árboles intercalados, en los sotos, en áreas de matorral e incluso en parques de pueblos y ciudades.

Como se dijo anteriormente, no le gustan los cambios en su hábitat, por lo que cambios en el paisaje, en los campos de cultivo y el uso de plaguicidas, puede llegar a ser un problema para su conservación.

Búho Autillo

Mochuelo Común (Athene noctua)

Se trata de un ave que vive en gran parte de las zonas templadas y más cálidas de Europa, Asia al este hasta Corea y el norte de África. Fue llevado a Gran Bretaña a finales del siglo XIX y en la Isla Sur de Nueva Zelanda a principios del siglo XX.

El mochuelo es un ave rapaz pequeña, con cabeza grande y redondeada, patas largas y cola corta. Por lo general, adopta una postura de acecho, cuando se asusta, mueve la cabeza alterado. Mide unos 23-27,5 cm de largo.

Este búho, pertenece a la familia típica o verdadera de los búhos, Strigidae, que es en la que se encuentra la mayor cantidad de las especies de búhos, siendo el otro grupo el de los búhos de establo, Tytonidae. Es una especie pequeña, de color críptico, es decir, no muy definido, es preferiblemente nocturna y se le puede ver en una diversidad de hábitats, tales como granjas, bordes de bosques, estepas y semidesiertos.

Su alimentación es a base de insectos, lombrices de tierra, otros invertebrados y pequeños vertebrados. Los machos marcan sus territorios, a los que defienden contra los intrusos. Este búho coloca su nido en cavidades y una nidada de unos cuatro huevos que pone en primavera.

La hembra incuba los huevos, mientras el macho lleva el alimento al nido, en primer lugar, alimenta a la hembra y después lleva para las crías recién eclosionadas. Luego que las crías crecen, los dos padres cazan y les llevan comida, y los polluelos dejan el nido después de las siete semanas de edad.

Debido a que son una especie común, con un extenso rango de distribución y una gran población total, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha señalado que su estado de conservación no presenta peligro para su conservación.

Mochuelo Común

Cárabo (Strix aluco)

Se trata de una especie, de tamaño mediano, que solo llegan a ser entre 37-43 cm de longitud, su figura es bien compacta con alas anchas y redondeadas y la cabeza grande, también redondeada. No tiene cejas, y sus ojos son negros.

Hay gran cantidad de estas aves en las zonas boscosas y en zonas suburbanas y agrícolas con arbolado, tomando como hábitat preferido, los grandes árboles viejos que tienen huecos, en los cuales colocan sus nidos. Su alimentación se basa en pequeños roedores e insectos que atrapa en el suelo avista desde el lugar elevado escogido para la observación. Cuando los búhos jóvenes dejan el nido ya son muy agresivos, incluso puede atacar.

De hábitos comunes, además se adapta con mucha facilidad a la hora de instalarse y de encontrar su alimento, este fornido búho es una de las pocas clase de Aves Rapaces que no se ven muy afectadas por los frecuentes cambios que ocasiona el hombre en el medio ambiente.

Hasta los momentos, no se tiene conocimiento de que haya amenazas como tal, para sus poblaciones, aunque si se puede mencionar de amenazas locales, dado a la desaparición de áreas frondosas y árboles, las cuales, al desaparecer, también desaparecen los huecos de los árboles.

Cárabo

Lechuza Común (Tyto alba)

La lechuza común tiene una altura entre 25 – 40 cm y cuando llegan a la edad adulta, pueden tener una medida de hasta 110 cm de longitud. Sin embargo, la medida del ala puede ser diferente entre una lechuza y otra, presentándolas más cortas o más largas. Los adultos tienen un peso promedio, de 350 g y no hay un diferencias sexuales entre sexos.

Es reconocida por la particular forma de corazón de su cara y sus partes ventrales blancas, aunque puede ser diferente en las subespecies. En el tarso, o parte del pie, tiene plumas así como sus dedos también están cubiertos por unas plumas grisáceas.

Esta dotada de una gran visión nocturna, debido a sus grandes ojos, además de una audición muy concreta, debido a que sus orejas están ubicadas una más alta que la otra. Tiene la capacidad de utilizar una para escuchar los sonidos que surgen del suelo y la otra para escuchar los sonidos que vienen del aire.

Su vuelo es tembloroso y en silencioso debido a que sus alas poseen estrías muy pequeñas en los bordes y un flequillo peludo que no deja pasar el flujo del aire. Su sitio ideal para cazar es a lo largo de los bordes de los bosques o en franjas de hierba áspera adyacentes a los pastos.

Lechuza Común

Lechuza Campestre (Asio flammeus)

Esta especie, a la que se le conoce también como búho campestre, los cuales son invernante irregular cuyo número de especies depende de la disponibilidad de alimento.

Es un ave de tamaño mediano con alas muy largas, estrechas y bastante puntiagudas. Su cabeza es comparativamente pequeña y sus orejas son muy pequeñas, tanto que no se ven. Sus hábitats son terrenos pantanosos, carrizales y salinas, aunque también se les puede ver en campos, prados, brezales, playas y dunas. Anida en depresiones del suelo. Es parcialmente diurna y se alimenta principalmente de roedores.

El búho campestre, se diferencia de otros miembros de su familia, porque acostumbra pasearse durante el día, sobre pantanos, terrenos baldíos, matas de junco y pastizales, buscando a los pequeños vertebrados de los que se alimenta.

De carácter viajero y nómada, las poblaciones reproductoras de este búho de los espacios abiertos han experimentado un considerable incremento en nuestro territorio, como resultado, sobre todo, del vertiginoso crecimiento de la población del topillo campesino (Microtus arvalis). (Ver artículo de Escarabajos)

Lechuza Campestre

Diferencias entre Aves Rapaces y carroñeras

Como se ha mencionado anteriormente, las Aves Rapaces son aves que cazan presas, para su alimentación, empleando su pico y sus garras afiladas, mientras que las Aves Carroñeras, son aquellas especies cuya alimentación se basa en la carroña, la cual consiste en la carne de un animal muerto y que ya ha entrado en el proceso de la descomposición.

Las principales diferencias entre rapaces y carroñeras son:

Las Aves Rapaces cuentan con garras cuyas uñas son encorvadas. Sus patas presentan unos músculos muy desarrollados. Solo tienen cuatro dedos, los cuales son del mismo largo y se están en un mismo plano,  con forma pinza. La cabeza y cuello con plumas. El pico tiene forma de ganzúa. Su visión es binocular, lo que significa que poseen ojos hacia delante que le sirven para calcular la distancia para capturar a su presa.

Las Aves Rapaces controlan las comunidades de las especies, que le sirven de alimento, lo que ocasiona que se evite su crecimiento desmedido

Ave Rapaz

Mientras que las Aves carroñeras tienen sus patas con músculos poco desarrollados. Las uñas son cortas con puntas redondeadas. El dedo de atrás está atrofiado y por encima de los restantes, lo cual evita que se una con los dedos de adelante, muy similar al de las gallinas. La cabeza y el cuello no tienen plumas, lo que hace más fácil su limpieza, después de haberse alimentado con el animal en descomposición. Su pico es largo con bordes cortantes. Sus ojos están hacia los costados, lo que les da una gran amplitud visual para visualizar con mayor facilidad los cadáveres.

Las Aves carroñeras contribuyen a evitar que se formen focos infecciosos, estimulando la descomposición de animales muertos en el ambiente.

(Visited 28 times, 3 visits today)
Categorías Aves

Deja un comentario