Búhos: características, hábitat, tipos y mucho más.

Los Búhos son aves rapaces nocturnas, también conocidas como aves de presa, llamadas así, porque son aves que cazan las presas que le sirven de alimento, con su pico y sus garras afiladas. Los búhos forman parte de la familia de los Strigidae y tienen la particularidad de que pasan toda la noche despiertas, por lo que se le cataloga como un animal nocturno.

¿Quieres conocer la relación entre el pájaro jilguero y la pandemia de corona virus que estamos viviendo actualmente? HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL ARTICULO

BúhosLos búhos, pueden confundirse con las lechuzas que a pesar de pertenecer a la misma familia, tienen una ligera diferencia entre ellas: los búhos presentan unas plumas en su cabeza que se asemejan a unas orejas.

Características de los Búhos

Se piensa que los búhos son las aves que poseen más inteligencia de todas. Estos son nocturnos, lo que significa que sus actividades de caza, entre otras, las realizan de noche, por lo que, es poco común, que se pueda observar un búho de día.

A continuación, las características más sobresalientes de los búhos:

  • Los búhos no pueden mover sus ojos, por lo que siempre están viendo hacia adelante, sin embargo, tienen una característica muy particular y es la de poder girar la cabeza 270º.
  • Otra característica única de los búhos, es que cada macho escoge una sola pareja por período, de hecho, hay algunas especies de búhos que realizan su apareamiento con la misma pareja toda su vida.
  • La visión de los búhos se adapta muy bien a la oscuridad, para lo que están dotados de 3 párpados diferentes.
  • También se considera como un ave muy ágil; la características de sus alas, además de ser grandes, tienen la capacidad de agitarlas para volar en completo silencio, sin ser detectados por otros animales o seres humanos del entorno.
  • Tienen garras afiladas y largas con las que atrapan la presa.
  • Su sentido auditivo es en extremo desarrollado.
  • Su pico a pesar de ser corto, les sirve para defenderse de sus depredadores, además de dominar y quitarle la cabeza a las presas, que se tragan enteras o en grandes pedazos.

  • Las hembras suelen ser de un tamaño un poco más grande, por lo menos un 25%más que el tamaño de los machos pudiendo variar entre el tamaño de un gorrión y un águila pequeña.
  • Se aparean durante la primavera. Al igual que todas las aves, los búhos son ovíparos, lo que significa que ponen huevos. Cada hembra suele poner entre 2 y 3 huevos. Para el momento de apareamiento, los machos son los que hacen el llamado, por lo que las hembras vuelan hasta el lugar en donde están los machos para el apareamiento.
  • Cuando los huevos eclosionan, ambos padres cuidan los polluelos, pero durante el período de incubación, es la hembra la que está en el nido, mientras el macho busca el alimento. Por lo general, estas aves no hacen sus propios nidos, sino que se meten en los nidos, que ya han sido dejados por otras aves.
  • Los búhos poseen varios tipos de plumas, entre las cuales se distinguen las más suaves, que por ser muy sensibles, les sirven para sentir mejor todo lo que ocurre a su alrededor. El búho cambia sus plumas cada año pero sus habilidades permanecen debido a que el proceso de la muda de las plumas es gradual, pues se realiza por secciones, lo que hace que dure unos 3 meses para que se complete el cambio total.
  • A pesar de que el búho no es un ave en peligro de extinción, dado que su hábitat natural son los árboles, la tala desconsiderada de estos, hace que se ponga en peligro la especie, debido a que se ven obligadas a emigrar hacia otros sitios debido a la destrucción del hábitat natural. (Ver artículo de Aves)

¿Qué comen?

Los búhos son grandes y poderosos cazadores y por lo general, la mayoría de las veces, tienen éxito al atrapar sus presas. Se alimentan sólo de animales vivos, por lo que no toman en cuenta cualquier resto que otro animal haya dejado después de alimentarse. Le satisface más el hecho de obtener la presa y matarla, que el mismo hecho de consumirla.

Como ya se ha mencionado, los búhos poseen una visión extraordinaria, lo que les ayuda en gran medida a facilitarles el encontrar presas. Tienen la capacidad de lanzarse sobre estas con mucha rapidez, con el factor sorpresa de su lado. Poseen unas garras sumamente agudas con las que atrapan a sus presas.

La alimentación de los búhos varía según el lugar donde viven. Son animales muy variables y tomarán una comida cuando pueden, sin ser demasiado exigentes. Como resultado, parece que son capaces de hacerlo muy bien en  una gran diversidad de lugares. Las estaciones del año pueden dificultar en alguna medida, poder acceder a varias fuentes de alimentación también.

Por lo general su alimentación se basa en grandes cantidades de distintos tipos de invertebrados tales como: arañas, insectos, caracoles, cangrejos y gusanos de tierra. También les gusta comer peces, reptiles, pequeños anfibios, varias clases de mamíferos pequeños y hasta otras aves.

Otros que conforman la base de la alimentación de los búhos, son los roedores, como las ratas y los ratones, así como los conejos, los cuales son, por lo general, abundantes en muchas de las zonas en donde viven los búhos. No obstante, los roedores son menos fáciles de encontrar en las temporadas frías, debido a que suelen enterrarse bajo tierra para mantener el calor.

