Inundación en La Plata: causas, consecuencias, zonas y más

La inundación en La Plata ocurrió un 2 de abril del año 2013. Además del casco céntrico de La Plata, las regiones de Ensenada y Berisso, así como los barrios platenses de Los Hornos, Villa Elvira y Tolosa se vieron afectados por las lluvias. En el 2018 se volvió a vivir la misma tragedia.

Inundación en La Plata en 2013               

La inundación en La Plata, fue un evento que tuvo una duración de dos días, entre el 2 y 3 de abril del año 2013. Este lamentable suceso conmovió a la capital de la provincia de Buenos Aires, ciudad de La Plata, en el país latinoamericano de Argentina.

Las inundaciones fueron provocadas por la manifestación de una constante lluvia, que azotó a la ciudad de La Plata, así como a otras regiones de ubicación aledaña. Durante esos dos días, la caída de precipitaciones se manifestó de una manera extraordinaria, presentando una recurrencia de más de 400 milímetros de agua, los cuales se almacenaron durante cuatro horas en la región.​

Como producto de las fuertes lluvias, se originó una gran inundación en  Buenos Aires, específicamente en Gran Buenos Aires y en La Plata. La inundación en La Plata comenzó con la presencia de intensas lluvias el día 2 de abril del 2013, que se manifestaron de manera continua.

El fenómeno natural se presentó entre las 6 de la tarde y las 9 de la noche del 2 de abril, y durante ese lapso de tiempo unos 181 milímetros de agua cayeron en La Plata y las regiones cercanas, según la información descrita por parte del Servicio Meteorológico Nacional en Argentina, el cual además destacó que con base a esos datos, se supone un valor de hasta 200 mm dentro de otras áreas que no fueron medidas pero que igual resultaron afectadas.

Otras de las ciudades que fueron gravemente afectadas con la inundación en La Plata fueron la Ensenada y Berisso, así como las comunidades de Los Hornos, la Villa Elvira y Tolosa, las cuales sumando el casco céntrico de La Plata, corrieron con las consecuencias de las inundaciones, donde se presumía que habría un saldo de más de 200 muertos, pero luego la autoridades reportaron a 89 personas fallecidas, registradas oficialmente. Durante esta inundación en La Plata fueron evacuadas unas 2.200 personas.

Causas y consecuencias           

Científicos, investigadores y expertos de diversas instituciones y organismos estatales de Argentina, realizaron múltiples investigaciones para determinar cuáles fueron los factores que influyeron en las causas y consecuencias en torno a la inundación en La Plata. (Ver artículo: Consecuencias de un Tsunami)

Los primeros estudios revelaron que la inundación en La Plata, tuvo sus orígenes en la intensidad y magnitud con que se presentó la tormenta, teniendo entre sus características, una forma de precipitación extraordinaria, ya que los niveles de los líquidos se elevaron, generando la reproducción de varios deslizamientos a una alta velocidad, según expertos de la Universidad Nacional de Argentina, específicamente los especialistas de la facultad de ingeniería.

Otro de los elementos que reveló el estudio como causal de la inundación en La Plata, fue la presencia de comunidades altamente pobladas cuyas residencias se encontraban ubicadas sobre los propios arroyos, vertientes y cañadas, factor que aumentaba la posibilidad de inundarse.

Esta sobrepoblación dentro de los valles de inundación, se cataloga como una de las bases del origen de la inundación en La Plata, lo que trajo como consecuencia los mayores daños que se registraron durante este fenómeno natural.

Otro factor que figura como causal de la inundación en La Plata fue la carencia de una gestión integral para actuar en caso de riesgos de inundaciones, tomándose esto además como una grave falla presentada por parte de las autoridades, lo que inclusive se indicó dentro del informe como una causa trascendental tomando en cuenta las consecuencias de la inundación donde hubo tantas pérdidas humanas.

Dicha falla en las medidas a tomar en caso de riesgo de inundaciones fue garrafal y dejó al descubierto las faltas de medidas y acciones preventivas que se deben tomar en casos como estos, así como acciones correctivas a tomar antes de que sucedan las emergencias. También se determinó el crecimiento excesivo de la principal faja hortícola platense en Argentina, que fue creada sin una planificación de infiltración hidráulica.

