Oso Polar: origen, ¿Qué es? características, hábitat y más.

El Oso Polar o como también se le denomina: oso blanco y Ursus maritimus, es un tipo de mamífero carnívoro que forma parte de la familia de los osos, Ursidae. Es uno de los mamíferos carnívoros más grandes que existen en el mundo. Vive sólo en zonas donde hace mucho frío, en las cercanías de la región Ártica. La única excepción son los osos polares que viven en cautiverio, es decir en zoológicos de todo el mundo.

Oso Polar

Origen de Oso Polar

Un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Biodiversidad y Cambio Climático de Alemania, en conjunto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concluyen que el Oso Polar fue visto por primera vez en la Tierra, 600.000 años atrás. Tiempo adecuado para acostumbrarse a las condiciones climáticas de un entorno helado.

El estudio, que está publicado en la revista Science, cuestiona a cuál podría ser el futuro de esta especie, a la que los expertos piensan que el oso del ártico, proviene de una raza de osos de pelo marrón, de entre 166.000 y 111.000 años de antigüedad.

El Oso Polar ha sido capaz de adaptarse muy bien al cálido, que hay en los zoológicos, razón por la cual los expertos piensan que esta especie fue aislada al Ártico en tiempos remotos, dado a los cambios climáticos, más que una necesidad física.

Los estudios se basaron en el análisis del ADN nuclear de 19 especímenes de Oso Polar, 18 especímenes de oso pardo y 7 de oso negro. Las conclusiones a las que se llegaron, con estas de estas comparaciones, no deja lugar a dudas: el Oso Polar y el oso pardo cuentan con un parentesco del antepasado común, que data de unos 600.000 años.

De esta manera se concluye que, el origen del Oso Polar es mucho más remoto de lo que se especulaba. La antigüedad de esta especie, 600.000 años, hace pensar, que la capacidad de adaptación del Oso Polar al entorno que le rodea no fue tan rápida como se pensaba.

Esto significa que el oso del ártico es mucho más susceptible a los efectos del cambio climático, de lo que muchos expertos pensaban.

Una especie que afronta el deshielo glaciar y a la eliminación de su hábitat, que además, tendrá que habitar zonas que ya están habitadas por seres humanos, pero con limitaciones que pueden dañar seriamente la supervivencia de este animal.

Una especie más ancestral de lo que se creía y cuyo proceso de crecimiento y adaptación al medio es más lento de lo que muchos científicos creían. (Ver artículo de Oso Grizzly)

¿Qué es?

El Oso Polar es un animal que pertenece a la categoría Mamífero, que se distingue por su hocico en punta, su cabeza algo aplastada y su pelo de color blanco. Como su nombre lo indica, esta especie pertenece al grupo familiar de los osos o úrsidos y habita en la región polar, específicamente en la zona del polo norte.

También conocido como oso blanco, el Oso Polar es uno de los mamíferos carnívoros de mayor tamaño en el planeta. Es el más grande de todos los depredadores que existen: se le coloca en la parte superior de la cadena trófica y no posee depredadores naturales.

El Oso Polar, como  todos los úrsidos, es plantígrado. Lo que significa que, cuando se desplaza, apoya la totalidad de la planta de sus manos y sus pies en la superficie. El tamaño grande, el pelaje espeso, las garras y los ojos pequeños son otros rasgos que lo definen.

El hábitat natural del Oso Polar son los territorios marítimos septentrionales de Canadá, Alaska, Noruega, Groenlandia y Siberia. Debido a sus magníficas habilidades para el nado, puede atrapar peces, morsas y focas para alimentarse.

Otra manera de movilizarse, los osos polares se suben sobre témpanos de hielo para encontrar su alimento. En tierra, llegan a alimentarse de renos.

Sin embargo, los humanos se convirtieron en su principal enemigo, debido a que los esquimales, por mencionar un caso, acostumbraban cazarlos por su pelaje, el que utilizaban para protegerse del frío y su carne. De igual manera, esta especie, también suelen ser víctimas de cazadores deportivos y de personas que los eliminan, para que no ataquen a animales domésticos o lleguen hasta los sitios poblados.

No obstante, el mayor peligro que atenta contra la subsistencia de esta especie es principalmente la contaminación. Debido al calentamiento global, el ecosistema está sufriendo cambios que atentan contra su supervivencia.