Por tal motivo, en las estaciones de frío, los búhos tienen que basar su alimentación en otro tipo de alimento para sobrevivir.

Los búhos tienen la capacidad de ser pacientes a la hora de cazar. Se paran encima de los árboles y cornisas, para observar por debajo a su presa. La combinación de audición y la visión aguda les ayuda a captar los movimientos, aún, cuando está completamente a oscuras ea su alrededor. Por lo que el búho volará y atrapará la presa en una fracción de segundo.

Debido a la fuerza de sus garras, logran inmovilizar la presa y por lo general no ponen mucha resistencia, después de atraparlas el búho volará a otro lugar para comérsela. Pueden también atrapar la presa e inmediatamente, pasarla a su pico y comérsela, enseguida después de la captura. Este por supuesto va a depender de la especie de búho, así como el tipo de presa que haya capturado.

En lo que se refiere a la cantidad de alimentos que un búho necesita consumir cada día, va a variar según la especie y el tamaño, así como también del tamaño de la presa. Por lo general, capturan presas grandes, por lo que no es necesario tener que cazar más, aunque si les pasa una presa pequeña por delante, la tomarán para no correr riesgo de privarse de ningún alimento en absoluto.

No mastican, simplemente devoran, cuando se trata de presas pequeñas, pero cuando son más grandes, hacen uso  del pico para descuartizarlas en pedazos que sean más fáciles de consumir; los búhos no tienen un buche, como otras aves, por lo que, todo se va a ser consumido al instante.

Los búhos después de haberse alimentado, regurgitan bolitas,compuestas por una serie de elementos que su cuerpo no es capaz de digerir, tales como los huesos triturados de sus presas, piel y plumas. Este proceso se lleva por los menos 10 horas después de comer para que se formen las bolita y puedan ser regurgitados por el búho.

Esas bolitas deben ser expulsadas del cuerpo antes de que toque el momento de volver a consumir más presas. Los hábitos alimenticios de las diferentes especies de búhos en distintas zonas, han sido estudiados con mucha atención, por medio de la exploración de los contenidos de estas bolitas o gránulos.

Alimentación de los búhos

¿Todos los búhos son nocturnos?

Para citar algunas aves nocturnas, tenemos a las lechuzas y los búhos, pero también están las chotacabras, tapacaminos y lechuzas poceras, las cuales son unas especies adaptadas a ambientes con poca o sin luz totalmente. A pesar de que los búhos no ven los colores, tienen mucho más células fotorreceptoras que los seres humano y su visión estereoscópica, es la que les capacita para cazar a sus presas con una precisión impresionante.

El búho es una especie cuyas rutinas y comportamientos son totalmente nocturnos y su grito, parecido a un “jujujuuu” estremece el silencio de la noche, poniendo en evidencia su presencia.

Por otro lado, las plumas que posee alrededor del rostro, cumplen con la función de antena parabólica y le ayudan para captar los sonidos del entorno, entre ellos el de las presas. Su oído, como ya se ha mencionado, es excepcionalmente fino, cada uno está ubicado en una posición distinta, lo que le ayuda a ubicar a sus presas con mayor facilidad.

Su pico es grueso y en forma de gancho, el cual utiliza para romper la piel de sus presas, pero lo más particular que poseen los búhos, es sin duda su habilidad de rotar sus cabezas, lo que es posible porque poseen 14 vértebras en su cuello. Las patas tienen 4 dedos con garras excepcionalmente fuertes y poderosas. Como algunos seres humanos, los búhos se emparejan de por vida, al punto que pueden llegar hasta 40 años.

Hábitat del búho

Los búhos son bien conocidos por ser aves muy volubles en lo que se refiere a su hábitat. Estas aves pueden vivir en una gran diversidad de lugares y algunos de esos lugares pueden llegar a asombrar. El lugar más utilizado por los búhos, son las zonas boscosas.

Encuentran un lugar el cual marcan como su propio territorio, el cual utilizan para esconderse durante el día de sus depredadores y poder llegar a tener a su alcance a una cantidad de distintas fuentes de alimento debido a las otras criaturas vivientes en el bosque.

También hay especies de búhos que pueden llegar a vivir en selvas tropicales. Se desenvuelven muy bien con la humedad y la lluvia. Tienen la habilidad de encontrar buenos lugares para vivir que las resguarden de su entorno, aunque, en estos lugares parece que se les presenta el problema de que hay más depredadores de los que esconderse.

Aunque se pensaba que tan solo pueden vivir en los árboles, a los búhos también se les puede encontrar en matorrales, en troncos, matorrales, cuevas, casas abandonadas, pastizales y las praderas abiertas y cualquier otro lugar en el que además de sentirse cómodos, también puedan sentirse a salvo y poder encontrar los elementos necesarios para su alimentación, que los ayudará a sobrevivir.