Causas

Este exceso en las plantaciones contempla también la existencia de unas 1.500 a 2.000 hectáreas de invernaderos, ubicados con dirección al oeste de la ciudad de La Plata, las cuales representan de 1.500 a 2.000 cuadrantes impermeabilizados, lo que originaron que las precipitaciones infiltraran el suelo, un hecho nunca antes visto.

Las intensas lluvias cayeron sobre el material polietileno del que están hechos los invernaderos, para que luego sus aguas se destilaran con dirección hacia el Este de la ciudad de La Plata. Las Quintas hortícolas ubicadas a la altura de la ruta 36, específicamente a unos 7 o 10 kilómetros al Oeste, sufrieron los embates de las lluvias, quedando inundadas. Luego, esas aguas estancadas fluyeron por toda la ciudad provocando otros daños.

De igual manera, se determinaron entre las causas de la inundación en La Plata, diversas actividades climáticas que se produjeron de una manera súbita y violenta, pero además de forma recurrente,​ manifestándose en precipitaciones de más de 180 milímetros durante un lapo de tres horas.

En menor grado, también se detectaron como causas de la inundación en La Plata, la presencia de basura y otros objetos, que provocaron el colapso de las canaletas y los desagües que impidieron el drenaje de las aguas en la ciudad.

Además se menciona el crecimiento de la superficie de cemento producto de la impermeabilización del suelo que superó los límites según el ajuste que debería tener dentro de lo expresado en el Código de Ordenamiento Urbano. Las construcciones desmedidas dentro de zonas riesgosas y húmedas, cuya ubicación colindan con el arroyo del Gato y el arroyo Maldonado, en la región de La Plata.

Otro factor que figuró dentro de las causas que originaron la inundación en La Plata fue el cambio climático que padeció la zona durante aquellos primeros días del mes de abril del 2013, así como fallas en el saneamiento de los arroyos que colindan con la ciudad, fueron otro de los elementos que influyeron en los hechos de las inundaciones.

Para el día 3 de abril, continuaban los barrios desbordados de agua como consecuencias de la inundación en La Plata. Otros especialistas en siniestros de este tipo atribuyeron las principales causas de la inundación a las fallas de crecimiento en el diseño habitacional así como al cambio climático que padeció la zona.

Una teoría muy particular sobre el origen de la inundación en La Plata surgió del hecho de que la autopista de Buenos Aires, ubicada en la ciudad de La Plata, no contaba con un correcto sistema de drenaje de agua, careciendo de puentes que hicieran dicha función, un aspecto al que ya se había hecho referencia, pero no se le dio la debida importancia al momento de su construcción.

Dicha carencia dejó al arroyo El Gato como única alternativa a utilizar como canal de desagüe, cuando ya para el año 2007 se había determinado que dicho desagüe presentaba algunos problemas, información aportada luego de una evaluación que realizara el equipo de la facultad de ingeniería de la Universidad de La Plata, por parte del departamento de hidráulica.

Según señalaron, también se había hecho con anterioridad un llamado a considerar sobre la falta de un frente para detener el desbordamiento de los piletones que se encontraban en la avenida 32, los cuales expulsaban agua cuando acaecían fuertes lluvias, en lugar de detenerla.

Una problemática considerada de mayor preocupación era el crecimiento desordenado a nivel demográfico que se fue produciendo en la región de La Plata, el cual se fue acelerando en los últimos diez años, lo que le fue restando espacio a las grandes áreas verdes, edificios históricos, entre otros y restó lugar a las vías de escape para las aguas.

Estadísticamente se dijo que fueron construidos más de 800 mil metros cuadrados de residencias entre los años del 2003 y 2008, y dos años antes de ocurrir la inundación en La Plata, ya se habían construido un millón de metros cuadrados de edificaciones.

Para el año 2009 se habilitó la construcción de varias torres en zonas céntricas las cuales fueron autorizadas por parte del Código de Ordenamiento Urbano de La Plata, lo que se cree que potenció los elementos implícitos en la inundación.​

Consecuencias

Entre las principales consecuencias vividas se ubicaba la negligencia por parte de la Municipalidad de La Plata, quienes los que tienen la responsabilidad de administrar los conductos de desagües pluviales, y sumados a el Comité de Emergencias Municipal, debieron haber activado un adecuado protocolo de emergencia en caso de este tipo de siniestros naturales, lo que agravó la situación de las inundaciones y las pérdidas materiales.

