Placas tectónicas: qué son, características, tipos y mucho más

Las placas tectónicas son los segmentos en los cuales se divide a la corteza que conforma la tierra. Son conocidas también con el nombre de placas litosféricas y se clasifican en placas principales y secundarias. El desplazamiento y choque entre dos placas es lo que originan los sismos.

Indice De Contenido

¿Qué son Placas tectónicas?    

Se define como placas tectónicas a los trozos o fragmentos de tierra o de litosfera (que es la región que comprende tanto la corteza terrestre como parte del manto superior de la tierra rígido) que se desplazan sobre la astenosfera, la cual consiste en una región plástica del manto superior. (Ver artículo: terremoto en Lisboa)

Toda la litosfera se encuentra fraccionada en placas tectónicas, las cuales comprenden unas quince que son de gran tamaño y otras cuarenta más pequeñas denominadas micro placas. Es en los bordes de las placas tectónicas donde se genera la actividad sísmica, volcánica y tectónica en sí. A través de estos procesos es que se produce la formación de grandes cadenas montañosas, así como de variedad de cuencas sedimentarias.

Etimológicamente, el término tectónica se deriva del griego antiguo y nominativo proveniente del singular de constructor, carpintero y del sufijo ικα. En cuanto a la característica de tectónica que contienen las placas, con ello se hace referencia a la teoría que describe el tipo de estructura y dinámica contenido en la superficie terrestre.

Dentro de la terminología queda establecido que la litosfera, que es el sitio donde se produce la dinámica superior, es la apariencia más externa y rígida de la Tierra. La misma, se encuentra dividida en una sucesión de placas que se mueven sobre la astenosfera.

Dentro del mismo concepto se hace referencia al movimiento de las placas y otros aspectos vinculados a las direcciones que estas toman así como las interacciones que realizan. De igual forma, explica los fenómenos relacionados con los sismos como la existencia del cinturón de fuego del Pacífico, los arcos-islas y las fosas oceánicas.

Características de las Placas tectónicas               

Dentro de la características tectónica que acompaña a las placas, se hace referencia a una teoría metódica que fue ofrecida durante el siglo XX en los años 60. En dicha teoría se ilustran muchos de los orígenes de formaciones rocosas que no contaban con un esclarecimiento preciso y certero. (Ver artículo: Brecha de Guerrero)

Tanto la litosfera continental como la oceánica están divididas en placas tectónicas, basados en dicha teoría. Estas placas tectónicas son una serie de fragmentos o bloques de características muy sólidas y de una forma algo irregular, las cuales varían en sus aspectos pues son de diferentes tamaños y espesor. Existen entre 7 u 8 grandes placas en el mundo.

Las placas tectónicas se toman como porciones de la litosfera, siendo ésta la capa más externa que comprende la corteza terrestre. Dentro de los tipos de placas tectónicas están una continental y otra oceánica. Existen 7 u 8 placas grandes y varias docenas de placas de menor tamaño e importancia a las cuales se les denominan como secundarias.

Dentro de las placas más grandes del mundo figuran las denominadas Placa africana, antártica, sudamericana, norteamericana, euroasiática, australiana o Indoaustraliana y la placa del Pacífico. Las placas tectónicas contienen dos bordes a los que se le atribuye un carácter destructivo pues son las zonas de succión y las zonas de colisión continental, es decir la zona sísmica donde se originan los terremotos.

Gran parte de la actividad geológica proviene del despliegue de las placas, ya que es mediante ese proceso que se separan o se que se unen. Las placas tectónicas se mantienen en constante movimiento debido a la carga de energía que las rodea. Una de las consecuencias de los movimientos de las placas tectónicas es el establecimiento de límites.

Estos límites tiene tres clasificaciones: convergentes, divergentes y transformantes. Se dice que hay un límite convergente en el momento donde las placas tectónicas se van acercando unas a las otras, mientras que cuando se separan, se habla entonces de límites divergentes. En cuanto a los límites transformantes, estos ocurren cuando las placas tectónicas se mueven desprendidas una con la otra, separándose desde un punto a otro.

Conoce las placas tectónicas en el mundo        

Hoy en día existen placas tectónicas que forman parte de la superficie de la Tierra, con límites más o menos establecidos y definidos, los cuales se dividen entre placas mayores o principales y placas menores o también secundarias. Según los geólogos existen unas 15 placas mayores y otra 42 placas menores o pequeñas a las cuales también se les denomina como micro placas.

Norteamericana          

La placa norteamericana, forma parte de las placas tectónicas del tipo continental. Dentro de esta placa se ubican las regiones de América del Norte y Groenlandia, así como los archipiélagos de Cuba y las Bahamas, enmarcados dentro del área en el mar Caribe. También se encuentra la parte occidental que va desde el océano Atlántico Norte hasta la dorsal Mesoatlántica.

De igual manera, en esta geografía se encuentra la mitad occidental de Islandia y una parte del océano Glacial Ártico. Se incluye dentro de esta placa también el territorio siberiano, situado al Este de la cordillera Verjoyansk. En cuanto a su espacio al norte, estas placas tectónicas Norteamericanas limitan con la placa Euroasiática, encontrando Al sur las placas de Cocos, del Caribe y la Sudamericana.

En esta región se da la formación de la falla denominada Motagua Polochic y también la fosa Mesoamericana. Continuando con la ubicación, tenemos que esta placa tectónica limita al Este con las placas Euroasiática y la africana, estableciendo con éstas un tipo de límite divergente, que es lo que produce la dorsal Mesoatlántica.

Al Oeste de su ubicación, la placa tectónica Norteamericana limita con la placa Euroasiática y la del Pacífico. Contextualizando los conceptos dentro de los términos geológicos, se puede decir que la placa Norteamericana absorbió, a través del método de subducción, a otras dos placas, La placa de Kula y la placa de Farallón.

La llamada placa Kula estaba ubicada en dirección al Norte, pero luego desapareció por completo, siendo sustituida por la placa Juan de Fuca, que hoy en día ocupa el lugar de la anterior. Con respecto a la placa Farallón, se está hundiendo desde los tiempos del período Jurásico. Solía ocupar gran parte del Oeste de la placa Norteamericana.

Las placas del Pacífico y la Norteamericana entraron en contacto una vez que la placa Farallón fue desapareciendo, produciendo que se originaran varios accidentes sísmicos como por ejemplo la falla de San Andrés. Las placas Juan de Fuca, de Cocos y la de Nazca, son derivados de la antigua placa de Farallón. Las placas tectónicas Norteamericanas son de las más grandes de todo el planeta.

Sudamericana              

La placa Sudamericana, se refiere al tipo de placas tectónicas que abarcan a ese sub continente, adicionándole una parte del océano Atlántico Sur, la cual está conformada por la costa sudamericana y también por la dorsal mesoatlántica.

En el caso de las placas tectónicas sudamericanas, el límite convergente establecido es en el Oeste, la producción de dos fenómenos de relevancia como lo son la cordillera de los Andes y la fosa peruano-chilena. En cuanto al Este, el límite divergente tiene vinculación con la placa Africana, que fue la causante de la aparición del océano Atlántico, que luego le dio paso a la dorsal mesoatlántica.

Las placas tectónicas sudamericanas limitan al Norte con la placa del Caribe y la Norteamericana; al Sur limita con las placas de la Antártica y la Scotia. Al Este, esta placa sudamericana limita con la Africana, mientras que al Oeste queda limitando con la placa de Nazca, la cual está encajada bajo la placa sudamericana.