Si tienen la oportunidad de seleccionar el lugar en el que van a vivir, será uno que haya analizado con detalle, donde pueda tener acceso a una gran variedad de sus presas favoritas. Por lo general, prefiere el conejo, pero si le falta este animal, lo sustituye con facilidad por cualquier otro. El búho, prefiere vivir en zonas que sean tranquilas en las cuales no haya población, es decir, que no les gusta vivir en áreas pobladas por el hombre, debido a que. el hombre, de una manera u otra, termina por estropear o eliminar  su hábitat natural.

Se ha pensado equivocadamente, que a los búhos les gusta vivir en lugares altos, porque siempre están en lugares altos, cuando están en la búsqueda de su presa, cuando que la realidad es que dejan su sitio de anidación para encontrar a sus presas, en lugar de hacerlo en el lugar que habitan.

Los búhos emplean cualquier sitio que presente un hueco o abertura en un árbol para vivir, también usan los nidos que otras aves han abandonado, pero jamás hacen sus propios nidos a partir de cero.

Lo que pone en peligro el futuro de muchas especies de búhos, está relacionado con el hecho de que en algún momento, pueden llegar a perder gran parte de su hábitat para sobrevivir. Aún cuando se sabe que la mayoría de los búhos han mostrado ser capaces de adaptarse a cualquier hábitat, tienen un límite a lo que pueden hacer. Por lo general, son animales solitarios y muy territoriales y no son dados a compartir sus espacios con otros.

Tienen necesidad de una gran cantidad de alimento para subsistir y esto es otro problema también. En cualquier hábitat la carencia de alimentos, debido a los seres humanos que modifican el medio ambiente, puede llevarlos a la muerte. La mayoría de las especies de búhos no llegan a tener una adecuada reproducción y mucho menos elevadas, cuando sus necesidades básicas no se satisfacen, lo que trae como consecuencia, que se haya hecho esfuerzos de conservación para resguardar el hábitat natural de los búhos.

Una forma que el hombre ha inventado para ayudar a los búhos con su hábitat es, por medio de la creación de cajas nido. Éstas se hacen de una manera que llama la atención de los búhos y en donde experimenten la misma seguridad, por ejemplo, en zonas donde los árboles, en los que los búhos habitan normalmente, están siendo cortados, estas cajas nido se colocan, de esa manera las lechuzas no tienen que sentir que deben que irse de la zona con el fin de sobrevivir.

Aunque las cajas nicho no solucionan el problema, es un adelanto que se admita que los búhos tienen necesidad de ser protegidos. También contribuye a impedir que el número de búhos en la naturaleza de una caída. Hay un estudio sobre el hábitat del búho y cómo pueden ser protegidos.

Tipos de búhos

La mayoría de las personas piensan que los búhos, pertenecen todos a una misma categoría, pero lo cierto es que hay una gran cantidad de especies con diferencias entre ellos. Se Diferencian en medidas y tonalidades a pesar de que la anatomía general de los búhos es muy parecida. Existen más de 20 especies que se conocen de búhos, sin embargo, los estudiosos de estas aves, están seguros que se van a encontrar aún más de ellos.

A continuación una breve información de alguna de estas especies:

Búho cornudo

El búho cornudo denominado así, porque sus orejas son tan grandes que parecen cuernos, estas se encuentra ubicadas, más cerca del centro de la cabeza y más hacia la parte externa, comparada con otras especies de búhos.

Son de color gris oscuro, con algo de marrón oscuro. Presentan zonas de color blanco regadas por todo el cuerpo y a lo largo de la parte frontal.

Búho Cornudo

Búho Nival

Cuando se dice que el búho Nival tiene aspecto único, quiere decir que esta especie no se puede confundir con ninguna otra.

Es el único búho cuyo color es todo blanco, aunque presenta manchas en el cuerpo de color gris oscuro o negro, el tamaño de las manchas, así como el diseño de estas, pueden ser muy distintos para cada individuo.

Las hembras por lo general se ven con más manchas y en un color distinto a los machos.

Búho Nival

Cárabo norteamericano

Una de las particularidades que destacan esta especie es que dan la impresión de no tener oídos. Estos no se pueden ver desde la parte superior de su cabeza, como con otras especies de búhos. Son de color marrón y tonos de gris. También presentan unas rayas verticales de color blanco en toda la zona del pecho.

Miden casi unas 24 pulgadas de alto y presentan una envergadura de unos 50 pulgadas. Sus ojos son de color marrón, lo que es muy peculiar, debido a que casi todas las especies de búhos tienen ojos amarillos.

Carabo norteamericano

Cárabo lapón

El cárabo lapón o como se le conoce también, búho gris, es llamado así, debido a los tonos de luz y oscuridad de color gris en su cuerpo.

Posee una cola mucho más larga que el resto de las especies de búhos que hay, también tiene una de las más grandes cabezas.

En su cara, pareciera que tiene un bigote blanco y una corbata de lazo negro. También presenta áreas de color blanco en las zonas que están a cada lado de los ojos.

Carabo lapón

Cárabo común

El cárabo común es de mediano tamaño y apariencia redonda. Posee una gran cabeza con ojos hundidos. Su color es un marrón oxidado que tiene sombras claras y también sombras oscuras. Cuando se alcanza a observar, por un instante se hace la relación con un trozo de madera debido a la coloración del mismo, esto es forma parte de su camuflaje general, que les permite mezclarse fácilmente en su entorno.

