Huracán Katia: categoría, trayectoria, relación con otros, y más

El huracán Katia fue un fenómeno tropical del año 2017, cuyo origen nace en las cuencas del Océano Atlántico, pasando a ser de tormenta a ciclón llegando al golfo de México. Afectó a varios Estados de la población Mexicana, que ya en el año 2011 también había padecido sus embates.

¿Quieres conocer la relación entre el pájaro jilguero y la pandemia de corona virus que estamos viviendo actualmente? HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL ARTICULO

¿Cuál es la categoría del huracán Katia?

El huracán Katia comenzó formándose como una tormenta tropical, siendo la undécima en aparecer para el 2017. Luego se transformó en huracán, llegando a ocupar el sexto puesto dentro de la temporada de huracanes del Atlántico del 2017.

Para el 30 de agosto apareció la depresión tropical que daría paso a su transformación en tormenta, fue el momento justo para que le colocaran un nombre, siendo este el de Katia en sustitución del huracán Katrina.

Iniciando la temporada, para el 1ero de septiembre del 2017, ya el huracán Katia se había transformado en el segundo huracán de la temporada por la fuerza e intensidad de sus vientos. Comenzando la temporada, el huracán Katia era de categoría 1. A pesar de ello presentaba una fuerza oscilante en esos días, hasta que el 4 de septiembre alcanzó la categoría 2 en la escala como huracán.

Para el 7 de septiembre esta depresión de masa baja en temperatura, se dirigía hacia las cálidas aguas del Golfo de México, dando lugar a la formación de una depresión tropical, volviendo a intensificarse hasta llegar a su categoría de huracán mientras seguía dentro del golfo de México.

Katia alcanzó su pico de intensidad poco antes de tocar tierra. El huracán llegó a México a través del Golfo tocando por el Estado de Veracruz, presentando unos vientos con velocidades de 105 millas por hora lo equivalente a 165 kilómetros por hora. Pero al tocar tierra se debilitó siendo degradado nuevamente a tormenta tropical de categoría 1.

Mientras tuvo su estancia en el país azteca, la tormenta comenzó a representar gran preocupación debido al impacto que pudiese haber tenido de manera indirecta sobre la costa este de los Estados Unidos y también en Canadá.

Imagen satelital          

Tanto la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio NASA, como el Centro Nacional de Huracanes, mantenían en constante monitoreo la trayectoria y categoría del huracán Katia. Este hecho estuvo asociado a que Katia se presentó al mismo tiempo en que ya estaban en circulación dos huracanes más en el Atlántico, Irma y José, quienes junto al huracán Katia se movilizaban como haciendo una especie de danza.

Es por ello que los especialistas actualizaban constantemente sus avances apoyándose a través de imágenes satelitales, ya que con sus desplazamientos mantenían en alerta permanente las costas del Caribe, México y los Estados Unidos. (Ver artículo: huracán Ana)

En un principio el huracán Katia se mantenía fijo sobre las aguas del Golfo de México, donde iba fortaleciéndose en cuanto a fuerza e intensidad, antes de tocar tierra, específicamente con dirección hacia la costa Este de México.

Para sus inicios Katia era catalogada como un ciclón de categoría 1, ubicándose a una distancia de 315 kilómetros al noreste del Estado de Veracruz, presentando vientos con velocidades máximos de 130 kilómetros por hora.

Huracán Katia y su trayectoria 

El huracán Katia comenzó a formarse dentro del golfo de México, con una fuerza e intensidad que pasó a tener una categoría 2, tipificada dentro de la escala Saffir-Simpson, donde los huracanes y ciclones son clasificados en medidas que oscilan entre 1 y 5.

Comenzó a presentarse como tormenta tropical pero durante su estancia en las aguas del golfo de México, debido a sus cálidas temperaturas el huracán Katia se manifestó generando unos vientos cuyas velocidades eran de 165 kilómetros por hora, teniendo varios espacios donde aumentaba a los 205 kilómetros por hora. Su forma de penetrar en México fue a través de las costas que colindaban con el golfo, siendo el primer Estado en visitar Veracruz, donde llegó acompañada de fuertes lluvias al norte y centro del país.

Las instituciones locales y observatorios meteorológicos pronosticaban fuertes tormentas que superaban los 250 milímetros tanto en Veracruz como en Puebla, otra de las comunidades hacia donde continuó su recorrido el huracán Katia, donde se acercaba presentado cierta actividad eléctrica y sus vientos estaban cargados a un ritmo de 50 kilómetros por hora.

