Pez Gato: características, hábitat, alimentación, tipos y más.

El pez Gato o como se le conoce también pez bagre, es particularmente llamativo y peculiar y que además cumple un papel esencial en el ecosistema que se produce en el interior de las peceras, debido a que algunos peces gato se comen los desperdicios de los alimentos que se acumulan en el fondo de las peceras, limpiandola y de esta forma se evita que los restos se pudran y dañe la calidad del agua.

Pez Gato

Características

Hay una gran diversidad de especies de pez gato, incluyendo algunos grupos que tienen ventosas en la cavidad bucal y que forman parte de la familia loricáridos. Esta cavidad bucal les permite pegarse en las paredes del acuario y limpiarlas, por lo que el pez gato puede cumplir dos funciones de limpieza, una del fondo y otras de las paredes.

Tambièn existe un gran número de siluriformes que comen algas, lo que es de gran ayuda si en la pecera hay de algas naturales que crecen muy  deprisa. Con estos peces se contribuye a controlar las poblaciones de algas y tener la pecera un poco mejor acondicionado.

Aunque el pez gato ayuda bastante en el mantenimiento de la pecera, no significa que se debe dejar de lado, el mantenimiento que se le debe hacer a la pecera con regularidad.

La gran mayoría de los ejemplares de pez gato que hay, forman parte de la orden de los Siluriformes. Se le denomina pez gato porque cuentan con unos bigotes en forma de tentáculos en la boca que se parecen a los bigotes de los gatos. Estos bigotes son denominados barbillones filamentosos. Existen algunos peces que los tienen debajo de la boca o incluso en el propio hocico. Al igual que en los gatos, estos filamentos son empleados como órgano sensorial, localizando de forma más fácil el alimento que van a comer.

Espinas punzantes y retráctiles cubren su cuerpo en la parte de arriba de su aleta dorsal y pectoral. Estas espinas les sirven en los ecosistemas naturales si son atacados por algún tipo de depredador. Además, en algunas de esas espinas poseen glándulas venenosas que pueden inyectar a sus presas. Según de la especie de pez gato que veamos, pueden o no tener estas espinas. A lo largo de la evolución de esta especie, las espinas han ido desapareciendo.

Otra particularidad del pez gato es que ademàs de tener la piel muy dura, no tiene escamas. Existen algunos grupos que tienen placas dérmicas que sirven como armadura que le sirve de protección ante el ataque de depredadores. Esta armadura ha ido evolucionando y reemplazando a las escamas. (Ver artículo de Peces)

Hábitat del Pez Gato

El pez Gato o bagre habita tanto en los ríos como en el mar; aunque generalmente, es un pez de agua dulce y es allí en donde es más asediado por su peor depredador, el hombre. Las personas que son fanáticos a la pesca, saben que aunque tengan todo lo que se necesita para pescar un pez gato, si no es el sitio indicado, no se conseguirá ni un solo pez bagre o gato.

A estos peces se les ve con frecuencia en barrancos y cascadas, en esto tienen mucho parecido con las lubinas, porque les gusta estar debajo de las piedras, empalizadas, troncos, y en por lo general, les gustan los lugares profundos y que estén cerca de los bancos de sardinas, que es uno de sus alimentos preferidos.

Sin embargo, a pesar de que les gustan más los grandes ríos y sus afluentes con cálidas aguas, también se pueden observar en arroyos, ríos pequeños, y lagos. Otros lugares en donde es común ver peces gato  son estanques y lagunas, e incluso hay los que pueden habitar  en aguas más sucias como las de pantanos y diques, que contienen fondos fangosos y arenosos.

Lo que es más relevante es el hábitat en donde vive y se desarrolla el pez gato, porque mientras más alimento tengan a su alcance, más crecerán y alcanzaran más tamaño y peso, como sucede con los peces gato que habitan en el río Mississippi, que al tener una gran cantidad de alimento para ellos, tienen un tamaño descomunal.

Reproducción

El pez Gato es un pez que cuando desciende la temperatura, acostumbra hibernar, por lo que se sumerge en aguas profundas y casi enterrados en el fango que haya en el lugar escogido.

Cuando llega la época de primavera cuando la temperatura se empieza a elevar el pez gato capta este incremento, se cree que con la franja lateral que tiene en los lados de su cuerpo y se dirige a zonas menos profundas. Es en esta época y en estos ambientes es donde empieza la reproducción del pez gato.