Estos búhos tienen unas medidas de 17 pulgadas cuando están bien desarrollados, con una envergadura de alas de unas 40 pulgadas. Las hembras suelen ser de mayor tamaño que los machos. Su cara es redonda y poseen pequeñas orejas en la parte superior. Sus alas son redondeadas en las puntas, un diseño que es distinto de otras especies de búhos.

Cárabo común

Mochuelo de madriguera

El búho de madriguera o como se le conoce mochuelo de madriguera tiene las patas de tamaño mucho más largo que las pata de cualquier otra especie de búho.

Es una pequeña especie de búho con una cabeza grande y de la misma forma que al Carabo lapón, no se le ven las orejas.

Estos búhos son de color marrón, con manchas redondeadas blancas dispersas a lo largo de la parte del vientre. Sus mediadas son de altura unas 9 pulgadas y el peso es menos de una libra.

Mochuelo de madriguera

Mochuelo duende

Uno de los búhos más pequeño que se encuentra en América del Norte es el mochuelo duende. Sus medidas son sólo unas seis pulgadas de alto cuando ya se ha desarrollado por completo. La envergadura de alas de este pequeño búho es de casi 14 pulgadas de ancho.

Las plumas en el mochuelo duende, son gruesas, lo que le hace ver hinchado. Por lo general son de color marrón claro, con manchas más oscuras y marcas de color café en la parte del vientre.

El mochuelo duende también presenta unas manchas blancas por encima de las cejas, las cuales le aportan una apariencia única, junto con los ojos color amarillo que tiene. La cabeza es redonda y tampoco se le ven las orejas. Su vientre es de una coloración entre verde y amarillo, por lo que su apariencia general es muy singular.

Mochuelo Duende

Búho chico

El Búho chico o como se le denomina también búho espigado largo es el que, sin lugar a dudas, posee las orejas más sobresalientes de todas las especies de búho y de ahí precisamente, proviene su nombre .

Son de apariencia más esbelta en comparación con las tantas otras especies de búhos que hay, aunque miden solo unos 16 centímetros de altura, cuando están bien desarrollados. La envergadura de sus alas, puede cubrir cerca de 40 pulgadas.

Son de coloración marrón, con alguno visos de color naranja también, tienen manchas de color gris y blanco en el área del pecho. El diseño de colores, realmente, puede variar, según  la ubicación donde los búhos habitan. Son propensos a tratar de mezclarse muy bien con su entorno.

Búho chico

Búho campestre

Búho campestre o como se le conoce también búho chico corto no tiene las orejas muy largas, aunque, puede escuchar perfectamente.

Son búhos pequeños, cuyas medidas alcanzan a unas 13 o 17 pulgadas de altura, cuando están bien desarrollados. Las hembras son unas pocas pulgadas más altas que los machos. Su color es de tonos de grises a tonos de marrón.

Esta especie de búho está extendida en todas partes del mundo, con la excepción de Australia. A estos búhos les gusta habitar las áreas más húmedas, por lo que, por lo general, se les ve habitando en los pantanos.

Búho campestre

Búho manchado del norte

El búho manchado del norte es uno de las especies de búhos que son dignos de admirar. Su plumaje presenta una variedad de tonos de luz y de color marrón oscuro, que se entrelazan con zonas de blanco y crema, para una apariencia general que resulta hermosa a la vista.

También presenta manchas blancas que rodean los ojos que le hacen ver muy diferente. Sus ojos son grandes, son de  un color marrón y no amarillo, como los tienen otras especies de búhos. Este es el mayor tipo de búho que fue hallado en América del Norte. Sus medidas son de 18 pulgadas de altura con una envergadura cercana a las 48 pulgadas.

Búho manchado del norte

Búho enmascarado

El búho enmascarado tiene un aspecto muy particular, debido a que como su nombre lo señala, esta especie de búho pareciera que tiene una máscara blanca en la cara, lo que aporta una forma fácil de reconocerlos. En el resto del cuerpo tiene plumas de color marrón claro, marrón oscuro y negro. También pueden presentar zonas de color gris en su plumaje.

Las hembras, por su parte, suelen tener una coloración más oscura que los machos. También su tamaño suele ser más grandes. Se considera una de las especies más grandes de búhos en toda Australia.

Búho enmascarado

Búho lechoso

El búho lechoso o búho Verreaux es una de las especies más grandes de búhos en el mundo. De hecho, está posicionado como número tres entre los búhos más grandes, con sólo el búho real y el búho pescador delante. Miden aproximadamente 30 pulgadas de largo en la edad adulta y su envergadura de las alas puede ser más de 6 pies y medio. Generalmente pesan alrededor de 7 libras.

Cuentan con varios tonos de marrón, con colores más oscuros hacia los extremos de las plumas. La zona del pecho y parte de la cara son de un color blanco cremoso, que combina muy bien con los tonos marrones. Tienen una característica distintiva de párpados rosa que ninguna otra especie de búho tiene.

