Avalancha de nieve: definición, cuáles son sus causas y más

Una avalancha de nieve ocurre cuando se producen deslizamientos de grandes capas de nieves ubicadas en las montañas debido, entre muchas razones, a los cambios climáticos que se dan en la atmósfera. Estos fenómenos tienen gran importancia pues han provocado la muerte de muchas personas.

¿Quieres conocer la relación entre el pájaro jilguero y la pandemia de corona virus que estamos viviendo actualmente? HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL ARTICULO

Definición de avalancha de nieve         

Una avalancha de nieve se define con el término de “alud”. Su significado radica en el desplazamiento de capas de nieve con dirección hacia abajo, las cuales van incorporando parte de esencias y coberturas vegetales que se encuentren sobre pendientes. Una avalancha de nieve puede ser la protagonista de los desastres naturales que pueden llegar a cobrar la vida de cientos de personas cada año.

Se le denomina avalancha de nieve o también alud al desprendimiento repentino de las capas de nieve ubicadas sobre las laderas de las montañas. En el caso de los alud, estos se pueden referir tanto a la nieve como también al barro. A este desprendimiento se le va sumando parte del sustrato contenido en el suelo firme, y también vegetación. (Ver artículo: Primavera en España)

La gravedad de un siniestro de este tipo, dependerá de cuán grande sea la superficie que se desprendió, adicionándole el nivel de inclinación y la velocidad con que este desciende el material, que en el caso de la avalancha de nieve, son grandes capas de nieve. Los desprendimientos que forman parte de la avalancha de nieve, se pueden suscitar debido a los cambios de temperatura, en la humedad y también por el sobrepeso del material.

El desprendimiento ocurre una vez que convergen la superficie seca con superficie húmeda, o también cuando se da una gran acumulación  de nieve a tal punto que se sobrecarga en alguna zona que comprende el total de la superficie.

Generalmente en las horas después de pasada una fuerte tormenta, aumentan también las posibilidades de que se produzca una avalancha de nieve. Se pueden determinar tres factores existentes en torno a la formación de la avalancha de nieve: la zona de inicio, el tipo de nieve y la posición del plano de deslizamiento.

La zona de inicio hace referencia a que la avalancha de nieve tiene su origen en algún punto o desde un plano al cual se le denomina también como zona de desprendimiento. Basados en el tipo de nieve, esta puede ser seca o húmeda, y según la posición de ubicación del plano de deslizamiento, este elemento está vinculado a la capa que se desprende de dos maneras, una superficial y otra que puede ser profunda.

El tipo de avalancha de nieve superficial, es el desprendimiento donde sólo se mueve una parte del manto de nieve, y el tipo de avalancha de nieve de fondo, es mediante el cual se desprende la capa de nieve de una forma súbita y violenta, presentando un aspecto algo desgastado sumándose el sustrato de la ladera, trasladando y recopilando varios elementos ubicados dentro de un punto.

Dicho punto se mantiene en una posición donde el ángulo del mismo dependerá del plano horizontal, siendo estas las condiciones que lo facilitan. Para clasificar el riesgo que se corre tras el producto de una avalancha de nieve se creó una escala Europea de medición para el Peligro de los Aludes, la cual es utilizada en casi todo el mundo. Dicha escala describe los siguientes signos: Debilidad, limites, notabilidad, fuerza y gran intensidad.

Causas de una avalancha de nieve

Una avalancha de nieve se origina debido a la falta de homogeneidad contenida dentro de la capa de nieve, además de la existencia de agentes externos que facilitan los desplazamientos y que se ubican entre los límites de las capas, las cuales se hacen físicamente distintas, deslizándose una sobre la otra que se encuentra en una posición subyacente.

Otro de los causales de la avalancha de nieve ocurre cuando se manifiesta nieve recién caída o también cuando este material se encuentra acumulado por la acción del viento, sin llegar a cohesionarse dentro de la superficie de la capa anterior. De igual manera, se presentan casos donde la lluvia humedece la capa más reciente de producción de nieve, la cual se desliza por su propio peso, apoyándose sobre la pendiente existente.