Esta placa se mantiene en movimiento tomando la dirección del Oeste, retirándose con ello de la dorsal mesoatlántica. Por ser más densa, la placa de Nazca se va moviendo en dirección hacia el Este, razón por la cual subduce bajo el borde occidental de la placa sudamericana, a una velocidad que comprende los 77 milímetros cada año.

El encuentro entre estas dos placas es a quien se le atribuye la elevación de la cadena de los Andes, actividad que hoy por hoy continúa haciendo. También, producto del choque de estas placas se origina la aparición de los volcanes, los cuales están distribuidos a lo largo de la zona. De igual manera, la placa sudamericana en lo que corresponde a su parte Norte, subduce por debajo del límite Este donde se ubica la placa del Caribe.

Mediante este proceso se da origen al Arco de Islas del Caribe, presentando un tipo de borde transcurrente de forma lateral dextral, el cual se pone de manifiesto en el límite Sur donde está ubicado en la placa del Caribe.

Una vez que se compara el deslizamiento concerniente a la placa del Caribe, se determina que la placa Sudamericana se mueve tomando una dirección hacia el Oeste, presentando unos 21 milímetros por año con más velocidad.

De Nazca          

Dentro de las placas tectónicas figura también una con el nombre de placa de Nazca, ubicada dentro del tipo de placas tectónicas oceánicas. Su ubicación esta dentro del océano pacífico oriental, cercana a la costa occidental de América del Sur, más concretamente, se situaba al frente de la costa Norte y también el centro de Chile.

De igual manera, comprende en su totalidad el litoral de los países de Perú, Ecuador y Colombia. Con respecto al borde oriental de la placa de Nazca, el mismo se ubica dentro de una región de subducción que se sitúa bajo la placa Sudamericana. De este proceso se origina la cordillera de los Andes y también la fosa peruano-chilena.

En lo referente al límite austral de la placa de Nazca, al momento de hacer referencia con la placa Antártica, está comprendida por la dorsal de Chile. En el límite occidental que va con dirección a la placa del pacífico, da con la dorsal del pacífico Oriental. En el Norte, el límite de la placa de Nazca da con dirección a la placa de Cocos, la cual está constituida en su mayoría por la dorsal de Galápagos.

Los límites que se tiene con estas tres placas de clasificación oceánicas son del tipo divergente, aunque contiene trayectos transformantes. En cuanto al occidente de la placa de Nazca, concretamente en las zonas donde se da la unión entre las placas, hay tres placas pequeñas que se les denomina micro placas.

Es precisamente en la unión de las placas de Nazca, del Pacífico y de Cocos donde se ubican las islas Galápagos. En el extremo norte de la placa de Nazca, se da con dirección hacia la dorsal divergente de Galápagos, mientras que al norte de la misma, se ubica la placa de Cocos.

La subducción de la placa de Nazca, situada frente a las costas sudamericanas, es la región que forma parte del denominado Cinturón de Fuego del pacífico, llamado así por su alta actividad sísmica y volcánica. (Ver artículo: ¿Qué hacer en caso de un sismo?)

Africana           

La placa Africana entra en la clasificación de las placas tectónicas continentales, que comprende el continente africano y parte del Oeste incluyendo a la zona dorsal mesoatlántica. Esta placa tectónica limita al norte con las placas Euroasiática y Arábiga, mientras que al sur limita con la placa Antártica.

Con referencia al Este, la placa tectónica africana delimita con las placas Australiana, India y Arábiga, dejando en dirección oeste, a las placas Norteamericana y Sudamericana. Los límites de la placa Africana son todos del tipo opuesto, con excepción de la delimitación que da con dirección a la placa Euroasiática.

Esta placa abarca varios fragmentos continentales estables de rocas madres, quienes constituyeron el continente africano mediante la existencia de Gondwana, hace unos 550 millones de años. Dichos fragmentos son nombrados como el bloque africano del Oeste, Congo, el Kalahari, Sáhara del Sur al Norte. También, estos fragmentos tienen la propiedad de poder subdividir en piezas aún más pequeñas y de características uniformes.

Uno de los atributos que destacan de la placa africana, es la presencia del Gran Valle del Rift ubicada en el Este, que representa un tipo de fractura la cual separa a una parte del continente. También hace lo propio con dicha placa, la cual accidentalmente divide a su vez a la placa Africana en dos partes, una denominada como la placa de Nubia y la otra llamada placa somalí.

Hoy en día existen muchas investigaciones de corte científicas donde se amplían los datos de ambas placas. Una de las teorías contentivas dentro de esos textos señala que el estrecho de Gibraltar divide la placa Euroasiática de la placa de Nubia. (Ver artículo: sismo intraplaca)

El simulacro fue representado por el desplazamiento de la placa africana, basándose en su velocidad y dirección presente. En referencia al movimiento de la placa africana, la misma es de aproximadamente 2.15 centímetros al año, con dirección al Norte. Especialistas han considerado que esta placa se unirá al extremo sur de España pasados unos 650 mil años, hecho que terminará separando los océanos del mar Mediterráneo del Atlántico.

Cocos

La placa de Cocos, es llamada simplemente como placa del Coco. Es un tipo de placas tectónicas que se encuentra ubicada por debajo del océano Pacífico de la costa occidental de América Central. Los limites que tiene esta placa dan por el Oeste con el Pacífico, en el Sur con la placa de Nazca, con bordes de tipo divergente. Está constituida por la dorsal de Galápagos en la parte de su delimitación con la plaza Nazca.

En cuanto a su límite por la zona noreste da con dirección a las placas Norteamericana y la del Caribe, siendo subducida debajo de las mismas, ocasionando como resultado el Eje Neovolcánico en México y el Arco Volcánico Centroamericano. También trae como consecuencia la ocurrencia de fuertes sismos en la región. La fosa Mesoamericana es la expresión topográfica de esta subducción.

Tanto la placa de Coco como la de Nazca, son derivaciones de la arcaica placa de Farallón, la cual se dividió en trozos que hacían de placas menores, transcurridos unos 23 millones de años. La dorsal de Cocos se encuentra ubicada en la parte meridional de la placa de Cocos, lo que hace referencia a una cordillera submarina que se prolonga entre Panamá y las Islas Galápagos.

A lo largo de la dorsal de Galápagos se encuentra un punto caliente bajo estas islas, al cual se le denomina como punto caliente de Galápagos. A consecuencia de los desplazamientos de esta placa es que ocurrió el devastador temblor de México del año 1985, cuando la placa de Cocos hizo subducción bajo la placa Norteamericana.

Otro ejemplo fueron los sismos de El Salvador en el año 2001, ocurrido con dirección un poco más al sur, ocasionada por la subducción de la placa de Cocos bajo la placa del Caribe, la cual ocasionará posteriormente también un terrible sismo en Guatemala para el año 2012. (Ver artículo: Sismógrafo)

Antártica         

Otra de las placas tectónicas es la placa Antártica, llamada así porque abarca toda la Antártida y se prolonga hasta afuera, por debajo de los océanos adyacentes, cubriendo casi 17 millones de kilómetros cuadrados. (Ver artículo: ¿Qué es un terremoto?)

En cuanto a los límites establecidos de la placa Antártica tenemos que va con direcciones hacia la placa de Nazca, la placa Pacífica, la placa Sudamericana, la placa Africana, la placa Australiana y la placa de Scotia, esta última con la cual forma el canto Pacífico-Antártico, partiendo desde su límite divergente.

Arábiga            

La placa arábiga, es uno de los tipos de placas tectónicas conocida también con el nombre de placa árabe. Pertenece a la litosfera que subyace bajo la península arábiga y parte del Oriente próximo. Comenzó a formarse en el Oligoceno por fragmentación de la placa africana, producto del movimiento que fue tomando con dirección hacia el norte.