Otra de las consecuencias se produjo como resultado del cierre de la compuerta de un canal dentro de una destilería en la comunidad de la Ensenada, que se llevó a cabo como medida para combatir un incendio que se originó como producto de un temporal, esta fue por un tiempo considerada como la causante principal de la inundación en La Plata.​ (Ver artículo: Tipos de lluvia)

Según la evaluación de los expertos, las obras de estructura hidráulica no estaban preparadas para enfrentarse a un evento de esa naturaleza, y no fue emitida la alerta meteorológica correspondiente en un tiempo prudente, lo que trajo como consecuencia la acción tardía por parte de los funcionarios públicos, siendo además insuficientes y caóticas.​

Producto de las inundaciones se llenaron de agua los autos estacionados dentro de una cochera en la región de Tolosa, sector que también resultó afectado luego de la inundación. Las intensas lluvias y la inundación en La Plata ocasionaron además un incendio dentro de la destilería de YPF en la comunidad de la Ensenada.

La raíz del problema partió de un corte de energía eléctrica de todo el complejo, que sumado a la acumulación sorprendente de agua de lluvia originó la emergencia. Para poder controlar el fuego intervino personal especializado de la empresa junto a los bomberos, logrando a la vez restablecer el servicio de combustible en la zona.

De este acontecimiento solo hubo daños materiales y sin heridos. Gran malestar se generó entre los afectados ya que las autoridades perdieron tiempo culpándose entre sí y evadiendo responsabilidades en vez de abocarse al problema.

Dentro de las consecuencias a nivel económico se reportó que en ciudad de La Plata, 120 mil usuarios fueron afectados por cortes en el servicio de energía eléctrica, mientras que otros​ 190 mil fueron afectados con falta de agua potable y más de 70 mil viviendas quedaron inundadas por varios días. Las pérdidas económicas se estimaban para ese año 2013 en 3.400 millones de pesos.

Hubo muertos              

En un principio se había señalado que los muertos a consecuencia de la inundación en La Plata eran 52, pero luego de un tiempo y a través de investigaciones posteriores al evento se determinó de manera oficial que habían muerto un total de 89 personas.

Fue a través de una determinación emitida por parte de la Cámara de Apelaciones que se estableció que no fueron 52 sino 89 los muertos, a consecuencia de las inundaciones. El gobierno bonaerense había indicado inicialmente que eran 52 los muertos producto de la inundación en La Plata, dictamen que fue apelado y por el cual se llegó a la nueva cifra donde se elevó el número de muertos por el temporal.

Así fue entonces donde quedó declarado judicialmente que el número de personas fallecidas era 89, debido a los torrenciales acaecidos los días 2 y 3 de abril del año 2013.

Además de rectificar las cifras sobre el número específico de víctimas fallecidas producto de la inundación en La Plata, durante el proceso de apelación se cuestionaron duramente las actuaciones de las dependencias estatales en referencia a los hechos acontecidos durante la tragedia del 2 de abril de 2013 en La Plata y otras zonas aledañas.

La situación enfrentó al poder legislativo, ejecutivo y judicial, ya que con la nueva sentencia se ponía en evidencia que se había ocultado información relativa a los hechos de la catástrofe. Había algunos gobernantes que intentaron ocultar de manera deliberada las muertes que ocurrieron durante la inundación, con la finalidad de minimizar con ello su incompetencia y el costo político que conllevaría esta tragedia.

Varias víctimas que sobrevivieron a las inundaciones denunciaron que durante la tormenta del 2 de abril del 2013, las autoridades locales y regionales dejaron sola a la población, no le prestaron la asistencia debida, lo que contribuyó a que se produjera mayor cantidad de muertes, por lo que se presume que con una atención de repuesta a tiempo, se hubiesen podido evitar.

Familiares de las víctimas mortales indicaron que incluso, al cumplirse un año luego de la tragedia, las autoridades continuaban sin darle respuesta sobre los casos de las personas desaparecidas y cada día seguían apareciendo nombres de personas que murieron tras la inundación.