Características 

El Oso Polar es un animal realmente señorial. Carnívoro violento, cuenta con un organismo excepcional, que le permite adaptarse al frío extremo. A continuación, todo en detalle, sobre las características más destacadas de esta especie.

Es considerado como el superdepredador del Ártico, un carnívoro depredador fuerte, que se ubica por encima de todos en la cadena alimentaria, con excepción del hombre. Es uno de los mamíferos terrestres de mayor tamaño del mundo y se caracteriza por tener un pelaje totalmente blanco, que le facilita la adaptación a su hábitat helado.

Su nombre científico, como ya se ha mencionado es Ursus Maritimus, que significa oso marítimo, debido a que posee una gran habilidad para nadar y pasa una gran parte del tiempo, sumergido en las heladas aguas del Ártico, donde se piensa que habita, desde hace unos 120.000 años, según los fósiles encontrados.

Comparado con otros osos, el Oso Polar tiene algunas diferencias más, como por ejemplo sus patas, las cuales son más desarrolladas, que le sirven para poder andar sobre la nieve y el hielo o nadar; el hocico es más alargado y el pelaje es más espeso, además, goza de una capa de grasa adicional.

A pesar de que no se nota, la piel del Oso Polar es negra, lo que le sirve para atraer mejor los rayos solares y controlar la pérdida de calor en invierno.

En promedio, las medidas de un macho pueden alcanzar hasta 2,6 metros y llegar a tener un peso de unos 500 kilogramos; mientras que las hembras, llegan a medir solo hasta 2 metros y a pesar unos 250 kilos. Sin embargo, cuando están en gestación, las osas llegan a acumular más grasa y pueden llegar a tener el mismo peso que los machos.

Una de las más destacables características del oso polar es la planta del pie, la cual cuenta con una especie de almohadillas gruesas y negras, que están cubiertas con lo que se conoce como protuberancias dérmicas, las cuales, crean fricción entre el pie y el hielo, para impedir que el oso patine. Los pelos largos que crecen entre las protuberancias y los dedos del pie también contribuyen a impedir los patinazos.

La cabeza de un Oso Polar es oblonga, lo que significa que es más larga que ancha y relativamente pequeña, si se compara con el tamaño del resto del cuerpo. La boca es alargada con un hocico de nariz romana el cual es levemente  arqueado. La nariz es ancha y negra.

Los osos polares tienen 42 dientes, que utilizan para coger el alimento y para el comportamiento agresivo. Los osos polares usan sus incisivos para esquilar trozos de grasa y carne. Los dientes caninos agarran presas y rasgan pieles duras. Dotados de premolares dentados y molares para rasgar y masticar, los osos polares ingieren la mayoría de los alimentos en trozos grandes en lugar de masticarlos.

Los ojos de un Oso Polar son, generalmente de color café y se encuentran más bien juntos en el frente de la cara. Las orejas resultan de menor tamaño, si se comparan con las de otros osos, una adaptación que les permite conservar el calor corporal. La cola es pequeña, pues no llega a medir más de 12 cm, es decir, 2,8-4,7 pulg. de largo. (Ver artículo de Oso Panda)

Nombre científico

Constantine John Phipps fue el primer científico quien, por primera vez hizo la descripción del Oso Polar como una especie diferente, con el nombre científico de Ursus maritimus, del latín oso marítimo, dado las condiciones de su hábitat nativo. Los esquimales, cuando hacen referencia al Oso Polar, lo llaman nanook transliterado como nanuq en iñupiaq.

Peso y Tamaño

Como ya se ha mencionado, el Oso Polar es el carnívoro de mayor tamaño que existe sobre la tierra. Los machos llegan a tener un tamaño que duplica el de las hembras, de dos a tres veces.

Las medidas y pesos correspondientes a esta especie de osos son:

Los Machos llegan a pesar desde 350 a más de 650 kilogramos, es decir de 772 a 1433 lb.
Además su altura oscila entre 2,5 y 3 m, es decir 8.2-9.8 pies de largo.

Las Hembras llegan a pesar hasta 250 kilogramos (331-551 lb.) y su altura alcanza ceasi de 1,8 a 2,5 m, es decir 6.0-8.2 ft. de largo. Sin embargo, las hembras embarazadas pueden llegar a pesar hasta 500 kg, o 1.102 lb.

El Oso Polar más grande que se haya registrado, fue un macho que pesaba 1.002 kg (2.209 lb.) y medía 3,7 m (12 pies) de largo.