Búho lechoso

Búho real

El búho real está considerado como el búho más grande y poderoso de Europa, mide 27 pulgadas de largo. Cuenta con un gran pico y garras enormes, pero lo que lo hace más particular, es el color naranja de sus ojos. Tiene penachos que sobresalen en sus oídos, que se suben o se bajan según su estado de ánimo.

El color de su plumaje es, particularmente moteado, pero con marcadas rayas en el pecho.

Es común encontrarlo a través Europa desde Rusia hacia el Pacífico, al sur de Irán, Pakistán a través de China y Corea. El búho real tiene muchos diferentes hábitats, desde bosques de pino hasta cálidos desiertos.

Búho real

Lechuzas

La lechuza es un tipo de búho, pequeña, con un tamaño, que no es mayor de 10 pulgadas de altura. Aunque, tienen una envergadura de alas de aproximadamente 24 pulgadas. Por lo general, se confunde con otros tipos de búhos, porque tienen un color rojo en una etapa de su vida y luego gris en otro. No se sabe por qué pasa esto, pero se tiene la idea de que está relacionado con su entorno.

Estos búhos poseen plumas en sus garras, que les sirve para mantener el calor. También tienen plumas muy gruesas en su cuerpo, que hacen un total de 70 plumas por pulgada cuadrada. Hay 21 especies distintas de lechuzas en el mundo, por lo que la apariencia general y el tamaño de las mismas, pueden variar según la categoría en la que caigan.

Lechuza

Especies Extintas de búhos

Hay diversas especies conocidas de búhos que ya no existen sobre la tierra, esto quiere decir que se han extinguido y que nunca volverán a estar sobre la Tierra. Todos ellos tienen una característica en común, su extinción fue debido a que su ambiente natural varió de tal manera que no fueron capaces de evolucionar y desarrollarse.

  • El búho risa fue un búho que se originó en Nueva Zelanda, se reconocieron en 1840, pero se cree que se extinguieron en 1845.
  • El búho rojo de madagascar fue reconocido en 1878 y se piensa que sus extinción se dio en 1993.
  • Aunque no se sabe mucho sobre el pequeño búho Rodríguez, los restos de huesos y restos de picos que se hallaron, lo reconocen como una especie separada de las demás lechuzas que se conocen.
  • La lechuza común de Mauricio fue encontrada por restos de huesos cerca de la zona de Port Louis. Se cree que su extinción muy pronto, en torno a la década de 1700. (Ver artículo de Aves Rapaces)

Pigmeo

El búho pigmeo del Norte es de color de plumas de color gris y su tamaño es realmente pequeño. en algunas ocasiones es confundido con una paloma debido a su color. También muestran algunos visos marrón y rojo, en los bordes de sus plumas, tienen el vientre blanco a lo largo.

Otra característica que destacar del búho pigmeo es que presenta dos manchas negras en la parte posterior del cuello, en forma de ojos, que son como un mecanismo de defensa que le sirve para disuadir a los depredadores, pues no pueden ver lo que piensan ojos mirándolos y por lo general se van.

También tiene una cola muy larga. y las hembras son un poco más grandes que los machos, pues llegan a medir 7 pulgadas, mientras que los machos cerca de 6 pulgadas. Los dos, macho y hembra, tienen una envergadura de alas de unas 15 pulgadas.

Búho pigmeo del norte

Los búhos pigmeos prefieren como hábitat principal, las zonas boscosas, especialmente en las cimas de los árboles, aunque a esta especie también se le ve en zonas de valles. No les gusta habitar zonas forestales profundas y tratarán de mantenerse en zonas forestales abiertas. También les gusta deambular por los humedales, es decir, zonas que se inundan con facilidad y frecuencia.

Hay una gran diversificación de búhos pigmeos del Norte, distribuida en la región de las Montañas Rocosas. Además de algunas regiones de América del Norte, Columbia Británica, y también se ven en algunas zonas de Alaska.

El comportamiento del búho pigmeo del Norte es generalmente muy reservado en la naturaleza. Tratan de pasar inadvertido tanto por los hombres como por otros animales. Es un hecho, que no se puede saber que hay alguno de estos búhos cerca a menos que los escuche en la noche.

Aunque esta es una especie pequeña de búho, es considerada una especie muy violenta en la naturaleza. Son más dados a atacar a los animales que se encuentran en su entorno y también llegan a atacar a los seres humanos cuando sienten que estos son una amenaza para ellos.

Para el momento de ataque, el búho abre sus alas de tal manera que da la impresión de que es de mayor tamaño de lo que realmente es.

Son búhos que les gusta hacer ruido por la noche, por lo que no es fácil ignorarlos. Los machos parecen ser más sonoros que las hembras, ya que son más territoriales en lo que se refiere a proteger su medio ambiente.

Esta especie de búho para su alimentación no emplea el factor sorpresa como hacen los otros, debido a que sus plumas hacen ruido que pueden alertar a la presa.

Por tal razón, procura ser el tipo de depredador que se sienta y espera, una característica de los búhos, la paciencia, por lo que pueden esperar todo tiempo que sea necesario, antes de que algo de comer se presente.