Posterior a este proceso se formaron el mar Rojo y el golfo de Adén, dentro del Eoceno. Hoy en día se están impactando con la placa euroasiática dentro de la región de los montes Zagros y con la placa Anatolia dentro de la región sudeste de la península anatólica. Estas acciones transforman a la región en zona de sismos frecuentes, así como de constante actividad volcánica.

En esta placa está contenido el 43% de las reservas naturales de gas, y también el 48% de las reservas de petróleo de todo el mundo. Los limites que tiene esta placa son las placas Euroasiática y Anatolia al norte; la placa Índica y la zona de fractura Owen al Este; las placas Africana, Somalí e Índica (de oeste a este) al sur, mientras que al Oeste quedan las placas africana y euroasiática.

Filipinas          

Otra de las placas tectónicas es la placa Filipinas, es una placa de tipo oceánica ubicada por debajo del océano pacífico y al este de las Islas Filipinas. Tiene límite convergente por el lado Este con la placa Pacífica de subducción en la fosa de las Marianas. (Ver artículo: Escala de Richter)

Su límite con el Oeste da con la dirección de la placa Euroasiática y la placa Indoaustraliana por el lado del Sur. En cuanto al Norte, el límite de la placa Filipina da con la placa Norteamericana e incluso puede entrar en contacto con la placa Amuria.

Con respecto a la dirección del Noreste, los límites de la placa tectónica Filipina dan con dirección a la placa denominada como Ojotsk. La península de Izu, es la extremidad que se encuentra ubicada más al Norte de la placa Filipina. En el monte Fuji en Japón se da la convergencia de las placas Filipinas, Euroasiática o también de Amuria, y la de Ojotsk.

Secundarias   

Las placas tectónicas se clasifican en placas primarias y también placas secundarias. Para conocer el concepto de las placas secundarias se debe hacer referencia a las placas principales, las cuales son mucho más extensas y por lo general, mantienen gran actividad.

A diferencia de éstas, las placas tectónicas secundarias son habitualmente más pequeñas, por lo que su nivel de importancia se hace menor y se basa principalmente en la influencia que ejercen sobre la estructura de la litosfera. También se ve relacionada a las consecuencias que conllevan sus movimientos o desplazamientos, los cuales son mucho menores de los que ocurren en las placas principales.

Dentro de este grupo de placas secundarias se pueden tomar como una muestra, la placa llamada como “Juan de Fuca”, la cual cuenta dentro de sus características ser una placa pequeña, considerada como la que dio origen a algunos volcanes ubicados dentro del litoral en el pacífico, específicamente en los EEUU.

Su importancia y consecuencias son mucho menores si se le compara con la influencia de otras placas. Dentro de la lista de estas placas tectónicas secundarias tenemos: la De Nazca, la placa Arábiga, la placa del Caribe, la De Scotia, la placa de la India, la placa De Cocos, la de Juan de Fuca y la placa Filipinas.  

Imágenes de Placas tectónicas             

A continuación se presentan varias imágenes que muestran la formación y desplazamiento de las placas tectónicas según sus características, clasificación y tipos.

Tipos de placas tectónicas         

Las placas tectónicas o también llamadas litosféricas, son básicamente de dos tipos, lo que va a depender del tipo de su corteza, por la cual está conformada la superficie. Existen entonces dos clases de corteza, la oceánica y la continental.

De Oceanía    

Las placas tectónicas del tipo oceánicas, son aquellas que están revestidas enteramente por la corteza oceánica, que es de carácter delgada y que cuenta con una composición básica que contiene los minerales del hierro y el magnesio como dominantes. Las placas tectónicas de Oceanía están sumergidas en toda su prolongación, a excepción de la existencia de edificios volcánicos del tipo intraplaca.

De éstos, a los que se le hace mayor énfasis son a los altos que permanecen manados, e inclusive a los arcos insulares o llamados también de islas, en cualquiera de sus bordes. Muestras evidentes están situadas dentro del océano pacífico, donde están contenidas las placas del Pacífico, de Nazca, de Cocos y la placa Filipina.

Continental   

Con referencia a las placas tectónicas del tipo continental, aquí se debe tomar en cuenta la formación de los continentes y sus plataformas continentales, los cuales se conforman de la corteza continental.

Dentro de las características que encierra dicha corteza continental está que en su aspecto es de un grosor promedio de 35 kilómetros, a diferencia de la corteza oceánica, en la cual por lo general el grosor oscila entre los 8 y 10 kilómetros.

En cuanto a las zonas de orogenia, allí la corteza continental puede llegar a tener hasta unos 60 y 70 kilómetros. Hoy en día, según los cambios y la evolución, el espesor puede llegar a tener un máximo de hasta 75 kilómetros situándose debajo la cordillera del Himalaya.

La corteza continental menor o inferior, es poco conocida y es más densa que la corteza continental superior. La granulita se considera como uno de los componentes de la corteza continental inferior.

Tipos de bordes            

Los bordes de las placas tectónicas también son denominados como las zonas de las placas que son contiguas a los límites de las mismas. Los bordes de las placas tectónicas son las regiones donde se presenta la mayor actividad geológica del planeta de manera interna. En estas zonas se enmarcan:

El vulcanismo, siendo este generado en mayor parte dentro del eje de las dorsales, en los límites de clasificación divergentes. El vulcanismo cuenta con características de submarino y de tipo fluidal, suele pasar desapercibido y es poco violento. Detrás del mismo están situadas las regiones adyacentes a las fosas, en dirección a la placa que no subduce.

Otra de las zonas es la Orogénesis, término con el cual se hace referencia al surgimiento de las montañas. Es un proceso paralelo al de la convergencia de placas, manejadas en dos contextos, el primero de ellos que es donde ocurre subducción y se alzan los arcos volcánicos, las cordilleras, teniendo como muestra la cordillera de los Andes, la cual es contentiva de muchos volcanes.

El segundo ambiente que se presenta son los límites donde se encuentra el vulcanismo que para ese caso en particular es escaso o nulo.

Por último, en esta presentación de las zonas se ubica la Sismicidad, que es donde ocurren algunos sismos intraplaca en fragmentadas regiones centrales, dentro de las cuales habitualmente las placas se mantienen estables, aunque la mayoría de las veces se propicia es  en los bordes de placa.

placas tectónicas

¿Cuáles son los movimientos de las placas tectónicas?              

Dentro de los diversos movimientos por los que pasan las placas tectónicas, se pueden definir tres de ellos. En primer lugar está el movimiento convergente, llamado así al desplazamiento que se realiza en el momento en que dos placas chocan. De las dos, es la más delgada la que se coloca por debajo de la gruesa, produciendo con ello la formación de los sistemas montañosos.

El segundo de los movimientos es el denominado como divergente, que es el tipo de meneo que se origina en el momento en que dos placas se separan luego de haber estado unidas, ocasionando con dicha acción que se produzca una falla. Con el término de falla es que se le denomina al orificio que penetra en las profundidades.

Cuando este proceso ocurre también dentro de los océanos, se puede indicar que se crean sistemas montañosos pero de carácter marino. Y el último movimiento dentro de la clasificación es el movimiento transformante o llamado también como deslizante.

Según los expertos, las fallas geológicas son el resultado de este tipo de movimiento, donde cada placa se rueda tomando una dirección opuesta, y en medio de su traslado es cuando produce el roce. Va a depender de la brusquedad con la que se de, que se puedan producir los terremotos en el caso de tierra firme, o de los maremotos, de producirse dentro del mar.

Choque de placas tectónicas    

El termino técnico para el choque entre las placas tectónicas se conoce como colisión. Dentro del choque de placas interactúan varios elementos como la existencia de los bordes continentales, los cuales son de un carácter activo y los pasivos.