Piel

El pelaje o piel del Oso Polar puede variar de blanco puro al amarillo, el cual puede ponerse marrón claro, según la luz o la estación del año. Los osos polares están totalmente cubiertos de pelos, con excepción de la nariz y los labios. El pelaje de un oso polar es de por lo menos 2,5 a 5 cm (1-2 pulg.) de espesor. Una capa densa de lana aislante de pelo bajo es cubierta por una capa relativamente delgada de pelos rígidos y brillantes. Los pelos de la capa superior pueden ser hasta 15 cm (6 pulg.)

A pesar de que son verdaderamente translúcidos, el pelaje del Oso Polar parece blanco debido a su calidad altamente reflexiva. La oxidación del sol, o de la coloración, puede hacer que los pelos simulan un color amarillo o marrón. La piel del oso polar es aceitosa y repelente al agua.

Dado que el hielo se forma cuando la piel mojada se expone a temperaturas del aire por debajo del congelamiento, los pelos del Oso Polar no se comprimen cuando están mojados, lo que ocasiona, que los osos polares al sacudirse fácilmente el agua, hará que cualquier hielo que pueda formarse después de nadar, se desprenda con facilidad.

Como se manifiesta anteriormente, los osos polares tienen el pelo repelente al agua, los aceites hacen que el pelo grueso cuando está mojado, sea fácil para ellos sacarse toda el agua y el hielo que pueda haberse formado. Los osos polares mudan completamente  su pelaje, todos los años, por los meses de mayo o junio.Este proceso puede llegar a durar varias semanas.

El pelaje de un Oso Polar, solo deja a la vista la nariz y los labios, los cuales son de color negro. El color negro facilita que el oso pueda atraer para sí, la energía de la luz del sol para calentar su cuerpo.

Piel del Oso Polar

Hábitat

Como es bien sabido, el Oso Polar habita los territorios mas fríos del planeta. Ellos viven en el Ártico, donde las temperaturas son extremadamente bajas, el agua está fría y son capaces de trasladarse por gruesas capas de hielo. Pueden sobrevivir en lugares muy apartados y lejanos, en donde el hombre, no ha podido llegar, a menos que se trate de pequeñas colonias y tribus originales de la zona.

En los últimos tiempos, se han visto algunos osos polares en lugares más cercanos a las civilizaciones humanas, tal es el caso de Canadá, específicamente en la parte de St. James Bay. Los osos polares tienen una diversidad muy grande de sitios en los que circulan, en estas áreas donde viven. Se piensa que la gran diversidad de osos polares, es mucho mayor que la de cualquier otro carnívoro de gran tamaño en el mundo.

Hay muchos osos polares que viven en cautiverio, en zoológicos, por todas partes del mundo. Por lo que se sabe, se adaptan muy bien al cautiverio. Hay quienes lo creen difícil, sin embargo, los osos polares tienen la capacidad de adaptarse a un clima cálido, en muchos de esos parques zoológicos.

Una particularidad que se evidencia cuando están en los zoológicos, es que su peso disminuye, al que tienen en su hábitat natural, debido a que no que no necesitan las capas adicionales de grasa, que acumulan debajo de la piel para mantener el calor como lo hacen en las zonas frías.

Oso Polar en Zoológico

Entre las especies de osos salvajes, es conocido que el oso polar alcanza vivir hasta 25 años. Por lo general, los osos polares no son víctimas de la gran diversidad de enfermedades y virus que atacan a otras especies de osos. Aún lo expertos no han podido descubrir, porqué los osos polares mueren en la naturaleza.

No es fácil encontrar los restos, para estudiar y determinar en detalle lo que sucedió. Se piensa. que con el tiempo, al envejecer, estos osos polares se debilitan, lo que los hace menos ágiles, por lo que se les dificulta, el traslado a las áreas en donde consiguen su alimento para sobrevivir.

También se piensa, que debido a la naturaleza violenta, mientras está la temporada de apareamiento, en los sitios en donde viven los osos polares, los machos son muy tendientes a morir de sus heridas. No tienen la misma capacidad de perseguir debido a sus heridas o para encontrar alimentos, si muchos de sus dientes se han roto en tales peleas.

Otra forma de atentar contra la vida de esta especie son los accidentes como derrames de petróleo, cuando estos ocurren en zonas en las que los osos se proveen de su alimento.