El pez Gato se une en pareja, macho y hembra y juntos preparan el nido en el barro donde la hembra, llegado el momento, pondrá los los huevos, los cuales solo llegan a medir unos 2 milímetros de diámetro. Los siluros tienen una forma singular de fecundar sus huevos. Hay específicamente dos formas en las que estos poco atractivos peces los protegen hasta que salen de los huevos y crecen lo suficiente, para poder alimentarse por sí mismos.

La primera forma de reproducirse el pez gato consiste en que la hembra coloca los huevos en el nido, preparado por macho y hembra, donde estarán hasta que eclosionan. Los huevos son resguardados con resolución por sus progenitores que no vacilan en atacar a cualquier otros peces que ose acercarse.

La segunda forma que emplean los siluros para incubar y cuidar sus huevos, característica de esta y otras especies, consiste en que el macho toma los huevos y los coloca en la boca durante dos o tres semanas hasta que nacen y se acabe toda la comida que puede suministrarles. Después de esto, las crías son expulsadas de la boca del macho y salen a buscar su alimento.

Mientras que los huevos están en el interior de la boca del macho, el pez Gato deja de comer y de tragar ningún tipo de alimento. Los siluros son una especie de peces que resultan ser muy protectores con sus crías. Mientras que se alimentan y nadan entre las hiervas y fango, tanto la hembra como el macho los cuidan, llegando a introducirse nuevamente en la boca del macho si las circunstancias lo requieren.

Aunque cuando se reproduce el pez Gato, el número de alevines puede ser muy grande, si uno de los pequeños se separa del grupo, los padres van a buscarlo incansablemente hasta que lo encuentran.

Esta situación se mantiene mientras que los alevines crecen lo suficiente como para que puedan encargarse de encontrar su propio alimento. A partir de ese momento es cuando los padres dejan definitivamente a sus crías y se van a aguas profundas, quedando las crías entre las hierbas y el fango, empleando los elementos necesarios para alimentarse y protegerse. (Ver artículo de Pez Globo)

Alimentación del Pez Gato

Al pez gato se le puede observar tanto en aguas dulces y poco profundas de ríos, como en aguas marinas profundas, a donde se dirigen en busca de su alimento. Es un pez dócil, que le gusta vivir solo dentro de algas y piedras, para ocultarse de los depredadores.

La alimentación del pez gato es muy diversa, ya que sus hábitos cambian según el tipo de pez. Por lo, que se puede afirmar que hay especies que son únicamente herbívoras, otras que les gustan los invertebrados acuáticos, otros caníbales, otras que comen zooplancton y la familia Trichomycteridae, que parasita a otros peces, ya sea por hematofagia o leptofagia.

El pez Gato acostumbra pasar la mayoría del tiempo en los fondos de las peceras rebuscando comida, por lo general, es un pez nocturno, aunque existen algunos grupos como, por ejemplo, los loricáridos que son diurnos y alterna con otros peces como los corydoras.

Si  desea saber cómo se debe alimentar a un pez Gato, lo mejor es darle verduras como judías, guisantes o calabacín. Algunas veces, se puede complementar su alimentación con larvas de mosquito o pequeños pedazos de madera.

Sin embargo, el pez Gato puede llegar al canibalismo y comerse peces de menor tamaño que estén a su alrededor. Además, también buscan huevos que hayan sido dejados por las madres para comerlos después.

Otra forma de alimentarse, el pez Gato, como es comiendo caracoles. Cuando nacen y en los primeros cuatro días de su vida, se les puede dar una hoja de lechuga y eso les bastará. Después que aprenden a nadar, así mismo pueden comer microgusanos y camarones.

Luego de 6 meses de su nacimiento, se debe agregar algunos alimentos vivos a su dieta, tales como:

  • Insectos.
  • Sanguijuelas.
  • Crustáceos.
  • Renacuajos.

Cuidados del Pez Gato

A la hora de comprar un pez gato para tu pecera es elemental conocer las costumbres del mismo para arreglar  la pecera de alguna manera. Hay que tomar en cuenta que los hábitos cambian mucho entre cada especie. Por lo que la morfología del interior, como la pecera, deben concordar con la especie de pez gato que se va colocar en ella.

La mayoría de los peces gatos requieren troncos y otros elementos para poder ocultarse, así como otras especies menos luz. En lo que se refiere a la alimentación, también es necesario saber qué especie es y cómo es su alimentación con anterioridad, debido a que algunas especies son carnívoros, otros herbívoros e inclusive muchos comen toda clase de alimentos es decir son omnívoros.

Por lo tanto, ante esto, es bueno saber que en tiendas de acuariofilia, se puede conseguir alimentos para peces gatos que son  balanceados y son de gran ayuda para el mantenimiento del pez.