Basados en las investigaciones, a la corteza terrestre la conforman al menos una docena de placas de consistencia rígida. Dichas placas se mantienen separadas por cadenas montañosas o fosas, las cuales se van moviendo lentamente, impactando o rozándose unas con otras.

En los bordes o zonas de interacción, las placas tectónicas tienen movimiento entre ellas, produciendo que en los choques se produzcan varios fenómenos entre los cuales se pueden mencionar, la formación de nueva corteza, el cual ocurre al darse el desplazamiento del magma, cuando se encuentra en un estado fundido y muy caliente.

Así se corre saliendo al exterior y originando la aparición de volcanes y terremotos, sismos que pueden llegar a ser de magnitudes variables. De igual forma, al pasar una al lado de la otra, mediante el roce entre placas, se ocasionan los esfuerzos, que se sueltan de manera violenta, en el momento en que las rocas se fracturan, circunstancias que implican una situación altamente riesgosa en cuanto a la ocurrencia de terremotos.

En los choques entre placas pueden ubicarse en 3 contextos, el primero es donde se da el choque de dos placas del tipo continental, lo que se produce como consecuencia de la poca densidad, donde ninguna de las placas llega a hundirse sin embargo, producto del choque terminan arrugándose formando con ello una cadena montañosa.

La otra situación se presenta al producirse el choque entre una especie de placa oceánica y una del tipo continental. En ese caso, la corteza de la placa oceánica será más densa, por lo cual la placa subduce, regresa al manto y contribuye a la formación de las grandes fosas que se ubican en los bordes de los océanos.

La corteza se arruga producto del choque y con ello se da pie a la formación de una cadena montañosa. Cuando el choque que se produce es entre dos placas oceánicas, la que sea más delgada es la que pasa a hundirse, o quizás se hunda la que sea más densa entre las dos. Como consecuencia de esto pueden originarse los sismos, formación de los volcanes e islas volcánicas.

Consecuencias de las Placas tectónicas              

Una de las consecuencias que tienen las placas tectónicas es la ocurrencia de grandes sismos y de terremotos. Los terremotos surgen a consecuencia de los movimientos de grandes placas tectónicas. Este fenómeno sísmico puede llegar a tener unos u otros rangos que terminan por producir daños en gran cantidad o menores, lo que va a depender de cuál sea en nivel de  intensidad con el que se presente.

La teoría tectónica de las placas tienen lugar dentro de la litosfera terrestre, sitio donde la actividad sísmica es constante además de las múltiples colisiones o choques que se producen a cada momento. Es a consecuencia de los movimientos de estas placas tectónicas, producidos dentro de las zonas internas de nuestro planeta, que ocurren los terremotos, proceso que inicia en las profundidades.

Las placas tectónicas son vistas como grandes porciones o fragmentos de masa, las cuales se desplazan unas con respecto a otras, tomando diversas direcciones, portando un ritmo de 2.5 centímetros de velocidad al año. Es por ello que la actividad continua entre las placas, sus movimientos y desplazamientos, pueden originar reacciones sísmicas de diferentes rangos e intensidades.

¿Y cuáles son las placas tectónicas más pequeñas?      

Las placas tectónicas más pequeñas, son también las que entran dentro de la clasificación de placas secundarias o menores. Dentro de la lista de estas placas pequeñas está la placa Juan de Fuca, la cual tiene una medida de 405,553 kilómetros cuadrados.

Está situada frente a la Costa del Pacífico Noroeste de los Estados Unidos. De igual manera, esta placa se subduce debajo la placa norteamericana y limita con la falla de San Andrés en dirección hacia el Sur. Otra placa dentro de este grupo es la placa del Caribe, cuya medida es de 3,2 millones de kilómetros cuadrados.

Esta placa atraviesa América central, ubicándose de manera específica al fondo del mar Caribe. Esta placa limita con las placas De Nazca, de Cocos, la Sudamericana y la Norteamericana. Otra muestra de placas pequeñas es la placa de Cocos, cuyas medidas son de 4,6 millones de kilómetros cuadrados.

Su ubicación está por debajo del océano Pacífico y limita con las placas del Pacífico y de Nazca. Y por ultimo tenemos a la placa de Scotia, la cual está situada entre el Océano Pacífico, el Atlántico y el Glaciar Antártico. Dentro de sus características se puede resaltar que sus medidas son de 2,6 millones kilómetros cuadrados.

¿Cuáles son las placas tectónicas más grandes del mundo?     

Las placas más grandes del mundo son también llamadas placas principales. Dentro de esta categoría se encuentran siete grandes placas tectónicas entre las que se puede mencionar la placa del Pacífico. Estas placas tectónicas se extienden dentro de las profundidades, de 100 a 200 kilómetros, por ser las placas parte de la litósfera.

Cada una de las placas tectónicas se traslada de marera horizontal, en relación a la placa adyacente y sobre la piedra más blanda seguidamente por debajo. Más del 70% del área de las placas envuelve a los grandes océanos como el Pacífico, el Atlántico y el océano Índico.

Hablemos de las placas tectónicas de México 

México se encuentra enmarcado dentro de cinco placas tectónicas, las cuales son: Caribe, Pacífico, Norteamérica, Rivera y Cocos, siendo las dos últimas situadas en subducción, es decir, que se sumergen por debajo de la placa de Norteamérica. En cuanto a la placa Rivera, la misma se sumerge bajo Jalisco y Colima, quedando la placa de Cocos, ubicada por debajo de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Al sur del estado de Chiapas y en Centroamérica, continua la extensión de la placa de Cocos, pero teniendo la variante de que está subduciendo debajo de la placa del Caribe. El registro sísmico de México data del año 1906. En toda la zona de subducción, se cuenta con un registro de un terremoto cuyo nivel de intensidad de 8.2 grados, ocurrido en el año 1932, el cual afectó a las costas de Jalisco y Colima.

Otro de los sismos que se registró como uno de los más grandes, ocurrió en el año 1985, el cual tuvo un nivel de intensidad de 8.1 grados en las costas de Michoacán. México cuenta con 225 años de historia sísmica, la cual se limitaría la magnitud en nivel de intensidad de 8.6 grados. Una forma de sustentar las investigaciones sísmicas en México son los estudios de paleo sismología que se han realizado a lo largo de toda la costa mexicana.

Estos estudios son complicados en vista de que pueden tardarse en el proceso para cubrir tanta longitud, y por ello las respuestas que resulten del mismo tardan en llegar. También se llevan a cabo estudios de acoplamiento entre las placas, los cuales conllevan el uso de tecnología de GPS de alta precisión.

Con la puesta en marcha de estos estudios, se puede conocer el estado entre la interacción de las placas de Cocos y Rivera, en subducción bajo las placas de Norteamérica y Caribe. De igual manera, con dichas investigaciones se hace más fácil el análisis sobre el potencial que puede llegar a tener un terremoto de mayor magnitud e intensidad y de una de una forma más actualizada.

Placas tectónicas de Chile

Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y esto es debido a que se encuentra ubicado dentro del llamado Cinturón de fuego del Pacífico o Anillo, llamada así la línea imaginaria que sirve de límite a la zona del planeta más vulnerable en ocurrir sismos y erupciones volcánicas, debido a que está ubicada encima de la relación entre las placas tectónicas.

Chile se encuentra ubicada dentro de los límites de las placas tectónicas de Nazca y Sudamericana. Dichas placas liberan cierta cantidad de energía cada cierto tiempo al momento de reacomodarse. Ambos bloques terrestres son impulsados a la vez, por parte de otras placas.