Las hembras son más cuidadosa en lo que se refiere a escoger el lugar donde vivir, por lo que se ve afectada su distribución. Las hembras prevén la necesidad de encontrar un sitio en el que sus cachorros que van a nacer, puedan estar protegidos.

La osa madre se esmera en estudiar el lugar, en el cual van a vivir ella y su cría, por un tiempo de varios meses, después de que el cachorro nazca. A pesar de que una hembra encuentra un lugar donde se haya suficiente comida, pero que no presenta la seguridad suficiente para su cría, lo desechara y continuará buscando.

El problema surge porque la mayor parte de la tierra que hay en torno a estas aguas, se esta empleando para otros propósitos. Le ocasiona una situación de estrés a la osa polar embarazada, pues le hace difícil la tarea de encontrar  un lugar adecuado para crear su cueva cuando lo necesita. Lo que puede terminar en que el cachorro nazca con un peso mucho más bajo del indicado o peor aun, que lo pierda.

Se han tenido noticias de que hay osas polares tratando de hacer sus refugios, en los lugares donde viven. Es probable que requieran crear una cueva, en un pedazo de hielo a la deriva. A pesar de que no es un lugar ideal para dar a luz, puede que sea el lugar más seguro para sí mismas y para sus cachorros. (Ver artículo de Aves Rapaces)

Alimentación

Los osos polares son animales muy grandes, por lo que es normal, que para su alimentación se requiera de una gran cantidad, para saciarlos. Para los osos polares, el alimento más preciado son las diferentes especies de focas que habitan en la misma área que ellos. Debido a que, así como los osos polares, las focas también pasan tiempo en el agua y en tierra, por lo que los osos tienen muchas oportunidades de apresar con éxito este tipo de presa.

Los dos tipos de especies que son consumidas por los osos, por lo general son las focas anilladas y focas barbudas.

Generalmente, los osos polares no tienen problemas para hallar todo lo que requieren para su alimentación, debido a la gran cantidad de focas que hay en la región del Ártico. El único momento en el que baja un poco la abundancia de focas, es cuando, estas viajan en busca de sus alimentos.

Foca anillada

Los osos polares se caracterizan por ser cazadores de mucha perseverancia también, por lo que esperan a que las focas salgan a la superficie para tomar aire, las atacan comprimiendo sus cráneos utilizando sus poderosas mandíbulas.

A pesar de que ellos podrían cazar las focas fuera del agua, las investigaciones afirman, que esto no ocurre con frecuencia, al parecer, se les facilita más el proceso de búsqueda cuando lo hacen en el agua.

El Oso Polar aplica el elemento sorpresa, lo que le facilita atrapar las focas para una alimentación más rápida y segura. De igual manera, no tienen que salir del agua el cual es el lugar preferido para pasar la mayor parte de su tiempo.

Sin embargo, los osos polares cambian su dieta alimenticia, cuando envejecen. Mientras son osos jóvenes comen solo la carne de las focas que matan. Asimilan muchas proteínas que se hallan en la carne roja, lo que contribuye a su crecimiento. Pero cuando ya se están haciendo adultos, son propensos a cambiar sus hábito alimenticios y comienzan a comer solo la grasa y la piel.

Una particularidad especial, de las osas madres es, que cuando están enseñando a los cachorros a cazar, ella se come la parte externa de las focas y deja la carne para los oseznos. Osos polares los cuales no tienen mucha experiencia, se les puede ver, comiendo lo que otros dejan.

El Oso Polar es considerado un animal muy limpio, pues después de comer, se lavan con el agua helada y la nieve, a lo que los expertos dicen que por tener el sentido del olfato muy desarrollado, no soportan el olor de las focas en su cuerpo.

Otra manera de alimentarse, los osos polares consumen, en el caso de no poder cazar una foca, es cazando morsas, de las cuales, escogen a los más cachorros o los que están mas ancianos; también se les ha visto cazando ballenas y comerse los restos que dejan los demás.

El estómago del Oso Polar es muy resistente, al punto de que pueden consumir alimentos que se encuentran en un estado de descomposición, sin que les produzca ninguna reacción desfavorable. A pesar de que los osos polares también pueden alimentarse de animales terrestres, como no suelen ser tan rápidos como sus víctimas, se conforman con comerse ciervos débiles o heridos y roedores, entre otros.