Otro factor a ser tomando en cuenta es la presencia de las aguas pluviales, las cuales se pueden infiltrar entre dos capas de nieve y funcionar como un tipo de lubricante que ocasionará el deslizamiento de la capa superior sobre la capa en posición inferior. (Ver artículo: Hibernación)

Este deslizamiento también se puede originar una vez que el agua se introduce dentro de la nieve y en el terreno mismo, ocasionando que se vuelva resbaladizo. Cuando se dan cambios de temperaturas dentro del ambiente también tiene gran influencia sobre la avalancha de nieve.

El aumento de la temperatura en el ambiente reduce la afinidad, lo que hace que las avalanchas de nieve se produzcan más por las tardes que por las mañanas. Estos fenómenos se dan con mayor facilidad sobre las pendientes que se expusieron a los rayos del sol por lapsos largos de tiempo durante el día, especialmente a horas específicas donde el sol se pone con mayor intensidad produciendo gran cantidad de calor.

Se presentan también bajo ciertas circunstancias de un brusco calentamiento ocasionado por el sol mañanero, son factores que producen avalanchas de nieve sobre las pendientes escabrosas tomando una dirección hacia el Este.

También intervienen las condiciones del suelo, las cuales son capaces de soportar cierta cantidad convirtiéndose este hecho en un elemento determinante como lo son la presencia de un terreno arcilloso, lo que trae como consecuencia que el mismo sea deslizante. En el caso de que los suelos sean lisos, húmedos o helados, se prestan como un tipo de vertiente que adopta una forma convexa o con excesiva pendiente.

En resumen, una avalancha de nieve puede ser desencadenada por la más mínima causa que propicie el desprendimiento de la gran masa de nieve, siendo estos el ruido, desprendimiento de una roca o un bloque de hielo, incluso el transitar de un esquiador que esté pasando sobre una capa inestable de nieve.

Avalancha de nieve fresca        

Una avalancha de nieve fresca pertenece a una de las clases de aludes o avalanchas, siendo llamada también con el término de Aludes de nieve fresca. La formación de este tipo de avalancha se origina a partir de un punto específico, que luego irá arrastrando cada vez más la nieve. A este proceso se le conoce también como el efecto de “bola de nieve”.

Este tipo de avalancha de nieve tiene sus comienzos una vez que el peso de la nieve expira ante la fuerza de la gravedad. La avalancha de nieve fresca se presenta luego de pasadas fuertes nevadas, las cuales dentro de sus características tienen unas dimensiones de 25 centímetros de espesor, al acumularse sobre una base o manto de forma lisa, que es producto de la lluvia, precipitaciones de escarcha y fusiones de varios tipos de nieve.

La nieve de este tipo de avalancha es en apariencia muy ligera y se va mezclando con el aire, formando un tipo de aerosol que a su vez activa la pendiente de nieve, produciendo que la avalancha lleve una velocidad de 100 a 300 kilómetros por hora mediante su descenso. (Ver artículo: Aguanieve)

En cuanto a la dimensión de su volumen, en la mayoría de los casos se dará de una manera inferior a los 200 kilogramos sobre los metros cúbicos. El nuevo aerosol que se forma, sirve para impulsar el aire creando una onda la cual impacta y arrasa con todo a su paso. Primero se produce el choque y luego es la caída de la nieve.

En el trayecto de la caída, si a la avalancha se le atraviesa cualquier obstáculo, la misma se transformará en un verdadero bloque de cemento. Estas avalanchas de nieve fresca son las más devastadoras que puedan existir, provocando graves daños en todos los ambientes.

Avalancha de nieve en Francia

En Francia se presentó una situación lamentable provocada por una avalancha de nieve, que originó la precipitación de una cumbre de nieve que se desplomó con dirección hacia una carretera en cuestión de segundos. Espectadores de este evento tomaron pruebas mediante una filmación donde claramente se veía cayendo la nieve desde una montaña.

En la toma audiovisual se puede observar cómo se desliza gran cantidad de nieve en capas que son desprendidas desde el pico de la montaña hasta la carretera, produciendo que la misma quedara totalmente tapiada por la nieve en menos de un minuto, de la cumbre a la carretera en un abrir y cerrar de ojos.

Este suceso se produjo en la localidad francesa de Tignes, en la región Ródano-Alpes. La avalancha de nieve comenzó a movilizarse lentamente, apreciándose en las imágenes como un ligero movimiento que impulsó la capa de nieve en la parte alta de la montaña.