Chile se encuentra ubicado encima de la placa Sudamericana, del lado del borde occidental donde se encuentra y forman zonas de subducción de las placas de Nazca y Antártica. En cuanto a la placa de Scotia o también llamada como escocesa, ésta se mueve de forma horizontal en referencia a la placa Sudamericana, del lado del borde de placas transcurrente.

Las interacciones entra las placas ocasionan una gran deformación del continente Sudamericano. Es por ello que todas las regiones de Chile son altamente sísmicas, es decir, en cualquiera puede ocurrir un terremoto. La sismicidad es tan intensa que produce los mayores sismos ocurridos en Chile por la alta velocidad con la que se produce el encuentro entre las placas de Nazca y de Sudamérica.

Se crea una zona de subducción, que se origina cuando una placa se hunde bajo otra, produciendo en los bordes el choque entre las placas. Es allí entonces donde la capa más densa o pesada entra  bajo la capa menos densa, producto de su peso, siendo estas las regiones donde ocurren todo tipo de sismos o terremotos tectónicos.

En el caso de Chile, la placa oceánica de Nazca es de un carácter más densa que la placa continental de Sudamérica. Esta placa se introduce debajo del continente, creando una zona de subducción. Es mediante el choque constante entre estos amplios bloques lo que produce una presión, que al liberarse desprende un evento de gran magnitud.

Placas tectónicas de Guatemala             

Entre las placas tectónicas de Guatemala está la placa norteamericana que es una placa tectónica del tipo continental que abriga a América del Norte, incluso a Groenlandia. También abarca las regiones de Los archipiélagos de Cuba y las Bahamas por el lado del mar Caribe.

En cuanto a la parte occidental, por donde da al océano Atlántico Norte hasta llegar a la dorsal Mesoatlántica, contiene una fracción del océano Glacial Ártico y del territorio siberiano, con dirección hacia el Este de la cordillera denominada como Verjoyansk.

La placa del Caribe también forma parte de las placas tectónicas de Guatemala, la cual es contentiva de una superficie de 3,2 millones de kilómetros cuadrados, que abarca una parte continental de la América central. Dentro de esa línea no solo se incluye a Guatemala, sino también a Belice, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

Esta placa conforma también el fondo del mar Caribe, al norte de la costa de América del Sur. Esta placa del Caribe se desplaza en dirección hacia el sureste. Y por último tenemos la placa de cocos o del Coco, que es entre las placas tectónicas, la que se ubica debajo del océano Pacífico, por el lado de la costa occidental de América Central.

Placas tectónicas de España     

España no tiene un alto riesgo sísmico, ya que los movimientos de tierra que se producen en esta región son tan leves que a veces ni siquiera son percibidos por parte de la población. Pero a pesar de ello, hay que tomar en consideración que se vive en un planeta el cual es tectónicamente activo y constantemente está pasando por cambios.

Incluso hay que tomar en cuenta que es a través de la ocurrencia de los sismos y terremotos que se puede obtener información referente a la composición y el funcionamiento del interior de la Tierra. Son los cortes geológicos establecidos de manera esquemática que va exponiendo los elementos esenciales expresados dentro de la hipótesis de tectónica de placas y sus tipos de límites.

El sur de la península por completo, así como el mar de Alborán y el norte de Marruecos, se encuentran ubicados en una región sísmica que está situada entre las placas africana y la euroasiática. Hace unos 40 millones de años se dio inicio al encuentro entre estas dos placas, roce que hoy en día continua produciéndose y a una velocidad que oscila entre los 4 y 10 milímetros cada año.

Se han realizado varias investigaciones para conocer cómo es el ritmo de evolución con respeto a las actividades de movimientos de placas por lo que se llevó a cabo un simulacro de proyección del aspecto que llegará a tener el planeta dentro de unos 50 millones de años. En dicho aspecto se distingue cómo el Atlántico se irá ensanchado y lo correspondiente al Mediterráneo, va a desaparecer de una forma total.

Producto del choque entre las placas, la africana y la euroasiática, es el garante de los accidentes geográficos de los cuales se derivan la creación de la cordillera Bética y la cuenca de Alborán. El mar Mediterráneo irá desapareciendo poco a poco.

Esta proyección se determina partiendo del caso donde la placa africana se mueve de manera constante con dirección hacia el norte, lo que hará que en 50 millones de años, este paisaje habrá desaparecido y se dará paso a la formación de una gran cadena montañosa que se va ubicando de manera extendida por el sur de la Europa de hoy en día.

En el borde de placas se da la actividad sísmica que se va extendiendo hacia una franja de 300 kilómetros de ancho y que circula desde las Azores utilizando para su desplazamiento el canal del golfo de Cádiz, el estrecho de Gibraltar y el norte de África.

En gran parte de la actividad sísmica existe una gran cantidad de fallas activas a través de las cuales se describe una de estas zonas de falla localizada en el mar de Alborán. La segunda región con más sismicidad de la península Ibérica es la cordillera de los Pirineos. No existe un límite de placas a lo largo de esta cadena montañosa, a diferencia del sur de la península.

Es necesario conocer su historia geológica para poder analizar mejor el potencial de sismicidad. Tanto la península Ibérica como partes del sur de Europa fueron parte de las denominada microplaca Ibérica, hace unos 120 millones de años, en el período Cretácico.

Sus movimientos eran de manera independiente por toda Europea. Entre ambas placas se ubica el océano de Valais. Es el encuentro de la microplaca Ibérica junto a la Europea que producen la desaparición de la cuenca Oceánica, lo que influye dentro de la formación de los Pirineos. La microplaca Ibérica se fundió junto a la placa Euroasiática, hace unos 30 millones de años, y actualmente se trasladan juntas.

Placas tectónicas del Ecuador  

Las placas tectónicas del Ecuador son la placa de Nazca que es del tipo de placas oceánica, y la Sudamericana que es el tipo de placa continental. Representantes del Instituto Geofísico de Ecuador indican que cuando estas placas están en movimiento es que ocurren los temblores y sismos, un ejemplo que ya se vivió en el Ecuador cuando se produjo el desplazamiento entre dichas placas tectónicas.

El desplazamiento de estas placas es el proceso de subducción, expresión que se llevó a cabo durante el terremoto en Ecuador ocurrido el pasado 31 de enero del año 1906, el cual tuvo una magnitud de 8.8 grados, siendo considerado como el más grande que se ha producido en ese país, además de ser registrado como el sexto más importante en todo el mundo.Bajo la placa Sudamericana se sumerge la placa de Nazca, mediante el desarrollo e un mecanismo denominado subducción. En el proceso, la placa de Nazca se hunde bajo la placa continental a un ritmo de 61 milímetros por año.

El mecanismo focal surge con el desplazamiento de una falla opuesta, un tipo de fenómeno que se inició frente a Pedernales y luego tomó una dirección hacia el sur, produciendo el temblor de la tierra, que fue lo que arrojó el estudio de las réplicas del terremoto en Ecuador que ocurrieron después.

Estos movimientos que originaron el desplazamiento terminaron por producir el terremoto. La posibilidad de que ocurriera un sismo de alto nivel se hacía alta, en la medida que las investigaciones revelaron un proceso de acumulación creciente de energía dentro de una región que por ende se vuelve potencialmente sísmica.

Placas tectónicas de Costa Rica               

Las placas tectónicas que están enmarcadas dentro de Costa Rica son la del Caribe y la del Coco. Esta última se hunde o subduce en posición debajo de la placa del Caribe. Mientras esta en ejecución dicho procedimiento, se da el momento en el cual se producen la mayoría de los terremotos que afectan a la región.