Los osos polares cuentan con un mecanismo, el cual  les capacita para estar durante varios meses sin consumir alimentos, cuando este escasea, lo cual ocurre, principalmente, durante los meses de invierno cuando puede ser difícil encontrar a las focas a través de las capas de hielo. Todavía no se sabe como funciona este mecanismo, pues se ha observado a algunos osos polares muriendo de hambre, mientras que otros conservan la vida. por medio de la grasa acumulada.

Hay estudios que revelan que los osos polares pueden comerse a los de su misma especie, si en su hábitat natural, escasea el alimento natural para ellos. (Ver artículo de Escarabajos)

Reproducción del Oso Polar

En la actualidad, aún hay mucho sobre la reproducción del Oso Polar que se desconoce, sin embargo, hay mucha información para que se pueda relacionar y concluir, por medio de conjeturas y materiales. Hablamos particularmente, de animales solitarios, hasta que llega la hora de que el proceso de apareamiento comience.

Los machos comienza el proceso del apareamiento, cortejando a las hembras en las que están interesados, lo que deberá ocurrir entre los meses de abril y mayo de cada año.

Los machos  se disputan de forma muy agresiva entre sí, por el derecho a aparearse con las hembras. Hay una propensión de selección cuando los osos polares se trasladan hacia las áreas de caza de alimentos, durante las épocas del año. Los machos tendrán una hembra en su mente para unirse y pelearán con los otros que quieren estar con ella. Algunos de estos machos han caminado más de 100 millas para aparearse con una hembra de la cual han sentido el olor.

Los enfrentamientos entre los machos por las hembras pueden ser muy violentas. Pasan horas peleando, por lo que terminan con la piel destrozada, los dientes rotos y un montón de heridas para todos los que se involucran en la pelea. Los machos más adultos, por lo general son más hábiles en la lucha y más fuertes, por lo que se ganan el derecho a aparearse la mayor parte del tiempo, más que los machos más jóvenes.

Cuando se estudian las características físicas de los osos polares, encontramos que los machos tienen más pelo en las piernas que las hembras. Los expertos afirman que este pelo de más, le resulta muy atractivo a las hembras. También se piensa, que sirve como una manera para que las hembras decidan con quién quieren aparearse. Es muy similar a la melena de un león, que también se conoce por atraer a las hembras para el momento del apareamiento.

No es extraño para las hembras llevar a cabo apareamiento con más de un macho. Las pruebas de ADN realizadas a  una camada de cachorros han dejado claro, que pueden ser del mismo padre o de varios. Por lo general, el proceso de apareamiento con cada macho tendrá una duración de una semana completa, lo que contribuye a asegurar que la concepción ha ocurrido.

En la última década ha habido ensayos en los que se prueba que el Oso Polar en ocasiones, se ha cruzado con el oso pardo exitosamente. Esto ha sido confirmado por las características físicas de algunos descendientes, así como las pruebas de ADN. Se cree que esto ocurre de forma limitada.

Las hembras por lo general, aumentan entre 400 y 500 libras durante su embarazo. Ellas van a fabricar un refugio  para sus cachorros con varios túneles dentro. Los osos polares dan a luz a sus crías en tierra. Una vez que los cachorros nacen, la hembra hibernará en la cueva. Sólo las hembras embarazadas hibernan, las otras se mantienen activas durante todo el año.

Una particularidad de los osos polares es que su temperatura corporal no desciende como la de otros osos, mientras están hibernando, no obstante, su ritmo cardíaco si baja considerablemente, como sucede en otros osos.

Los cachorros nacerán en cualquier momento entre noviembre y febrero. Sólo pesarán unos 2 kilos al nacer y dependen totalmente de su madre para sobrevivir. Por lo general, nacen dos cachorros. La madre se mantendrá por medio de sus reservas de grasa mientras se mantiene en la cueva cuidando a los cachorros. Dado que la leche contiene gran cantidad de grasa, los cachorros habrán alcanzado un peso cercano a 35 libras cuando es el momento de dejar la cueva.

Las hembras suelen ser muy cariñosas mientras dan de comer a sus cachorros, los cuales estarán bajo el cuidado de sus madres hasta que alcanza a tener 2 ½ años de edad. Por lo general, el 60% de los cachorros mueren antes de cumplir un año de edad, debido a los problemas ambientales, lobos, osos e incluso los osos polares machos que los ven como una amenaza.