Ante la falta de información sobre sus familiares, se constituyó una organización pro información sobre los aspectos de la catástrofe, quienes indicaron que a partir de la sentencia donde se contabilizó a las 89 personas fallecidas por el temporal, es que se estableció un archivo de memoria sobre la catástrofe.

Sin embargo, a pesar de estar conformes con la nueva cifra de fallecidos por la inundación, los familiares continúan llevando nuevos casos de personas desaparecidas y manifestaron seguir en la lucha hasta que se esclarezcan todos los puntos que no han sido respondidos en torno a la situación de muertos y desaparecidos a consecuencia de la inundación en La Plata.

A través de los tribunales se originó una nueva causa para determinar responsabilidades penales por la catástrofe, basados en las pérdidas materiales que se produjeron por negligencia de las autoridades e instituciones, de manera que los afectados pudieran recibir indemnizaciones reales y no los subsidios, que además se entregaron de manera discriminatoria según denuncias de los propios afectados.

Dentro de la misma petición se solicitaba también el diseño de un plan de contingencia para enfrentar emergencias de este tipo de fenómeno natural, adicionando un plan que contemplara diversas obras hídricas.  Del mismo modo se solicitó la abolición del Código de Ordenamiento Urbano platense, y el cese de las progresivas exenciones impositivas a nivel habitacional.

Se solicitó que se le diera carácter jurídico a la entrega de un fondo de emergencias, el cual se conformó con los aportes que dieron varios empresarios de las diversas regiones y que según denunciaron las víctimas no fue distribuido a los afectados. Incluso se continuó generando a seis meses de ocurrida la tragedia con la intención fallida de ofrecer una ayuda a los damnificados ante la ausencia de acciones por parte de las autoridades.

Imágenes de inundación en La Plata 

Las imágenes que hacen referencia a la inundación en La Plata en el 2013 son en realidad impresionantes, pues la ciudad quedó literalmente bajo las aguas y se podía observar a las personas trasladándose en botes y canoas. Las aguas llegaban casi a la copa de los árboles y postes de electricidad estaban desprendidos, entre otros aspectos. A continuación se ofrecen algunas de ellas. (Ver artículo: Chubascos)

Inundación en La Plata en 2018               

Nuevamente se produjo una inundación en La Plata durante el año 2018, tal cual ocurrió durante el mes de abril en el año 2013. En esta nueva edición de las intensas precipitaciones, la región de Villa Elvira recibió los mayores azotes de las aguas.

Las precipitaciones tuvieron una duración de 14 horas aproximadamente, donde cayó la misma cantidad de agua que suele caer a lo largo de tres meses. Como consecuencia de estas lluvias continuas, tuvieron que ser evacuadas unas cien personas en la ciudad de La Plata.

Las intensas precipitaciones trajeron como consecuencia el desbordamiento del arroyo Maldonado, que produjo la inundación de ocho comunidades ubicadas en la capital provincial. De igual manera, fueron evacuados los pobladores de las zonas de las Malvinas Argentinas, el Berisso, Navarro, Exaltación de la Cruz, San Antonio de Areco, entre otros, superando el número de 400 personas evacuadas en toda la provincia.

Esta nueva inundación en La Plata se convirtió en una verdadera pesadilla para la comunidad de Villa Elvira, localidad de La Plata que también fue una de las más afectadas durante la inundación del 2 de abril del año 2013. El panorama que se presentaba era el de calles anegadas y varias viviendas inundadas bajos las aguas.

Según datos arrojados por expertos se determinó que en la inundación de La Plata en la zona de Villa Elvira, cayeron unos 230 milímetros de agua, duplicando la cifra con respecto a la cantidad que cayó en el casco urbano de la ciudad de La Plata, donde cayeron unos 112 milímetros aproximadamente.

Efectivos de protección civil le atribuyeron las causas de esta nueva inundación a los cambios climáticos que se estaban suscitando. Además señalaban que hacían todo lo posible por mitigar los efectos de próximos eventos de la naturaleza, para los cuales se estaban preparando con el objeto de tener menos daños.

De 98 personas que fueron evacuadas, unas 59 eran provenientes de la comunidad de Villa Elvira y otras 39 del sector Los Hornos. Ante los hechos se decretó la alerta naranja para el sector de Villa Elvira, donde se había desbordado el arroyo Maldonado.