Además de las características ates descritas, adicional se distingue un fenómeno conocido como Cinturón Deformado del Norte de Panamá, un protocolo vinculado a la falla que propició el terremoto de Limón en el año de 1991. El sistema de fallas con dirección norte-sur de gran actividad sísmica, es conocido como la zona de fractura de Panamá.

La placa del Coco influirá dentro del comportamiento sísmico, gracias a que la energía va a ir concentrándose en las adyacencias de las colinas submarinas, a medida que la placa del Coco se va hundiendo debajo del país, provocando que la  presión aumente, originando un movimiento violento al cual se le denomina sismo.

El origen de estos movimientos son producto de las fuerzas tectónicas que se ejercen sobre la corteza terrestre, los cuales finalizan con surcas en la litosfera. Estas zonas almacenan una cantidad determinada de energía durante períodos más o menos extendidos de tiempo, alternándose hasta que las fuerzas de uno y otro fragmento se hacen tan grandes, que terminan agitándose de forma súbita.

Producto de ello es que se generan las ondas sísmicas, las cuales luego se dispersan hacia varias direcciones, ocasionando la existencia del sismo o terremoto. En toda la extensión de la falla existen zonas que contienen una mayor concentración de energía a diferencia de otras.

Estas fuerzas son las que producen los movimientos de las placas tectónicas, las cuales actúan en sentidos contrarios, y una de ellas se hunde debajo de la otra. Con todo esto, se crea una zona de subducción mediante la cual se producen los terremotos. Los sismos por su parte, que se van generando a lo largo de este plano, son de gran profundidad. A estos se les llama de origen tectónico por subducción.

Placas tectónicas de Japón        

Como resultado de continuos e inmensos movimientos oceánicos que se realizaron durante centenares de millones de años, contados desde la mitad del período Silúrico, hasta el período pleistoceno se fue formando el grupo insular nipón en Japón.

Dicha formación se logró luego de ocurrir el proceso de la subducción tectónica. Las placas de Japón son Filipina y Pacífica, las cuales se ubican debajo de las placas del tipo continental, junto a las placas Euroasiática y Norteamericana.

El territorio terrestre en su mayoría se encuentra asentado sobre la placa de Ojotsk, situándose dentro de su línea de roce y rompimiento con la placa Euroasiática, región también conocida con el nombre de placa Amuria, ubicada al centro-sur de la isla de Honshū, específicamente a la altura del nudo montañoso y también del valle de la Fosa Magna.

La otra parte del territorio japonés se encuentra sobre la placa Euroasiática, mientras que el arco de las islas Ryūkyū se sitúa al límite de la placa Filipina. En las adyacencias del Monte Fuji o Fujiyama se produce la convergencia de las placas Filipina, Euroasiática y de Ojotsk ocurre, una zona con un alto porcentaje de acción sísmica y vulcanológica.

Producto de la complicada distribución, se van originando profundas y prolongadas fosas oceánicas, principalmente dentro de la costa pacífica del archipiélago. Como ejemplo se resalta la conocida Fosa de Japón, la cual tiene 9 mil metros de profundidad, creada gracias a la ocurrencia de una falla contentiva de bordes convergentes por subducción.

Originalmente, Japón estuvo vinculado a la costa Este del continente Eurasiático. Allí las placas se subdujeron y se fueron haciendo de una manera más profunda en comparación con la placa Euroasiática. A consecuencia de estos procesos geológicos, el territorio Japonés se fue retirando hacia el lado Este, produciéndose la apertura del Mar de Japón, ocurrido hace unos 15 millones de años.

Esto también dio lugar a la creación de una cuenca submarina de trasarco. El choque entre estas placas del Japón y luego el hundimiento de las mismas, produjeron los arcos de islas de las Kuriles y de Sajalin-Hokkaidô, ubicadas al norte.

De igual manera, también se crea el arco de Honshû, con el cual se entrelazan las regiones de Kyūshū, Shikoku, Honshû. La fracción del lado Oeste de Hokkaidô, que se sitúa en el centro, y también los arcos de las Ryûkyû e Izu-Ogasawara, los cuales se ubican con dirección hacia el sur.

Placas tectónicas en Chiapas    

La alta sismicidad que presenta el estado de Chiapas, es producto de la constante interacción originada entre tres placas tectónicas, las cuales son: la placa oceánica de Cocos, la placa de Norteamérica y del Caribe. El movimiento convergente entre dichas placas, es mayor a 7.5 centímetro por año, que ocurre especialmente en las costas del estado de Chiapas.

Cinco fuentes sismogénicas han tenido los sismos que se han producido y a la vez afectado al estado de Chiapas. La primera de estas fuentes y por decir la más importante, emana como resultado del proceso de subducción de la placa de Cocos, cuando entra debajo de la placa Norteamericana.

Dichas placas son las que dan origen a los terremotos que han ocurrido en la región y que han sido de gran magnitud, como por ejemplo los pasados en los años de 1986 y 1995. Los terremotos ocasionados en Chiapas a raíz de esta primera fuente, han llegado a tener 7.7 grados de magnitud e intensidades con isosistas, desde VI a X.

Según investigaciones de los expertos, los temblores de subducción que se dan en la región de la costa de Chiapas, pueden llegar a desencadenar grandes maremotos como el que se presentó durante el año 2005. La segunda fuente sismogénica la conforma la deformación interna de la placa subducida, debido a lo cual se producen terremotos de carácter profundo o también de mediana profundidad, cuyos datos van desde 80 hasta 300 kilómetros.

Los sismos en las costas de Oaxaca, Guerrero y Michoacán no superan la profundidad de 80 kilómetros, sin embargo dada la profundidad de subducción de la placa de Cocos la cual es mayor, los terremotos en Chiapas son profundos teniendo unos valores que llegan hasta los 200 kilómetros.

Con respecto a la tercera fuente, se da una deformación cortical derivada del sistema de fallas superficiales, las cuales hacen que tiemble en una profundidad pequeña, es decir, que sea menor a los 40 kilómetros dentro del estado de Chiapas, donde existen al menos 15 fallas con cierto grado de importancia.

De esta fuente se producen terremotos a un nivel de magnitud moderado, los cuales pueden llegar a ocasionar daños locales. Muestra de estos terremotos que vienen desde esta fuente fueron los sismos de Chiapas de Corzo, ocurridos durante los meses de julio y octubre, en el año 1975.

La presencia de una cuarta fuente sismogénica, es catalogada como la de menor peligrosidad para el estado de Chiapas de una manera completa, conformada por la presencia de los volcanes activos que están en dicho estado mexicano como es el caso del Tacaná y el Chichonal o Chichón.

La quinta fuente sísmica se origina gracias a la falla lateral que se produce entre las placas de Norteamericana y de Caribe, a las cuales se les atribuye la ocurrencia de importantes sismos entre los que se puede nombrar el del 18 de abril del año 1902, el cual causó grandes daños acabando con monumentos históricos de la ciudad de Antigua Guatemala.

Este terremoto tuvo unos niveles de intensidad de VIII, dentro de la zona del Soconusco en Chiapas. Los datos sobre un posible peligro sísmico dentro del estado de Chiapas son escasos, en vista de que hace falta una herramienta e instrumentación adecuada.

Otra de las causas podría ser el hecho de que la información esté toda concentrada dentro de algunas dependencias e instituciones que son cerradas al público y no la han divulgado, con la finalidad de que el estado pueda desarrollar reglamentos, mapas de peligro, entre otros elementos.

Placas tectónicas de Italia         

Italia cuenta con una zona de “alta sismicidad”, según los datos aportados por parte del Servicio Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia. Este país ha padecido sismos de gran intensidad y magnitud, ya que Italia se encuentra suscrita dentro de un área de convergencia, establecida entre dos placas tectónicas, que “flotan” arriba de la litosfera terrestre.