Gestación

El tiempo de gestación en la especie del Oso Polar es de unos ocho meses, en el cual está incluido un tiempo para implantación tardía. Es decir, que el óvulo fertilizado se divide en una bola vacía de células, de una capa de espesor o blastocisto, luego para su crecimiento, se queda flotando libremente en el útero, por un tiempo aproximado de cuatro meses. El blastocisto luego se incrusta en la pared uterina y sigue con su desarrollo.

La implantación tardía asegura que el osezno nazca en la mejor época del año para sobrevivir y permite que la hembra esté en buena condición física y emplee su energía para alimentar a sus cachorros recién nacidos. El desarrollo embrionario del oso polar se estima en cuatro meses.

¿El Oso Polar es peligroso?

El Oso Polar es una pieza clave elemental de la identidad nacional de Canadá, sin embargo, podría significar un peligro importante para las comunidades del norte del país, si el cambio climático, sigue afectando negativamente su hábitat natural, según lo indica un nuevo estudio.

El Oso Polar es probablemente muy peligroso,  en lo que se refiere a las interacciones entre los hombres y los osos, reveló Ian Stirling, un científico con sede de Edmonton que trabaja en el Servicio Canadiense de Vida Silvestre y que ha pasado 41 años de su vida, estudiando a los osos polares.

Stirling, profesor adjunto de la Universidad de Alberta dijo, que en la actualidad se están sacrificando hasta 50 osos agresivos al año, en el Ártico canadiense porque se han convertido en un peligro para la vida humana y los bienes.

Stirling afirma que el mayor problema que los osos polares tienen que enfrentar es el calentamiento global, debido a  que este fenómeno, ocasiona el deshielo en las zonas árticas. El hielo es esencial para los osos polares, ya que les sirve como una plataforma de caza, por medio de la cual, pueden acceder a sus fuentes de alimento principal, como las focas.

Cuando el hielo se derrite  simplemente se rompe, los osos pierden los sitios en los cuales conseguían alimentos y se ven obligados a encontrar otros nuevos. Si los osos polares no pueden conseguir su alimento, no pueden sobrevivir, indicó Stirling, quien acaba de publicar el libro Los osos polares: La historia natural de una especie en peligro.

En un nuevo estudio, los científicos presumen que, motivados por la escasez de alimentos, los osos polares se deben alimentar de los más jóvenes de su especie para saciar su hambre. Por lo que ha proliferado el canibalismo e infanticidio en los últimos 10 años que en los que hemos visto en la totalidad de los últimos 25 o 30 años.

De igual manera, los osos polares de Canadá, que constituyen dos tercios de la población mundial, también sufren las consecuencias del cambio climático y lo hacen a un ritmo tan acelerado que los ejemplares que se encuentra en las orillas de la bahía de Hudson, corren el peligro de desaparecer en tan solo unas poca décadas.

La situación en Manitoba y Ontario es realmente muy grave, debido a que el hielo marino se está quebrando tres semanas antes que hace 30 o 35 años, lo que hace que los osos tengan una menor tasa de natalidad. El científico Stirling declara que se debe estar más atentos a la difícil situación de los osos polares, porque estos animales son un indicador real de los efectos del cambio climático. (Ver artículo de Grillos)

Curiosidades 

El Oso Polar es uno de los animales más representativo del mundo. Su monumental tamaño unido al hermoso color de su pelaje le otorgan características, que lo hacen único. A continuación presentaremos algunas curiosidades sobre esta especie tan imponente, como lo es el Oso Polar.

  • Los osos polares se localizan en las selvas heladas del Ártico, en Canadá, Alaska (EE.UU.), Groenlandia, Rusia y Noruega.
  • Los osos polares adultos llegan a medir más de 2.5 m de largo y su peso alcanza, alrededor de 680 kg. El enorme tamaño y peso del oso polar hace de ellos, los carnívoros vivos más grandes del mundo.
  • Los osos polares se han adaptado, excelentemente, para sobrevivir en uno de los medios ambientes más duros de la tierra. Aparte de su pelaje grueso,cuentan con una capa de grasa que sirve para proteger sus cuerpos del aire helado y del agua helada. La piel de los osos polares, debajo de su hermoso pelaje blanco, es negra, lo que les facilita absorber los rayos del sol y a mantenerse calientes.