El huracán favoreció las lluvias torrenciales, especialmente en el norte, lo que causó desbordamientos de ríos y arroyos, así como deslaves, derrumbes y deslizamientos. Efectivos de Protección Civil señalaron que Katia afectó también a Cazones, Tecolutla, Nautla, Misantla, Colipa, Actopan y La Antigua, donde hubo este tipo de lluvias y algunas comunidades sufrieron deslaves.

La trayectoria del huracán por México continuó hacia la capital del D.F. donde también Katia se presentó con lluvias intensas por varias horas y de manera continua, lo que ocasionó que muchas calles quedaran levemente inundadas. Antes de volver al golfo de México, el huracán Katia siguió su recorrido hacia Poza Rica, donde los vientos eran intensos provocando la caída de varios árboles y postes de electricidad.

El huracán Katia se degradó a categoría 1 y volvió a las aguas del golfo de México, utilizándolo como medio de transporte para dirigirse hacia las costas de Los Estados Unidos y Canadá, donde ya las autoridades se encontraban en alerta por su llegada. (Ver artículo: el huracán más fuerte de la historia)

Veracruz          

Una vez que el huracán Katia impactó con tierra firme, este ciclón tropical alcanzó la categoría 2 y llega así al Estado de Veracruz donde afectó a varias de sus comunidades, según la información aportada por el Servicio Meteorológico Nacional. El huracán Katia había permanecido varios días formándose dentro de las aguas del golfo de México de manera estacionaria, ubicándose a unos 130 kilómetros al noreste de Barra de Nautla en Veracruz.

Del mismo modo, otra de las instituciones que actuó como observadora, Conagua, que es la Comisión Nacional del Agua, fue la encargada de determinar el desarrollo, la intensidad y los cambios dentro de las características de los vientos, en su paso por Veracruz.

Este fenómeno ciclónico se desplazaba por el territorio con vientos sostenidos a una velocidad variante de 140 kilómetros por hora, con oscilaciones que podían llegar a tocar su máxima de 165 kilómetros por hora. Las zonas de mayor vigilancia en Veracruz eran las comunidades de Tampico, Tamaulipas, hasta el Puerto.

El huracán Katia estaba acompañado de intensas lluvias que provocaron unos suelos totalmente húmedos y una gran cantidad de agua. Esta cantidad de lluvia produjo derrumbes, caídas y diversos deslaves en especial en las carreteras, según lo indicado por los efectivos de Protección Civil que intervinieron en las acciones de prevención, rescate y apoyo.

Las zonas más golpeadas con el impacto del huracán fueron las zonas que conforman las costas mexicanas, donde se advertía sobre mayor intensidad a medida que se iba acercando el huracán a tierra, produciendo un incremento de las tormentas.

Las bandas nubosas del huracán Katia originaron tormentas precisas dentro de Veracruz, que luego se extendieron hacia San Luis Potosí, Puebla, Tamaulipas, Tabasco, Hidalgo, Tlaxcala, Oaxaca y Chiapas. Los vientos que presentaba el huracán Katia eran de carácter sostenido y de 30 a 50 kilómetros por hora, llegando a tener picos de hasta 80 kilómetros por hora en Tamaulipas y Veracruz.

En San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla y Oaxaca los vientos sostenidos presentaban variantes entre los 20 y 40 kilómetros por hora cuyas intensidades tomaban un máximo de 65 kilómetros por hora. El huracán Katia produjo también la formación de un oleaje de entre tres a cuatro metros de altura, manifestándose este fenómeno natural tanto en la costa sur de Tamaulipas, como en el norte y centro de Veracruz.

El tamaño de las olas en la costa centro de Tamaulipas era de 2 a 3 metros. Durante un día y medio, la población en general de Veracruz y otras zonas costeras se mantenían en alerta por las fuertes lluvias, los vientos intensos y gigantesco oleaje. Las autoridades lanzaron alertas de previsión con la intención de minimizar los riesgos y los daños en la entidad.

Puebla             

Dentro de la comunidad de Puebla, las fuertes Lluvias que acompañaban al huracán Katia dejaban a su paso la ocurrencia de varios deslaves en distintos puntos de la población. Los remanentes del huracán Katia iban acompañados de lluvias torrenciales que provocaron por lo menos unos 8 deslaves ubicados dentro de la Sierra Norte y Nororiental del Estado de Puebla.