Las placas tectónicas de Italia son la placa Euroasiática y la Africana, así como una sub placa denominada Adriática, las cuales la rodean dentro de una extensión que comprende la marca de una línea imaginaria que va de norte a sur siendo además la responsable en cuanto al área geológica, de la aparición de la gran cordillera transversal “Los Apeninos”, así como los Alpes.

Estas placas tectónicas están divididas a su vez en cientos de micro placas, las cuales se mueven de una forma constante, hasta que se ubican dentro de una oposición desde donde pueden partir y seguir avanzando. En ese caso, la energía se va acumulando en la sub placa del Adriático, la cual se introduce por debajo de Italia, con dirección de Este a Oeste, y termina por prensar a las otras dos grandes placas.

Basados en las estadísticas, cada diez años Italia va a sufrir de la ocurrencia de un terremoto cuya magnitud es de 6 grados dentro de la escala de Richter, aunque a pesar de tener ciertas herramientas, aún se hace imposible predecir con certeza la llegada de algún terremoto o sismo. A pesar de ser una zona de alto riesgo, no se puede asegurar las fechas en que serán azotados por un terremoto.

Placas tectónicas de Asia           

Una de las placas tectónicas de Asia es placa Eurasiática,  del tipo continental, con una excepción en el subcontinente indio, el subcontinente árabe, y el área al este de la gama de Verkhoyansk. Esta es una de las placas tectónicas más amplias ya que está comprendida por los continentes de Europa y Asia.

Su amplitud se extiende hacia el Oeste, donde también hace parte la zona oriental del océano Atlántico norte. Está enmarcada dentro de las placas Norteamericana, Africana, la arábiga y la placa Indoaustraliana.

Del mismo modo limita con las placas tectónicas Pacífica, Filipina, la de Ojotsk y Amuria; tiene bordes de tipo divergentes con la placa Norteamericana, contribuyendo con la formación de la dorsal atlántica. Su territorio es reconocido como la ruta migratoria principal donde se da espacio para la vida marina, que están establecidas entre los océanos del Pacífico y los indios.

Estas placas tectónicas están en constante movimiento a consecuencia del intenso calor concentrado dentro del núcleo de la Tierra, acción por la cual se genera el movimiento de la roca fundida dentro del manto. En la búsqueda de liberar la energía es que se da el golpe de impacto y llegan así los fuertes sismos de intensas magnitudes.

De El Salvador 

El Salvador es otro de los países que se ubica dentro del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico. Es en esa región donde se produce la subducción de la placa de Cocos, que se introduce por debajo de la placa del Caribe originando la acción de diferentes fenómenos.

El origen de dichos fenómenos surgen como una repuesta, por un lado a una acelerada actividad sísmica y por el otro, responde al proceso de fusión por el que pasan las rocas contentivas dentro de la corteza terrestre, las cuales son sometidas a presiones y altas temperaturas. Una muestra de esta fusión de rocas es El magma.

De las fracturas que ha pasado la placa Caribe saliendo con dirección hacia la superficie, se crea la región con un ambiente propicio para la reproducción de las erupciones volcánicas , así como la creación de los conos volcánicos. Otro de los ejemplos de esta teoría se cristaliza en la formación de La Cordillera volcánica en El Salvador.

Más de un 90% de todo el subsuelo del país, está formado por materiales volcánicos, entre los que se pueden nombrar los valles centrales y la Cordillera Norte. También se encuentra la aparición de cerros como el Cacahuatique en Morazán y la  Sierra de Guazapa en el departamento de San Salvador.

Según los expertos, estas formaciones eran en los tiempos antiguos volcanes que se fueron transformando con el paso del tiempo y con los movimientos de tierra. Estos volcanes dejaron de ser activos hace muchos años y se fueron convirtiendo en cerros con el paso del tiempo. Pasaron por los efectos de la erosión y hoy en día forman parte del relieve de El Salvador.

El mecanismo de las placas tectónicas en El Salvador se movilizan de la siguiente manera, la placa de Cocos, subduce bajo la placa del Caribe, haciendo que la corteza que cubre a la placa de Cocos se vea sometida a presiones y altas temperaturas, mientras se va hundiendo y fundiendo, incorporándose al manto originando con ello la creación del magma.

Por otro lado está la actuación de la Placa del Caribe, la cual también se ve sometida a una fuerte presión por el esfuerzo que le hace la placa de Cocos cediendo y terminando por fracturarse.

Dichas fracturas son utilizadas por el magma para impulsar su salida hacia la superficie, donde se precipita adoptando varias formas, entre ellas las coladas de lava o también en forma granulada, los cuales se van depositando tomando la forma de los conos volcánicos. Estas placas tectónicas junto a la salida del magma, son los elementos que contribuyen a que la corteza terrestre se haga más gruesa.

Placas tectónicas de Uruguay  

El país de Uruguay se encuentra enmarcado dentro de la acción de la placa Sudamericana, la cual es una de las placas tectónicas que cubre el Subcontinente con el mismo nombre y al que se le puede adicionar una porción del Océano Atlántico sur, donde se incluye el territorio que comprende la costa sudamericana y la dorsal mesoatlántica.

Esta placa tectónica tiene unas dimensiones de unos 9 millones de kilómetros cuadrados. Según geólogos expertos, Uruguay se ubica dentro de una zona estable en comparación con las zonas de convergencia de otras placas tectónicas. Sin embargo, esto no quiere decir que este país esté exento de que ocurra algún terremoto.

De la República Argentina 

En cuanto al relieve argentino, este se fue formando a consecuencia del movimiento de sus  placas tectónicas, las cuales son de Nazca y Sudamericana. El borde de interplaca que enmarca a la República de la Argentina son el Nazca-Sudamericana por el lado Occidental, siendo esta una zona de subducción.

Este hecho implica que se genere dentro de dicha zona una gran actividad orogénica, epirogénica, volcánica y sísmica, por lo que aunque no han ocurrido grandes terremotos en Argentina, no quiere decir que no se vayan a producir. De hecho si se han suscitado pero en intensidades pequeñas que los pobladores muchas veces no perciben.

Placas tectónicas del Himalaya    

Las placas tectónicas que actúan dentro del Himalaya fueron las que le dieron origen a dicha cadena montañosa, la cual fue producto de un encuentro continental que ya cuenta con unos 40 millones de años. En el proceso de formación intervinieron la placa India, la cual se adentró e impactó contra la placa Eurasiática.

Ambas ejercieron una gran fuerza de presión, lo que ocasionó que se este impacto se originara una gigantesca elevación montañosa, contentiva de una dimensión de 3 mil kilómetros, el cual tiene al monte Everest como punto más alto, a más de 8.000 metros.

Con orientación hacia el Norte y ubicados detrás de la línea del frente, la placa euroasiática se engrandece más de 2.5 millones de kilómetros cuadrados, lo que representa 4 veces el tamaño de países como Francia y Marruecos.Esta formación montañosa es la famosa meseta del Tíbet, la cual dentro de sus atributos cuenta con una altitud media mayor a los 4.000 metros, datos que se derivan de la teoría continental y del modelo de la tectónica de placas. Y es precisamente argumentados en la teoría de la tectónica de placas, que se dice que el Himalaya surgió como producto del choque de la placa India y la placa de Eurasia.

Pero este proceso comenzó en el período Cretácico superior, lo relativo a casi 70 millones de años, cuando la placa de la India, tomó dirección hacia el norte, a un ritmo de 15 centímetros por año. Luego sostuvo el encuentro con la placa euroasiática y es allí donde se produjo el impacto.