En cuanto al fondo de la pecera, es aconsejable que tenga una estructura fina para que puedan adaptarse bien al fondo. Hay que tener presente que estos peces, por lo general, están la mayoría del tiempo en el fondo de la pecera, por lo que sebe colocar algo de una textura suave como gravilla, hará que se adapte mejor y se evitará que se lastimen los tentáculos.

El agua debe estar siempre limpia y con buena oxigenación. Para ello el sistema de filtrado tiene que ser bueno si se quiere asegurar su supervivencia. (Ver artículo de Pez Payaso)

Tipos de Pez Gato

El Pez Gato, conocido como siluro, que forma parte del orden de los siluriformes, que cuenta con un total de 33 familias, 400 géneros y 3093 especies.

Como se ha mencionado anteriormente, el número de tipos de peces gato o especies de bagres son en total 3093. Destacar todas y cada una de esas especies, sería realizar un artículo que sería muy difícil de leer en su totalidad. Sin embargo, los especímenes más raros y más buscados para peceras son el pez gato cola roja o el pez gato albino, entre otros.

A continuación una muestra breve de las especie de peces gato que buscan entre los fanáticos del pez gato de acuario.

Las diferentes clases de siluros señalan entre ellas mismas una gran cantidad de diferencias en lo que se refiere al hábitat, costumbres e incluso a fisionomía.

Sin embargo, se mencionan las especies que resultan más comunes y fáciles de observar en nuestros ríos. Hay muchos tipos de peces Gato que también se pueden obtener para colocar en peceras, pero antes es recomendable tener toda la información posible para determinar los peces siluros que se encuentran más extendidos en los ríos del mundo.

Entre estas especies está el siluro europeo o silurus glanis que puede llegar a alcanzar medidas de 4 metros de largo y pesar los 300 kilos. El siluro europeo podemos encontrarlo en ríos de Europa central y oriental.

Otro siluro que vive en el río Mississipi en los Estados Unido, al que se le conoce como pez Gato azul. El pez Gato puede llegar a medir el metro y medio de largo y pesar hasta 50 kilos. En los ríos americanos adyacentes al Golfo de México, hay siluros bagres que se conocen como pez del Crucifijo, motivado por unas excrecencias laterales en forma de cruz en su cuerpo.

Otra especie que capta la atención debido a su hábitat, así como su físico y costumbres, es el pez Gato dorado. El pez que no tiene visión, vive en aguas profundas en total oscuridad. Se alimenta de los residuos y restos que pueden caer de la superficie.

Pez Gato azul

Hay una gran cantidad de diferentes siluros cuya morfología es verdaderamente llamativa como pez gato piedra que no es fácil creer que se traten de peces bagres, pero hay que tener claro que se habla de una cantidad que supera a las 3000 especies de siluros que viven en casi la totalidad de aguas del mundo y algunos las saladas.

Los bagres sudamericanos presentan una gran diversidad, debido a que hay especies pequeñas y delicadas, blindadas con placas óseas; tipos de parásitos que viven en las branquias de otros peces; y un bagre de los Andes en el que las aletas pélvicas se cambian en ventosas que le permiten aferrarse a las rocas.

Entre las especies de África se encuentra a los peces gato eléctricos  perteneciente de la familia Malapteruridae y el bagre del Nilo (Synodontis batensoda), cuyo nado es boca abajo para tomar su alimento de la superficie del agua y tiene un lomo blanco y un vientre oscuro, el revés de color normal.

Bagre del Nilo

Entre las 30 especies americanas, la de mayor tamaño e importante es el bagre azul (Ictalurus furcatus), un increíble espécimen que puede llegar a pesar hasta 70 kg. El más conocido y más visto es el pequeño bagre de canal (Ictalurus punctatus), que llega a pesar hasta 9 kg y tiene una cola muy bifurcada y un cuerpo delgado.

Algunas familias de las más comunes o vistas son:

  • Cláridos ó bagres laberintos (Clariidae).
  • Bagres del Airsac (Heteropneustidae).
  • Loriáridos (Loricariidae).
  • Auchenipteridae.
  • Bágridos (Bagridae).
  • Aspredinidae.
  • Peces gato eléctricos (Malapteruridae).
  • Bagres doncellas (Pimelodidae).
  • Peces gato parásito (Trichomycteridae).
  • Aríidos (Ariidae).
  • Amblicipítidos (Amblicipítidos).
  • Silúridos (Siluridae).
  • Cetópsidos (Cetopsidae).

(Visited 335 times, 1 visits today)
Categorías Peces

Deja un comentario