  • Estos imponentes mamíferos cuentan además, con un increíble sentido del olfato, que emplean para rastrear su alimento preferido, las focas. De hecho, su sentido del olfato es tan bueno que pueden olfatear presas a una distancia de hasta 16 km.
  • Otra característica que se destaca en los osos polares es, que son excelentes nadadores y han sido vistos en aguas a más de 100 km de la costa, es decir que tienen la habilidad de nadar hasta a unos 10 km/h, utilizando sus patas ligeramente palmeadas de 30 cm de ancho como remos en el agua.
  • A pesar de que nadan muy bien, los osos polares no son lo suficientemente rápidos, como para capturar focas en aguas abiertas, para lo que dependen del hielo, el cual utilizan como plataforma de caza. Aguardan cerca de los orificios de respiración de la foca o en el borde del hielo, para que al momento en el que las focas salen a la superficie, la atrapan sacándola del agua y se la comen.
  • Las hembras de los osos polares dan a luz a sus crías en cuevas de nieve en el mes de noviembre o diciembre, meses en los que los osos polares, se encuentran protegidos del duro entorno ártico. Cuando los cachorros nace, miden unos 30 cm de largo y pesan casi medio kilogramo, eso es más o menos lo mismo que un conejillo de indias.

  • La familia polar sale de su cueva cuatro o cinco meses después. Los cachorros se quedan con su madre durante unos dos años, mientras aprenden todo lo que necesitan saber para sobrevivir en el Ártico.
  • Sin embargo, estas fascinantes criaturas son catalogadas como indefensas, debido a que son víctimas del cambio climático. El incremento de las temperaturas globales, lo que se traduce en que el hielo marino se derrite antes y se forma más tarde cada año, dejando a los osos polares menos tiempo para buscar comida.

¿El Oso Polar esta en peligro de extinción?

En la actualidad son 5 de las 19 especies de osos polares, que se encuentran en un estado de inseguridad. Esto es debido a la disminución en números de su población, lo que de continuar, estaríamos presenciando la pronta extinción de los oso polares.

Parte de este problema, está seriamente relacionado con el hecho de que los osos polares han sido cazados constantemente desde hace décadas. No había ningún tipo de restricción y el desafío de cazarlos era muy atractivo para los cazadores de todo el mundo.

En lo que se refiere a las otras especies del Oso Polar, 5 de ellas aún se mantienen estables; incluso hay investigaciones de que dos categorías se han incrementado en número, lo que es consolador. No hay suficiente información recopilada sobre el resto de las especies, como para poder clasificarlos en una categoría, bien sea en peligro de extinción o no.

Se cree que su número disminuirá en un 30% durante los próximos 45 años si no se toman las medidas necesarias que contribuyan a impedir que esto ocurra.

Entre las medidas de preservación, que se han puesto en práctica se incluyen restricciones del gobierno sobre la caza de osos polares en peligro de extinción. No obstante, se cree que cientos de ellos son cazado de manera ilegal cada año en todo el mundo.

Esto es debido, generalmente, a que las sanciones no son muy estrictas o no se cumplen muy bien en muchos lugares. Mucha gente cree que los osos polares son una gran amenaza, por lo que prefieren cazarlos antes de que puedan atacar.

3 especies de Oso Polar

A pesar de que cualquier de un oso polar a un ser humano, por lo general, termina en la muerte, pero no es frecuente que los osos polares persigan a los seres humanos, por el contrario, la tendencia es a huir y alejarse de lo que ellos perciben como una situación potencialmente peligrosa. La gran excepción es cuando tienen mucha hambre y otras fuentes de alimentos no les son suficientes en ese momento.

Otra gran inquietud, para el Oso Polar en peligro de extinción es la cantidad de contaminación ambiental que hay. Existe una gran cantidad de insecticidas a los que están expuestos. También se comen la grasa de las focas que son muy tóxicas en sí mismas. Otra es la presencia de exceso de metales pesados ​​para los osos polares es una preocupación.

Todo lo nombrado anteriormente puede ocasionar abortos involuntarios durante el embarazo, oseznos con bajo peso al nacer y con el sistema inmunológico debilitado. Estos escenarios hacen imposible que se eleve el número de su población en el planeta.

Contaminación producida por el hombre

La mayor amenaza, que atenta contra la vida del Oso Polar es el calentamiento global. Para contrarrestar esta desventaja y con ello impedir la extinción del Oso Polar, sería necesario hacer cambios en el estilo de vida del hombre, debido a que solo el ser humanos tiene la posibilidad de controlar los cambios ambientales, mientras que los animales, entre ellos el Oso Polar no.