Pasado un lapso de tiempo, los niveles del arroyo comenzaron a bajar y se drenaba con dirección hacia el río de La Plata. Al igual que en el año 2013, La Plata se anegaba así como las zonas vecinas, donde el agua le llegaba hasta la cintura a los pobladores.

Además de la ciudad de La Plata y Villa Elvira, otras localidades resultaron afectadas con la inundación, entre las que figuraban los Altos de San Lorenzo, Los Hornos y San Carlos, donde las autoridades y demás instituciones del Estado efectuaron labores de asistencia. A través de la Dirección de Hidrometeorología, se pronosticó la formación de intensas tormentas que azotarían la ciudad, por lo que la alerta se elevó de naranja a amarillo dentro de los niveles preventivos.

Los equipos de la Secretaría de Seguridad y Control Ciudadano locales, pusieron en marcha controles en el tránsito y los desvíos dentro de las localidades que se vieron afectadas ante el registro inminente de las precipitaciones que se fueron intensificando de manera progresiva.

También fueron incrementadas las tareas en materia de prevención y se reforzaron las labores en cuanto a la limpieza, activando de manera adicional los protocolos con respecto al monitoreo de arroyos y red pluvial. El nivel de Atención del Riesgo Amarillo continuó por varias horas a pesar de que el tiempo mejoraba, esto debido a la posibilidad latente de la manifestación de precipitaciones y vientos fuertes en la ciudad.

Varias organizaciones e instituciones en la ciudad de La Plata se pusieron al frente del desarrollo de una campaña en solicitud de ayudas para poder recibir las donaciones de colchones, ropa, agua y alimentos no perecederos como medida de colaboración ante la catástrofe vivida.

Zonas afectadas por la inundación en La Plata 

Las zonas que resultaron afectadas a raíz de la inundación en La Plata fueron las áreas de la costa e isla, además de los sectores urbanizados de Punta Lara, la Ensenada y Berisso. En el caso de Punta Lara, casi el 50% del territorio se vio fuertemente afectado sufriendo varios daños.

De igual manera la zona del noroeste, en las cercanías con la selva marginal, así como en el sureste y suroeste, regiones cercanas al casco de la Ensenada, se vieron azotadas por las lluvias y la inundación, daños también vividos en partes del Club Regatas. En cuanto a la zona de Berisso, se registraron fuertes inundaciones que afectaron partes importantes de su urbanismo, a pesar de las obras de defensa que se aplicaron en el sitio.

Los asentamientos ubicados a lo largo y ancho de las Avenidas 122 y 128, gracias a su ubicación geomórfica de terraza y escalón, no tienden a ser vulnerables de inundarse, mas si como una consecuencia producto de las lluvias torrenciales que se presentaron en la región de La Plata, donde se desbordaron las cuencas naturales.

Otro de los factores que influyeron en estos hechos fue la ausencia de conductores para los desagües artificiales, que son los elementos que contribuyen a que el agua caiga de una manera superficial ayudado con la gravedad y tomando una dirección hacia el bañado, que ya presenta una fuerte coacción y arrastra a través de una pendiente todos los obstáculos que impiden el deslizamiento.

Los asentamientos agrícolas también quedaron bajo las aguas, perdiéndose las cosechas que quedaron inundadas, lo que generó grandes pérdidas económicas a muchos productores de la zona. Otras de las ciudades que fueron gravemente afectadas con la inundación fueron las comunidades de Los Hornos, Villa Elvira y Tolosa, así como gran parte del casco central de la ciudad de La Plata.

Finalmente te dejamos este video de la inundación en La Plata 

La inundación en La Plata fue un hecho que conmocionó a Argentina, ya que fue un evento que tanto en el año 2013 como en el 2018 afectó gravemente a varias zonas, dejándolas sumergida debajo de las aguas, inundaciones de las cuales se recuperaron con el pasar del tiempo. Sin duda lo más lamentable fueron los casi 90 muertos que ocurrieron en el 2013. He aquí un video donde se describe parte de los hechos de aquel entonces.

(Visited 1.523 times, 5 visits today)

Deja un comentario