Son búhos muy robustos, así que pueden llegar a cazar presas que llegan a ser cerca de tres veces su propio tamaño. Utilizan sus poderosas garras para cogerla, atravesarla y  llevarla a un lugar reservado donde se la come.

La dieta del búho pigmeo del norte es a base de aves , pequeños reptiles, ratones y conejos.

La reproducción del búho pigmeo del norte es el único momento en el cual, estos búhos realmente se relacionan unos con otros es cuando se lleva a cabo el proceso del apareamiento.

Las llamadas son cada vez más fuertes y se dan con más frecuencia de lo normal. Cuando machos y hembras dan respuesta al llamado del uno al otro se emparejarán. Las hembras es posible que pongan los huevos entre los meses de abril y junio. El nido promedio es de 3 a 7 huevos.

Las hembras empollan los huevos por aproximadamente, unos 29 días antes de que comienzan a nacer a intervalos. Los polluelos crecen muy rápido y alcanzarán más de la mitad de su tamaño adulto en tan sólo las dos primeras semanas de vida. (Ver artículo de Aves Marinas)

Enano

Aunque ya no se ve como antes, es común encontrarlo a lo largo del río Colorado y en el sur de Texas, a pesar de que su hábitat ha sido destruido en muchos lugares del estado, aún se le puede encontrar en muchas partes del sur de Arizona.

El hábitat preferido por este tipo de búhos, son desiertos de saguaros y cañones arbolados. En su área de distribución en los Estados Unidos, puede ocupar cualquier hábitat de llanura que tenga cuevas ideales para el refugio y la nidificación.

Es muy común en zonas áridas con saguaros altos o mezquites grandes y en los cañones de las laderas, principalmente cerca de sicomoros o robles de gran tamaño.

Las áreas que están muy cerca de la frontera con México, sirven como el principal lugar para vivir para el búho enano, la cual es, el búho más pequeño del mundo, pues su tamaño es muy parecido al del gorrión.

Se le puede observar, en las noches, cuando está por terminar la primavera, noches en las que la luna brilla, emite silbidos y chirridos, particularmente fuertes, si se toma en cuenta su tamaño, entre los árboles de cactus gigantes y en los cañones bajos.

El mochuelo de los saguaros se alimenta de insectos y otros animales que no tienen huesos, los cuales no es muy habitual verlos en climas fríos, por lo cual, búho emigra al sur hacia México en la época de invierno.

Búho Enano

Africano

El búho africano forma parte de Phylum Chordata, Clase Aves, Orden Strigiformes, Familia Strigidae, Género Bubo, Especie Bubo africanus.

Actualmente se sabe de la existencia de tres subespecies que son: Bubo africanus africanus, Bubo africanus milesi y Bubo africanus tanae, las cuales se diferencian entre sí, por caracteres morfológicos y de distribución, aunque algunos autores consideran válidas solo a las primeras dos. Su descripción se hace pública, por primera vez por Temminck en el año 1821.

Al búho africano es conocido en inglés como African eagle owl que significa: búho manchado o African spotted eagle owl que se traduce como búho manchado africano.

El búho africano manchado se localiza en el continente africano, en los países del sur desde Gabón, Congo, la República Democrática del Congo, Uganda, Kenya hasta Sudáfrica, también se le puede encontrar en la parte sur de la Península Arábiga, concretamente en los países Oman y Yemen.

El hábitat que prefiere este tipo de aves son los lugares cálidos, con poca densidad, con poca vegetación o arbustos muy pequeños, como en las zonas boscosas secas, sabanas, praderas, zonas rocosas y también en zonas desérticas, particularmente con un rango de altitud que oscila entre el nivel del mar y un poco más de 2000 metros.

Búho africano

El búho africano presenta características muy particulares como por ejemplo: un tamaño de casi 45 centímetros de largo, con un peso que oscila entre 480 y 850 gramos, presentan una envergadura que puede llegar hasta los 140 centímetros.

El Bubo africanus es de color marrón en las partes posteriores, con manchas más claras, lo que le da un aspecto de moteado, tienen también, un disco claro en la cara con una banda alrededor que es de color negro, la barbilla es blanca, la parte ventral del ave es blanquecina, pero en las partes superiores del pecho presentan bandas marrones.

Este búho tiene plumas hasta las patas y los dedos, como sucede en otras aves rapaces. PSu pico encorvado y corto de color negro y sus ojos son de color amarillo. A esta especie se le pueden ver las orejas que sobresalen. Tiene un par de patas con cuatro dedos, que se orientan. tres hacia adelante y uno hacia atrás, que terminan en potentes garras de color negro.

El búho africano manchado es un ave rapaz, que de la misma manera que otras rapaces, poseen caracteres morfológicos y anatómicos que le sirven para tener una vida nocturna, sus plumas remeras le aseguran un vuelo silencioso, además de tener una aguda visión binocular, a pesar de que tienen ojos fijos, se ayudan, para un mayor rango de visión, realizando movimientos con la cabeza.

Durante el día, permanecen en los árboles, en los acantilados y lugares rocosos o incluso en madrigueras de otros animales.

El búho africano emite distintos tipos de sonidos , los cuales será, según la situación y el estado de ánimo en los que se encuentre.