Estos hechos se transformaron en una ráfaga de nieve y hielo que bloquearon la carretera, tapiando incluso la entrada de un túnel completamente. A pesar de la magnitud de la avalancha de nieve, la misma no tardó mucho tiempo en detenerse y tampoco produjo ninguna víctima fatal.

Avalancha de nieve en Sierra Nevada 

Los cuerpos de varios montañistas fueron rescatados en el año 1989 que habían quedado sepultados en la Sierra Nevada tras ocurrir una avalancha de nieve. La tragedia ocurrió como una consecuencia de una avalancha que se dio de manera sorpresiva en las faldas de la montaña de Mulhacén, ubicada en Sierra Nevada en Granada.

Las personas fallecidas hacían parte de un grupo de montañistas y exploradores de los cuales solo uno logró sobrevivir y llegar hasta un refugio que se encontraba ubicado en la zona de Río Seco, donde de una vez se activó a la Guardia Civil, quienes participaron en las labores de rescate. (Ver artículo: ¿Cómo se forman los tornados?)

En total eran seis las personas que resultaron sepultadas por la avalancha de nieve, los cuales eran miembros del Club AlpineG Français, de Cannes. Los sucesos se produjeron una vez que las víctimas intentaban regresar del refugio y en las adyacencias del Mulhacén cayó la nieve arrastrando toneladas de barro y piedras.

La precipitación de la nieve se dio desde una altura de 300 metros aproximadamente, desde el sector conocido con el nombre de Cruz del Montañero. La dimensión de la avalancha alcanzó un ancho de 200 metros y el grueso de la nieve se ubicaba por encima de las rodillas.

Además de la Guardia Civil, también los efectivos del ejército participaron en las tareas de rescate junto a Protección Civil, medios de transporte como helicópteros, algunos profesores que laboraban dentro de la Escuela Española de Esquí y varios perros adiestrados.

En San Isidro    

Las avalanchas de nieve son de constante ocurrencia dentro de los Alpes de San Isidro, las cuales tienden siempre a bloquear carreteras e incomunicar las vías. Una de las ocasiones de popular registro fue la ocurrida en el puerto de San Isidro, específicamente a la altura del Río frío y también en el Mirador de Zubillaga.

Tres avalanchas de nieve se dieron en el mismo tramo, provocando que quedaran sepultados varios vehículos y otros fueron arrastrados por el impulso del derrumbe a través de un terraplén de unos 50 metros aproximadamente.

Los ocupantes de los vehículos apenas tuvieron tiempo de salir de los mismos evitando ser tapiados, ya que habían escuchado el ruido de la avalancha mientras se acercaba. Los vehículos quedaron colgados de morro en la nieve, apoyados contra un árbol que quedó hacia el fondo del terraplén por el cual luego se fue el tercero.

Las autoridades luego del siniestro realizaron las labores de limpieza utilizando para ello unas máquinas quitanieves para abrir los caminos y facilitar la entrada y salida de centenares de esquiadores que se encontraban en San Isidro.

Las labores que buscaban despejar la carretera se vieron dificultadas debido al componente rocoso contenido dentro de la avalancha de nieve. Se requirió de más maquinaria para poder ejecutar los trabajos y despejar el área totalmente.

Los venados que habitaban en el lugar buscaban alimento en las inmediaciones donde había ocurrido la gran avalancha. El espesor de esta nieve era de hasta diez metros.

Avalancha de nieve en Nepal  

Una avalancha de nieve provocada a consecuencia de la ocurrencia de un terremoto, dejó un saldo de al menos 20 personas fallecidas y otras 60 resultaron heridas durante hechos ocurridos en la región de Nepal.

Esta avalancha de nieve se produjo en una montaña de Nepal, la cual comenzó a caer segundos después de que se produjera un sismo en un campamento ubicado en el Everest. De este temblor se dieron varias réplicas en el mismo sitio donde el terremoto había tenido su epicentro.

La gran caída de capas de nieve fue comparada por los testigos como si se tratara de un enorme edificio blando de una altura de 50 pisos. El desplomo de nieve se produjo lentamente al comienzo, lo cual se fue intensificando con gran fuerza y aumento de velocidad. De estos hechos no se produjo ningún herido solo un gran susto de los presentes.