Uno de estos desprendimientos de tierra ocurrió en el kilómetro 11, vía hacia la carretera Acuaco – Zacapoaxtla, perteneciente a la jurisdicción del municipio de Zacapoaxtla en el Estado de Puebla. Debido a las constantes lluvias, uno de los cauces fue desviado hacia la carretera en la junta auxiliar de Xlatepec, en el municipio Huauchinango.

Al parecer, los hechos se produjeron luego de la caída de las precipitaciones de manera constante e intensa, lo que trajo como consecuencia que se tapara la parte de arriba del puente, y con el agua frenada, se derramó desviando su cauce. (Ver artículo: huracán Lee)

La presentación de las lluvias tuvo una duración de casi todo un día, según los propios vecinos y testigos. Las torrenciales lluvias provocaron el desbordamiento de varios de ríos en Veracruz que colindan con el estado de Puebla, causándole también graves daños a la población.

La gran cantidad de agua que cayó provocó que las aguas se desbordaran pero iban arrastrando todo a su paso acompañadas de basura y piedras que tapaban los drenajes, entre otros elementos. Los integrantes de protección civil atendieron los derrumbes que se produjeron en las carreteras que conducen de Acuaco hacia Cuetzalan, y también la que va con dirección de hacia Acatlan Ixcsquixtla.

De igual manera las lluvias ocasionaron el desbordamiento de ríos que afectaron la carretera de Xicotepec con dirección a Chiconcuautla, la que va desde  Zacapoaxtla hacia la población de Teziutlan, y un corte carretero que se produjo en la vía hacia San José Acateno.

El gobierno local y regional envió maquinarias a las vías que se encontraban incomunicadas con la finalidad de restablecer el orden y el paso en dichas áreas, siendo las de mayor atención las de de Xaltepec y en la zona de Chicahiaxtla.

Pasados los eventos del huracán Katia dentro de Puebla se sacó un balance de los hechos donde se determinó que el paso del huracán no cobró víctimas fatales en Puebla. Luego de pasados los días posteriores al huracán Katia, continuaron las lluvias pero en menor intensidad al norte, oriente y este de Puebla.

México            

Al momento en que el huracán Katia llegó a Ciudad de México, ya se había debilitado a categoría 1. El ciclón avanzó desde Veracruz y Puebla hacia el D.F , presentando unos vientos cuya velocidad máxima fue de 165 kilómetros por hora.

El huracán Katia azotaba a México cuando ya se había debilitado a categoría 1, pero igual iba cargado de fuertes lluvias que provocaron el desbordamiento de varios ríos y lagos que trajeron como consecuencia inundaciones y desplomes de tierra. Esta información fue aportada por el Centro Nacional de Huracanes, que fungió como observador de todo lo referente al huracán Katia y su paso por las regiones del país azteca.

Los riesgos que presentaba la presencia de Katia en Ciudad de México estaban relacionados con que afectaría las mismas áreas que ya habían sido tocadas por el paso de un sismo de nivel 8.2 en la escala de Richter y que la llegada del ciclón tropical significaría gran peligro y retraso en las labores de recuperación.

Precipitaciones muy fuertes se presentaron en el Estado de México y en Ciudad de México, las cuales iban acompañadas por vientos fuertes que alcanzaban velocidades de hasta 150 kilómetros por hora, los cuales se intensificarían durante el impacto de la pared del ojo del huracán, por lo que se estimaba pudiesen superar los 180 kilómetros por hora.

Al ritmo con que se iba desplazando hacia el centro del país, el huracán Katia se iba degradando en depresión tropical. Dentro de los análisis sobre los daños ocurridos en el D.F. fueron asociados en general con la presencia de inundaciones y varios deslaves de tierra.

Poza Rica         

El huracán Katia antes de su llegada a la región de Poza Rica, ya estaba causando la manifestación de lluvias y vientos intensos. Según los expertos observadores de Katia determinaron que en la ciudad de Poza Rica ya había la presencia de fuertes vientos, mientras que la comunidad se preparaba para el inminente transcurrir del huracán Katia a través de dicha zona, luego que cambiara su trayectoria inicial.