La duración de vida del Bubo africanus suele variar entre los 10 y 12 años de edad en estado salvaje, tiempo que se puede extender hasta más o menos unos 20 años cuando están en cautiverio.

La Alimentación del Bubo africanus es a base de artrópodos como escorpiones, cangrejos e insectos, mamíferos de menor tamaño, reptiles, anfibios, también de otras aves y tienen la capacidad de cazar tanto en el suelo como en el aire.

Cuando su entorno son ambientes urbanos y rurales, se ha observado que los búhos africanos prefieren comer roedores de los géneros Otomys y Mastomys, agregando como complemento otros mamíferos como musarañas del género Crocidura entre otras, murciélagos (como Scotophilus dingani), insectos particularmente del tipo coleópteros y algunas aves preferiblemente paseriformes.

En la reproducción  no se sabe muy bien cómo se lleva a cabo el cortejo, pero parece que el canto interviene, el macho y la hembra realizan cantos constantes, tanto el macho para reclamar territorio como los dos al mismo tiempo, durante la etapa de nidificación y se piensa que las uniones duran toda la vida.

El nido lo construyen en el suelo, en rocas, en huecos de los árboles o en lugares adecuados en las cercanías de los acantilados. En poblaciones urbanas pueden ser ubicados en las ventanas de los edificios, y es el lugar que escogen, lo pueden utilizar, varias veces por algunos años seguidos.

La hembra pone entre 2 a 4 huevos de color blanquecino de 50 mm de longitud por 40 de diámetro, los cuales son expulsados entre 1 a 4 días y a diferencia de otras especies de búhos, se ha descubierto que esto pasa en la época más seca del año. El período de incubación es generalmente de 30 días y lo hace la hembra, durante este tiempo el macho se encarga de la alimentación.

Las crías nacen ciegas y llegan a abrir los ojos después de 7 días, también presentan plumas de color blanco. Los polluelos tienen el iris del ojo de color amarillo grisáceo. Las crías dejan el nido entre los 28 y 42 días de nacidas y ya a partir de los 49 pueden volar. La madurez sexual logra alcanzarse después del año de edad.

Búhos en peligro de extinción

Actualmente hay algunas especies de búhos en peligro de extinción y que podrían no ser capaces de resistir por mucho tiempo. Esto se debe a que su hábitat natural está siendo destruida, además la caza y otros problemas como los virus, ocasionan que tengan una población inquietantemente baja.

Como consecuencia de esto, están luchando para poder subsistir en la naturaleza, pero no es muy tarde, para ayudar a estos búhos, puedan tener un mejor futuro.

No obstante, para que su extinción no se de, hay que determinar cuáles son los problemas que los están afectando, para así poder encontrar la solución y formar parte de ella, en vez de ser el problema.

Es muy común, que los seres humanos sólo veamos nuestras propias necesidades y deseos, sin tomar en cuenta los búhos y otros animales que se perjudican en el proceso.

El búho manchado del norte también está en la lista de especies en peligro de extinción y para el momento de su inclusión en dicha lista, ya tiene una población muy por debajo de otras especies de búhos, para comenzar. Estos búhos también están padeciendo la destrucción de su hábitat natural y cada vez es más complicado para ellos proveerse de alimento.

Al destruir su hábitat natural, los animales de los que, por lo general se alimentan, también han dejado de sentirse seguros y sus propias fuentes de alimento por lo que migran hacia otros lugares. Una nota curiosa sobre este punto es que hay una solicitud que desea eliminar al búho manchado del Norte de la lista de especies en peligro de extinción.

El motivo es que no se ha notado un descenso en la disminución de esta especie en los últimos años, pero aún así, muchos expertos aseguran que necesitan seguir siendo protegidos. De no ser así, esta especie corre el peligro de ser asesinados, por lo que sería muy difícil para esta especie de búho incrementar su población.

La lechuza común está en la lista de animales en peligro de extinción, la carencia de un entorno restante, así como acceso a los alimentos la ha puesto en esa lista. Muchos granjeros utilizan la tierra donde los búhos encontraban su  comida también, lo que significa, que ya no pueden encontrar lo que acostumbraban comer en dichas zonas anteriormente.

Lechuza común

El búho de madriguera además de los problemas que se le presenta con gran cantidad de depredadores, también los tiene con su hábitat destruido.

Por lo general, el sitio en el que vivían se está agarrando para construir carreteras y casas. Aunado a los distintos tipos de plaguicidas que se usan para controlar las poblaciones de langostas, que también se ha sabido, son responsable de la muerte de muchos de los búhos de madriguera.

El búho nival también está en peligro debido al hecho de que estos búhos tienen dificultades para encontrar suficiente comida. Los cazadores furtivos los matan con el fin de ganar dinero con sus hermosas.

Búho de madriguera está clasificado como especie en riesgo desde 1978 en Canadá.

A pesar de todo lo que se ha logrado hacer para la conservación de las diferentes especies de búhos, el futuro es dudoso para algunas especies de lechuzas y búhos en peligro de extinción. Sin embargo, el hecho de que están en una lista, ya es un paso al frente hacia la búsqueda de su conservación. Hay ya varias iniciativas emprendidas para la conservación de estas especies  y muchas personas involucradas que aportan su tiempo y dinero para tratar de lograr una diferencia positiva.