¿Qué sucedió  en Italia?             

En el año 2017 varias personas fallecieron tras producirse una avalancha de nieve donde un hotel en Italia quedó sepultado. Este hotel se encontraba ubicado en Farindola, en la región de Abruzzo, pleno centro de Italia, después de que ocurrieran una serie de terremotos que sacudieron a la nación transalpina.

El hotel fue el llamado Rigopiano, en donde se alojaban unas 20 personas para aquel momento, y entre los que se encontraban dos menores de edad. Además de los huéspedes, también se encontraban dentro del hotel siete de los trabajadores.

Solo dos personas sobrevivieron a la avalancha ya que se ubicaban fuera del hotel en el momento que ocurrió el desplazamiento de las capas de nieve. Varios vehículos que se encontraban en las adyacencias al hotel fueron arrastrados por la fuerza de la nieve.

Antes de que ocurriera la avalancha de nieve, ya los representantes del hotel le habían participado a la clientela sobre las condiciones meteorológicas que se estaban manifestado para aquella zona, la cual se previa como crítica debido a las fuertes nevadas, que incluso ya habían ocasionado fallas dentro de la comunicación telefónica fija.

La ocurrencia de los terremotos posteriores agravaron aún más la situación, haciendo que las acciones de rescate se dificultaran. Varias ambulancias llegaron al sitio del siniestro, así como otros medios que las autoridades utilizaron dentro de las labores de rescate, abriendo el paso lentamente, para lo que emplearon varias máquinas quitanieves y colaboradores que ayudaron en la limpieza de las vías.

Las primeras imágenes sobre los hechos mostraban la estructura del hotel cuatro estrellas, el cual consistía en un edificio de tres pisos con balneario, que había desaparecido completamente debajo de las grandes capas de nieve.

Sólo era visible el lado del local donde se ubicaba la piscina que se mantenía al descubierto, sitio por donde los socorristas pudieron acceder.

Anterior a este hecho de desplazamiento de nieve, ya el centro de Italia había sido azotado con el paso de una serie de terremotos, de los cuales, cuatro de ellos superaban los 5 grados de magnitud en la escala de Richter. También hubo decenas de réplicas que aunque de menor intensidad, alcanzaron los 4 grados de magnitud.

Avalancha de nieve en Canadá               

Cada año, miles de turistas buscan visitar lugares donde puedan desarrollar deportes extremos, por lo que uno de estos sitios son los innumerables picos en las montañas Rocosas canadienses. Sin embargo, debido a su posición geográfica estas montañas representan un verdadero riesgo ya que constantemente se dan avalanchas de nieve.

En uno de esos episodios, al menos siete personas fallecieron tras la ocurrencia de una avalancha de nieve, la cual de manera sorpresiva, se manifestó ante un grupo de esquiadores que eran originarios de Estados Unidos y estaban visitando el glaciar Durand de Columbia Británica, situada a unos  500 kilómetros al Este de Vancouver.

De este evento unas 13 personas fueron rescatadas con vida, mientras que un número indeterminado de personas desaparecieron debajo de la nieve. En otra ocasión, una avalancha de nieve que sucedió en Canadá sepultó a ocho tripulantes de trineos motorizados. En medio de las labores de recate, los ayudantes de las cuadrillas sentían temor de conseguirlos muertos.

El riesgo de avalancha de nieve y de derrumbes se esperan siempre para la temporada de invierno, en especial hacia el Oeste del país. Del grupo, tres hombres lograron salvarse tras ser sepultados por una avalancha de nieve, que fueron rescatados por la policía montada de Canadá.

En la zona occidental de Canadá, se produjo una avalancha de nieve contentiva de 70 centímetros de nieve aproximadamente, evento que aumentó el riesgo de que se propiciaran nuevas avalanchas. Una de las avalanchas tapió a un grupo de siete personas que se trasladaban en trineos a motor por el valle Elk de la Columbia Británica a unos 885 kilómetros al este de Vancouver.

Al tratar de rescatarlos ocurrió una segunda avalancha, sin embargo dos de los hombres que habían quedado sepultados por la primera avalancha lograron escapar de su trineo, ayudando al resto del grupo para que todos salieran de la nieve.