Hoy en día, la placa de la India continúa desplazándose a un ritmo de unos 5 centímetros por año, y ubicándose por debajo la placa euroasiática, lo que ha venido provocando la elevación de los Himalayas y por ende, la elevación de la meseta tibetana.

La placa de la India va impulsando y a la vez desfigurando a la litosfera asiática en más de 3.000 kilómetros con dirección hacia el Norte de los Himalayas. En cuanto al Tíbet, este está dividido por grandes fallas que van absorbiendo la deformación.

Por la zona Este del impuso de la placa India, se formaron la cadena de Arakan y las islas de Andaman, y Nicobar en el Océano Índico, las cuales se fueron creando a causa del desplazamiento entre las placas India y Eurasia.

Debido a esta constante e intensa actividad tectónica, la región ha sido considerada de mucha actividad desde el punto de vista sísmico. El extremo sur de los Himalayas cuenta con un registro histórico sobre terremoto de magnitud 8 y más. 

Placas tectónicas y relieve    

La corteza terrestre se encuentra conformada por la división de numerosas placas tectónicas, las cuales chocan entre sí, y también se alejan o rozan. Estos son denominados como movimientos sísmicos que producen los terremotos. Los desplazamientos de placas, también son los responsables de la derivación de los continentes, y son los que le han dado origen y formas a los distintos relieves.

La distribución superficial de las placas tectónicas o litosféricas y su constante movimiento, llevan como consecuencia la formación del relieve terrestre. Se ha visto como el producto del impacto de las placas, va separando continentes que antes estaban unidos e incluso ha unido a otros que estaban separados, conformando nuevos núcleos.

Pero además de esto, con cada variación en sus movimientos es que se ve la formación de numerosas y extensas cadenas montañosas en varias partes del mundo. Es a consecuencia de las mismas que se han creado las principales unidades de relieve tanto marino como de forma terrestre, originadas por los movimientos tectónicos, siendo esto resultado directo del movimiento de placas, también de las erupciones volcánicas y los terremotos.

Es por ello que existe una estrecha relación entre la formación del relieve, con los volcanes y los terremotos, teniendo como punto en común su origen, el choque entre placas tectónicas. Son producto de las mismas el relieve marino y las fosas oceánicas, también la formación de calderas volcánicas, el surgimiento de islas volcánicas, la ocurrencia de terremotos y erupciones volcánicas, formación de montañas, entre otros.

Su relación con los volcanes     

La teoría sobre la tectónica de placas ofrece un marco teórico para poder analizar  diversos fenómenos geológicos, su ubicación y comportamiento, entre los que se encuentran los volcanes. Los volcanes se forman dentro de tres ambientes principales y geodinámicos, uno de ellos son los márgenes de las placas divergentes o también llamados dorsales centro-oceánicas.

El segundo ambiente son los márgenes de las placas convergentes o también denominados como arcos-isla y márgenes continentales activos. Y por último tenemos las llamadas zonas de intraplaca, tanto en su tipo oceánica como en la continental.

En lo que se refiere a las dorsales centro-oceánicas, se dice que es allí donde se produce el 75% del magmatismo total que la Tierra genera. Las lavas que se producen son el resultado mayormente de basaltos toleíticos.

Un 20% del magma total de la tierra se da en el área correspondiente al arcos-isla y los márgenes continentales activos, donde las rocas que se van creando son expuestas a una amplia variación.

Con referencia al interior de las placas, es allí donde se produce un vulcanismo de tipo composicional y cuyo volumen es variable, el cual se distribuye de manera dispersa y aleatoria, lo cual es contrario a la linealidad y continuidad que se ubica en los bordes de placa.

El vulcanismo de las dorsales tiene lugar de forma tranquila, por su escaso contenido en volátiles por lo que no representa gran peligrosidad. En cuanto a los volcanes ubicados en las regiones de intraplaca, esos tampoco son peligrosos, ya que a pesar de emitir en una elevada proporción magmas, estas son de baja explosividad.

En comparación con los magmas de los arcosisla y de los márgenes continentales activos, esos si contienen alto porcentaje de SiO2 y un elevado contenido en volátiles, lo que ocasiona que sus erupciones sean fuertemente explosivas altamente peligrosas.

¿Cómo es en la República Dominicana?           

La República Dominicana se encuentra en el borde de interacción entre la placa tectónica de Norteamérica y la placa tectónica del Caribe. También está enmarcada dentro del borde Norte de Suramérica, que comprende un frente de subducción, ya que la placa de Norteamérica penetra por debajo de la placa del Caribe y produciendo que la misma se levante.

Una de las consecuencias que es producto de este movimiento de placas es la ocurrencia de fallas sísmicas en la isla La Hispaniola, principales causante del origen de los sismo en dicha isla.

En la medida en que la placa de Norteamérica se va introduciendo por debajo de la placa del Caribe, la misma va reteniendo una cantidad de energía elástica que se hace suficiente, haciendo que la suma de energía entre ambas placas tectónicas rebase la resistencia del plano de fricción, terminando en una fuerte sacudida sísmica.

Varias fallas tectónicas atraviesan a la República Dominicana, específicamente la isla de Santo Domingo, lo que ocasiona que el territorio se divida en placas, las cuales son algunas de mayor o menor actividad. A razón de esto es que la región Norte del país es considerada como la más activa. República Dominicana ha padecido de varios terremotos y los mismos han ocurrido precisamente en esta región norte, la mayoría de ellos se produjeron durante los años 1562 y 2003.

Otra evidencia tangible fue la destrucción que vivió la ciudad de Santiago vieja y la Vega vieja producto de los terremotos de los años 1946, cuando se produjo un movimiento sísmico que desencadenó el origen de un maremoto en la ciudad de Matanzas de Nagua, donde las consecuencias fueron el fallecimiento de cientos de personas.

Explicación para tus niños de las placas tectónicas   

El tema de los terremotos, volcanes y relieve, son comunes dentro de las asignaturas que los niños ven cada día en sus colegios y escuelas, pero ¿sabrán de verdad que tienen estos en común?. Pues no es otro elemento que las llamadas placas tectónicas.

Las placas tectónicas tienen una forma similar a grandes planchas con posición rígida, las cuales están conformadas por rocas o piedras, que se ubican sobre una capa semilíquida a la cual se le llama atenosfera. Al estudiar el tema de las placas tectónicas hay que indicar que existen placas grandes y otras pequeñas.

Las mismas cuentan con un espacio muy pequeño en el cual ellas puedan moverse pero solo un poco, unos 2.5 kilómetros anuales, exactamente, por lo que su velocidad es muy lenta. Los movimientos que realizan estas placas tectónicas no son de manera unidireccional, lo que ocasiona en que en varias oportunidades estas placas tengan algún rozan e incluso pueden llegar hasta impactar unas con otras de manera fortuita.

¿Pero qué podría ocurrir cuando chocan las placas? La tierra está cargada de mucha energía, por lo que al chocar estas placas de una manera abrupta, se van deformando los fragmentos de roca, que terminan luego formando los sistemas montañosos que observamos hoy en día, tanto en la tierra como en los océanos.

De igual manera, producto del choque fortuito de varias placas, y sumado a la cantidad de energía que tiene la tierra, es entonces donde se da originen a la ocurrencia de los terremotos o incluso de los maremotos, catástrofes que producen graves daños y hasta la muerte de muchas personas.

Y también te ayudamos si necesitas hacer una maqueta de placas tectónicas

Para realizar una maqueta sobre placas tectónicas, encuentra aquí un video explicativo y fácil de realizar, con materiales que fácilmente puedes tener en casa.

(Visited 13.901 times, 285 visits today)
Categorías Sismos

Deja un comentario