El panorama de toda la ciudad era de fuertes y constantes lluvias que estaban cargadas de vientos ciclónicos. A su paso por Poza Rica y según la valoración de sus vientos, Katia volvió a subir a la categoría 2. Autoridades de Poza Rica, realizaron un diagnóstico con el objetivo de evaluar los daños tras el paso del huracán Katia, donde no fueron reportadas personas lesionadas.

Sin embargo, si se presentaron graves afectaciones materiales producto de inundaciones, manteniéndose un monitoreo con respecto al crecimiento de los niveles del río en Cazones, producto de las lluvias ocurridas dentro de la Sierra Norte en el estado de Puebla, que causaron tensión dentro de la población.

Una de las mayores afecciones con las que se enfrentó la comunidad de Poza Rica fue el colapso del techo perteneciente a la estación de gasolina 8708, ubicada en la comunidad  División de Oriente. Este evento colocaba en situación de riesgo a la carretera Poza Rica-Cazones,  a pesar de ese daño continuó en funcionamiento y la vía no quedó incomunicada.

Huracán Katia 2011

El huracán Katia fue una borrasca tropical que se presentó dentro del Océano Atlántico. Fue la duodécima tormenta en recibir nombre de la temporada de huracán del 2011, y la segunda tormenta que alcanzó categoría de huracán dentro de la misma temporada. El huracán Katia se fue formando a partir de una onda tropical, la cual fue desarrollándose hacia el este de las islas de Barlovento.

El 1ero de septiembre del 2011 el huracán Katia se presentaba como de categoría 1, subiendo a la categoría 2 en la escala de huracanes de Saffir-Simpson el 5 de septiembre del mismo año. Los días previos a esta formación, se manifestaba una amplia zona de desorganización, la cual se estaba caracterizando con la presencia de lluvias y tormentas eléctricas, que se iban relacionando a una onda tropical.

Dicho fenómeno natural, se iba alejando de la costa occidental de África, dentro del Océano Atlántico, trasladándose hacia el Oeste, ubicándose en una zona favorable para la ciclogénesis tropical. Especialistas del Centro Nacional de Huracanes pronosticaba que la formación de la tormenta se iba generando de una manera gradual, lo que ocurrió durante los dos días posteriores.

Un área de baja presión se iba formando dentro de la misma onda tropical, la cual se situó a 645 kilómetros al sur de las islas de Cabo Verde.​ De manera paralela se iba formando un mayor desarrollo de una gran masa de aire caliente, a la cual se le añadía la presencia de bandas curvas, que fueron detectadas dentro de las imágenes satelitales por parte de los observadores especialistas, quienes pasaron a nombrar al fenómeno como una especie de depresión tropical.

Esta depresión se mantuvo pasando del oeste al noroeste, situándose hacia el sur de una dorsal subtropical. En sus inicios el huracán Katia se presentó como una fuerte cizalladura del viento que limitó su fase hacia una mayor organización, mientras continuaba con dirección hacia el oeste-noroeste, trasladándose hacia a una zona de baja y a la vez de alta presión dentro de la superficie del mar. Con el paso del tiempo se fue intensificando.

El 31 de agosto del año 2011, se desarrolló una nubosidad de manera gradual en el centro de la tormenta, a la par que se generaba un constante movimiento. Luego de esto el huracán Katia pasaría a ser considerado una tormenta tropical a huracán antes de poder tocar tierra firme.

Se presentó entonces un aumento en la cizalladura de sus vientos la cual estuvo estrechamente vinculada a la bajada que tuvieron sus niveles superiores. Mientras tenían una dirección hacia el noroeste de la tormenta se iba desplazando hacia el centro del huracán, evento que produjo un debilitamiento temporal en Katia.​

La intensidad del huracán Katia fluctuó entre los 110 y 120 kilómetros por hora, mientras trataba de permanecer con un cambio en su temperatura en medio de la cizalladura de un viento que se presentaba totalmente seco.

Con el paso del los días, el huracán Katia se iba reforzando de manera estacionaria dentro de las aguas del Océano Atlántico y cuyos cambios afirmaban que la tormenta se hacía mucho más fuerte, llegando a tener una categoría 2 como  huracán, presentando unos vientos con velocidades de 160 kilómetros por hora. El fortalecimiento llegó hasta convertirse en ciclón tropical.

El huracán Katia se trasladó hacia el noroeste de la Antillas Menores, donde en condiciones de mar picado se iba generando. Katia también se manifestó acompañada de grandes olas que representaban un gran peligro para los surfistas de la zona a causa de las corrientes de resaca, lo que provocó que se lanzara una alerta amarilla en Guadalupe, con la intención de prevenir a los bañistas y residentes.