Sin embargo ya hay varias especies de búhos extintas, por lo que no se quiere que haya más especies en esa lista, razón por la que es tan importante tener en cuenta las necesidades de todos los búhos.

Búhos en peligro de extinción

Diferencias entre búhos y lechuzas

Búhos y lechuzas han sido confundidos desde el principio de los tiempos. A pesar de que ambos tipos de aves forman parte de la misma familia, las diferencias entre ellas son bien evidentes. Para que pueda reconocer un búho y diferenciarlo de una lechuza, es necesario tomar en cuenta la diferencia entre ambas especies, a continuación algunas de esas diferencias:

El búho así como la lechuza son aves rapaces nocturnas y se parecen debido a que también pertenecen a la misma familia Strigiformes. Sin embargo, esta familia Strigiformes se subdivide al mismo tiempo en dos familias: los Strigidae, de la que forman parte los búhos y los Tytonidae, de la que forman parte las lechuzas.

Sin embargo, la diferencia entre búho y lechuza, que se hace más visible es su apariencia física: los búhos son grandes y vigoroso, tienen la cabeza redondeada y sus plumas son de color marrón y blanco moteado. Tienen copetes de plumas en la cabeza y sus ojos grandes y juntos. Su cola es de longitud media. Tanto machos como hembras, tienen un plumaje idéntico.

Búhos

Las lechuzas comunes son de un menor tamaño. Su cabeza tiene forma de corazón, el pecho es blanco y las alas les salen más abajo que a los búhos. Por lo general, son de un color blancuzco, que es una particularidad y por lo que también se les denomina lechuza blanca. Sus  patas son largas, redondeadas y cortas. Los machos por lo general tienen su coloración más clara que la de las hembras.

Otra diferencia que se pueden observar entre búho y lechuza es el vuelo: el búho vuela empleando ritmos de alas suaves y firmes y en ocasiones, realiza movimientos largos; la lechuza turna el aleteo corto y el largo.

Los búhos viven en grandes zonas boscosas, con árboles de hoja que se cae y perenne, y en las cercanías de donde haya agua, como arroyos y pantanos. Por otro lado las lechuzas, para vivir requieren de espacios grandes y abiertos Tales como pantanos, pastizales o campos de cultivos, donde pueden cazar. Sin contar que es extraño que se encuentren lejos de alguna forma hábitat humano.

La forma de comunicarse es otra característica que es diferente entre estas dos especies. Los búhos suelen realizar una serie de gritos clásicos y sonidos fuertes y alargado que se van desvaneciendo lentamente y es frecuente oír a dos o más búhos que se llaman entre sí. Las lechuzas también realizan unos ruidos particulares como gritos, pitidos, berridos, gritos y algunos gorjeos y graznidos. Se piensa que los sonidos cambian según la región que habitan.

Lechuzas

Tanto el búho como la lechuza se caracterizan por cazar en horas de la noche y su alimentación es a base de pequeños mamíferos, algunos reptiles y anfibios, insectos, aves pequeñas y,en algunos casos, peces. La diferencia está en cómo cazan.

Los búhos se posan en un lugar elevado desde donde observa y escucha con ojos y oídos afinados y desde su posición aventajada, se lanzan sobre sus presas. Algunas veces se posan sobre el agua para atrapar peces y se sumergirán en aguas poco profundas para pescar cangrejos.

La lechuza blanca realiza su cacería al aire libre, sobrevolando campos y pantanos, acostumbra seguir rutas conocidas, enmarcadas por vallas, matorrales y bordes de bosques, y cada noche viaja muchos kilómetros. Su extraordinario oído le ayuda para atrapar a sus presas en la oscuridad.

Los nidos de los búhos, que utilizan para reposar durante el día, son grandes nidos ubicados en árboles fuertes a tres o cuatro metros de altura. Son dados a utilizar los nidos construidos y abandonado por cuervos, halcones o incluso ardillas.

Mientras que las lechuzas también descansan durante el día y en algunos casos utilizan árboles huecos, pero prefieren construir sus nidos en edificaciones como silos y torres de iglesias o en huecos de árboles, bordes de precipicios y grietas de edificios.

En cuanto a la reproducción del búho y la lechuza son muy similares. Ambas subespecies se comportan de una manera muy parecida, ya que además son monógamas: los machos llevan a cabo el cortejo, volando, en la caza y llevando presas a la hembra y con sus llamadas. Si la hembra acepta se acerca al macho y se aparean.

Por lo general, la hembra pone de 3 a 4 huevos, pero puede llegar a poner 6 si su alimentación ha sido muy buena. La incubación, que la lleva a cabo, principalmente la hembra, dura entre 4 y 5 semanas. Los indefensos búhos bebés son criados, tanto por la madre como por el padre, que les llevan comida y les limpian el nido, hasta que llegan a las 10 semanas, momento en que los polluelos empiezan a volar. (Ver artículo de Erizo)

(Visited 3.867 times, 1 visits today)
Categorías Aves

Deja un comentario