Algunas de las personas desaparecidas las encontraron muertas. El Centro de Avalanchas de Canadá siempre está en alerta permanente por las constantes avalanchas de nieve que ocurren en esa zona ya que los riesgos son elevados.

¿Cuáles fueron las avalanchas de nieve más grandes del mundo?        

Las ocurrencias de avalanchas de nieve son típicas durante la temporada de invierno, las cuales pueden llegar a ocasionar desde grave daños hasta solo un susto. A largo de la historia, varias avalanchas han sido registradas de manera significativa ya que han representado eventos trágicos para esas regiones o países.

La magnitud de dichos eventos no se mide solamente por las proporciones de las avalanchas, sus tamaños o dimensiones, sino por la consecuencias que estas tuvieron tras su producción. Por ejemplo, existió una avalancha de nieve que fue originada por disparos en el frente austro-italiano que tuvo lugar en los Alpes, donde unos 50 mil soldados murieron, contextualizando los hechos durante la Primera Guerra Mundial.

También existió una avalancha que en el año 1970 que dejó el saldo de 18 mil personas fallecidas y fue provocada tras el paso de un terremoto. Dicha catástrofe natural fue de 7.6 grados en la escala Richter.

Esta avalancha inducida por el temblor dejó un resultado de miles de personas muertas en el pueblo de Yungay. En Rusia, para el año 2002, el deshielo de un glaciar propinó la formación de una avalancha de nieve que le ocasionó la muerte a 127 personas.

Esta tragedia tuvo lugar en el mes de septiembre del año indicado, en el pueblo de Nijni Karmadon. También en Austria para el año 1999 un derrumbe de capas de nieve le provocaron la muerte a 31 personas. Esta avalancha de nieve dejó tapiadas numerosas viviendas las cuales estaban ubicadas en una estación de esquí del Tirol.

En Turquía, unas 56 personas fallecieron como consecuencia de una avalancha de nieve ocurrida en el año 1993, en la localidad de Uzengili, la cual quedó sepultada bajo las grandes capas de hielo. En el año 1998, una nueva tragedia tuvo lugar en los Alpes franceses, donde 9 adolescentes murieron tras el paso de una avalancha de nieve.

El hecho se produjo en las cercanías con la localidad de Orres, dejando un total de 11 muertos, donde 9 de ellos eran jóvenes adolescentes. También un helicóptero de rescate quedó atrapado mediante el desplazamiento de nieve en Rusia en el año 2010, lo que produjo que diez personas fallecieran.

Los tripulantes eran esquiadores y se trasladaban en el helicóptero montaña arriba para esquiar cuando fueron arropados por la avalancha de nieve. Finalmente, tras el paso de un terremoto ocurrido en Nepal para el año 2015, se originó una avalancha que ocasiono la muerte de 18 montañeros. Este evento afectó al campo base del Everest.

¿Qué significa soñar con avalancha de nieve? 

El hecho de soñar con una avalancha es un signo de manifestación de una catástrofe, hecho por el cual los fenómenos naturales son los casos más recurrentes que se tienen en los sueños. Pero este tipo de catástrofe natural en los sueños puede llegar a tener varios significados y todos muy distintos.

Cuando en el transcurso del sueño se visualiza las avalanchas o los derrumbes quiere decir que se aproximan algunos inconvenientes de manera inesperada, es decir, algo que se está viviendo en ese momento puede llegar a un desenlace inesperado el cual puede suceder en cualquier momento.

Cuando la avalancha que observamos en el sueño está cargada de mucha nieve, esto puede ser un augurio de que la persona contará con la capacidad para resolver todo tipo de obstáculos y dificultades.

También representa un llamado de atención para estar alertas a futuras acciones y analizar la repercusión que las mismas puedan tener dentro de los cambios a futuro. Servirá para reconsiderar y se obtendrán mayores herramientas para resolver los problemas futuros.

Si en el sueño se presenta el caso de que la persona está siendo rescatada de una avalancha de nieve, esto quiere decir que recibirá ayuda o apoyo de alguna persona para afrontar juntos algún problema o dificultad.

No obstante, el soñar que una persona desconocida se encuentra en medio de una avalancha de nieve, esto puede estar indicándole que debe desconfiar de alguna persona cuya cercanía pueda ser por puro interés.

(Visited 1.191 times, 1 visits today)

Deja un comentario