Ya para el 5 de septiembre del 2011, el centro de observación de huracanes posicionaba al huracán Katia a unos 725 kilómetros al sur de Bermuda, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora y ráfagas mucho más fuertes. También se presentaba una presión central mínima de 946 mbar. Las manifestaciones del huracán Katia continuaban trasladándose hacia el noroeste, con una velocidad de a 17 kilómetros por hora.

Al final del recorrido de transformación, ya el huracán Katia estaba presentándose acompañada de fuertes vientos con presencia de huracán, los cuales se extendieron hasta unos 95 kilómetros hacia el centro de Katia, mientras que los vientos torrenciales alcanzaban un pico máximo de hasta 335 kilómetros en el centro.

Relación entre el huracán Katia y José

La relación que se dio entre el huracán Katia y el huracán José fue que ambos huracanes tuvieron su origen dentro del Océano Atlántico, cuya presencia representaba una amenaza latente para las islas del Caribe, esto de una manera simultánea.

Aunque ya se vivían los estragos del huracán Irma, considerado como el más fuerte huracán jamás registrado antes dentro del Océano Atlántico, surgieron a la par los huracanes José y Katia. Según los expertos, la presencia de tres huracanes activos al mismo tiempo dentro del Atlántico, es algo inusual pero que guarda algunos precedentes.

La aparición de los nuevos ciclones, José y Katia, pasaron a formar parte de las tormentas número 11 y 12, nombradas dentro de la temporada de huracán del Atlántico en el 2017. La presencia de dos o tres huracanes de manera simultánea se da en la Cuenca del Atlántico en períodos de al menos una vez cada diez años.

Huracán Katia

Las ediciones donde aparecen cuatro huracanes simultáneos, se han registrado solamente en dos oportunidades dentro de la historia, siendo así esto una muestra muy pequeña, es decir,  que cuatro huracanes solo aparecen una vez cada siglo de manera simultánea.

Sin embargo, la edición de esta temporada del 2017 contó con los tres huracanes formándose dentro de la Cuenca del Atlántico, para los especialistas y autoridades, la mayor preocupación recaía sobre el huracán Irma. De la temporada de huracanes del 2017 fue el de mayor intensidad y nunca antes el Océano Atlántico había presentado una manifestación tan fuerte como esa.

Sus vientos eran de una velocidad de 300 kilómetros por hora, que para el momento ya habían azotado la isla de Puerto Rico y tomaba dirección hacia el noroeste, específicamente al norte de República Dominicana, utilizando el mar en aguas que inusualmente presentaban temperaturas muy cálidas.

Luego tomó dirección hacia la isla de Cuba, donde luego de su paso por la isla caribeña, se esperaba que tomara rumbo hacia el norte, vía hacia la costa sur de Florida en los EEUU. En cuanto al huracán José, esta fue otra depresión presentada como tormenta dentro de Cabo Verde, con proyección de un rumbo mucho más hacia el norte. José llegó a ser un huracán que comenzó a ser categoría 3 y luego pasó a 4 siendo ese su máximo.

Dentro de su trayectoria se previó un recorrido del huracán José por la isla de Barlovento, una zona que ya había sido devastada por el paso del huracán Irma. Por su parte el huracán Katia, había emergido de las profundas y cálidas aguas del Golfo de México, presentándose originalmente como una tormenta de categoría 1 en la escala y que con el paso del tiempo fue ganado fuerza y reforzándose.

Este huracán Katia afectó gran parte de los estados de México, especialmente aquellas zonas ubicadas en las cosas mexicanas que colidan con el golfo de México. Aunque se preveía que la tormenta podría pasar a ser categoría 3, otro de los factores donde se igualaría con el huracán José. Sin embargo el huracán Katia siempre se mantuvo entre las categorías 1 y 2.

El huracán Katia azotó a México entrando por el Estado de Veracruz desde donde se extendió hacia algunas regiones de la costa mexicana, donde se declaró una alerta producto de la llegada del huracán a la tierra azteca. Esta tormenta fue considerada y catalogada por los expertos como un ciclón tropical pequeño, presentando unos vientos de velocidades de 130 kilómetros por hora y fuertes lluvias de entre 12 y 25 centímetros de espesor.

(Visited 658 times, 1 visits today)

Deja un comentario