Dado la diversa distribución de donde viven los osos polares, es posible anticipar que el número de ellos desciende en algunos lugares más que en otros. De hecho, en algunas zonas las cifras parecen estar incrementándose. Pero, en general, los números no son muy altos. Se espera poder hallar la manera de llevar a cabo investigaciones adicionales.

Conocer más sobre la vida de los osos polares, así como de las razones de cómo mueren, puede contribuir a excluirlos de la situación de peligro de extinción.

A finales de 2008 el Oso Polar, fue agregado, de manera oficial, a la lista de los Estados Unidos de Especies Amenazadas. Se piensa que no hay más de 25.000 osos polares en el mundo. No obstante, debido a que están distribuidos en diferentes áreas, unas por demás aisladas, no es fácil determinar el número exacto.

No todos creen que los números que se presentan de casos de muerte, por los motivos que sean, son lo suficientemente bajos aún para afirmar que los osos polares, se encuentran en este estado de peligro de extinción. Sin embargo, esto está basado en la investigación científica y las predicciones sobre la vida de estos animales, en lugar de su número actual. (Ver artículo de Abejorro)

Diferencias entre Oso Polar y Oso Pardo

Hubo un tiempo en el que se creyó, que los osos polares eran descendientes recientes de los osos pardos y que su pelaje blanco y las patas palmeadas era el resultado de una evolución reciente, de unos 150.000 años.

Sin embargo, nuevas investigaciones han revelado otra cosa; los osos polares y pardos tienen un ancestro común, que asciende a los osos polares a unos 600.000 años atrás. El estudio, publicado por la revista Science, llevó a cabo análisis de muestras de ADN (ácido desoxirribonucleico) tanto de osos pardos, como polares y negros, para así poder determinar sus orígenes.

De acuerdo a estimaciones anteriores sobre la ascendencia del Oso Polar, por medio de análisis de ADN mitocondrial, el cual da una versión incompleta de la evolución ya que sólo se da en las hembras. Mientras que este nuevo estudio analizó 14 tramos de ADN nuclear, que fueron extraídos de ambos padres, lo que ofrece un resultado más preciso.

El equipo que se encargó de realizar esta investigación, con base en el Biodiversity and Climate Research Center en Frankfurt, Alemania, encontró que los osos polares son “mucho más antiguos y únicos genéticamente”, que lo que se pensaba anteriormente. Es más, se encontró, que los osos pardos y los osos polares tienen linajes completamente distintos.

Aunque parezca insólito, lo poco que se sabe sobre la evolución de un animal tan representativo, no lo resulta tanto si se ve por el lado de que los osos polares viven en mares congelados y apenas se han conseguido algunos fósiles, lo que hecho su ubicación muy difícil a lo largo de la historia.

Oso Pardo

Como se puede apreciar, tanto el Oso Polar como el pardo, tienen mucha similitud en todos sus aspectos, pero dado a que habitan en diferentes ambientes, su pelaje es de diferente color. Dado que el oso pardo vive en bosques y en zonas montañosas, el color de su pelaje es marrón, el cual es es un color que se asemeja al del los árboles. Mientras que, el Oso Polar tiene pelaje blanco porque vive en el ártico y ahí hay mucha nieve.

Otra diferencia que se pone en evidencia entre estos dos osos, son las patas. El Oso Polar tiene patas en forma de palmas, las cuales les sirven para nadar. Mientras que el oso pardo vive en áreas en donde no hay aguas profundas, sinó ríos, no tuvo la necesidad de desarrollarlas.

Como se observa en la foto anterior, el oso pardo tiene el pelaje largo, el cual les sirve para retener el calor que sale de su cuerpo, pues aunque parezca que el oso pardo vive en zonas menos frías, la temperatura en las montañas no es calurosa, por lo que también necesita mantener el calor.

 

Sin embargo, también hay parecidos entre el Oso Polar y el pardo, como por ejemplo, las orejas, las cuales son cortas y el hocico, también, es de tamaño similar. Otro parecido es el diámetro del cuerpo y la masa muscular, que es, por lo general, casi la misma.

No obstante, a pesar de que estos osos tienen muchas características similares, sus linajes son distintos y si se itercambiaran a estos animales de su hábitat natural, ninguno de los dos sobreviviría, porque no se cumpliría su nicho ecológico.

Por lo antes expuesto, se puede aseverar que estos osos tienen diferentes relaciones con el ambiente.

(Visited 1.148 times, 2 visits today)

Deja un comentario