Suelos Arcillosos: definición, características, propiedades y más

Los suelos arcillosos, son aquellos que tienen un alto contenido de arcilla, pero si quieres saber para qué es este tipo de suelo y para que puede ser usado te invitamos a que continúes leyendo nuestro artículo en el que te daremos toda la información que de verdad requieres.

¿Quieres conocer la relación entre el pájaro jilguero y la pandemia de corona virus que estamos viviendo actualmente? HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL ARTICULO

suelos arcillosos

Definición de Suelos Arcillosos

Los suelos arcillosos son aquellos en los que hay una abundante presencia de arcilla por encima de otras partículas de diversos tamaños. La arcilla es un conjunto de partículas pequeñas de menos de 0.001 milímetros de diámetro. La arcilla tiene componentes de silicatos de aluminio, es impermeables y al unirse con agua o humedad se hace más plástica, también debe contener limo y arena, pero la arcilla es la que predomina y en diferentes proporciones ya que no hay dos suelos que sean iguales en su composición.

Los suelos arcillosos son malos drenadores de agua, ya que por lo diminuto de sus partículas terminan encharcándose, para que estos puedan tener un mejor drenaje se deben colocar tubos, o añadirle más arena al suelo y más material orgánico para mejorar su uso y hacerla más fértil. La arcilla hace que el suelo tenga una textura pesada, pegadiza cuando tiene humedad y de dureza en lo que logra drenar toda su agua.

Este tipo de suelo es muy usado para hacer alfarería, ya es muy fácil de manipular con las manos porque está húmedo, aunque no con mucha agua ya que sino no puede dársele forma, cuando logramos darle la forma deseada, esta se mantendrá con la misma, por eso es que se usa para hacer vasijas, jarrones y otros elementos que pueden ser útiles en la cocina.

suelos arcillosos-3

Pero no todos los suelos arcillosos logran tener las mismas características en cuanto a lo pesado, ya que su impermeabilidad y la dureza que tiene cuando se seca. En las zonas bajas es un problema este tipo de suelo ya que siempre se acumula más agua. Así que cuando se quiere usar para cultivos las plantas terminan pudriéndose.

Imágenes

Los suelos arcillosos son fáciles de reconocer en imágenes, por eso te vamos a dejar una de ellas para que la puedas apreciar y determines si en donde vives o en tu jardín estas en presencia de este tipo de suelo:

Características

Comúnmente a estos suelos se les llama suelos pesados, por eso tienen ciertas características que deben ser tomadas en cuenta cuando se vaya a clasificar el tipo de suelo, entre las características más importantes tenemos las siguientes:

  • Para la agricultura un suelo arcilloso es un reto sobre todo por el pobre drenaje de agua que tiene.
  • Los suelos arcillosos tienden a compactarse y desmoronarse cuando son cultivados, cuando se pisotean o cuando se trabajan en el momento en que están húmedos.
  • Cuando pasa mucho tiempo compactado se requiere de mucho tiempo para restaurarlo y hacer del mismo una buena estructura del suelo.
  • Por su calidad de humedad se necesita adicionarle grandes cantidades de materia orgánica como las plantas verdes, excrementos de animales, el moho de hojas o compost para que su estructura pueda mejorar.

  • Sus partículas son tan pequeñas y minúsculas que parecen poro o microporos. Su espacio es totalmente poroso más que el arenoso ya que el suelo absorbe y mantiene más el agua.
  • Los suelos arcillosos están mal aireados y sus drenajes son pobres o deficientes. Cuando el suelo está seco, su textura es fina y sus partículas logran unirse para formar terrones. Son difíciles para trabajar por eso se les llama suelos pesados.
  • Por su pobre drenaje este suelo permanece lleno de humedad y agua hasta después de la primavera y sobre todo cuando han pasado grandes precipitaciones. De esta manera las raíces de las plantas no logran tener oxígeno afectando la salud de las mismas. Tal vez pueda interesarte lo que es  un Pluviómetro.
  • El suelo por lo general es lento para entibiarse y hace que la siembra de las plantas se retarde y deben dejarse para cuando llegue la primavera, esto permite que el crecimiento de las plantas se reduzca sobre todo si es temporada de frío.

  • La arcilla puede expandirse y contraerse de acuerdo a su nivel de retención de agua, se pueden contraer y expandir en los inviernos ya que la tierra se enfría, este proceso hace que se agite la arcilla y las plantas salgan del suelo dejando atrás a sus raíces.
  • Cuando el suelo arcilloso se seca se convierte en una corteza que se puede romper haciendo que las raíces entren en la tierra y puedan salir los brotes, este proceso hace que las raíces se dañen así como otras partes de las plantas como sus tallos.
  • El suelo arcilloso tiene un buen almacenamiento de minerales, no necesita de abono, y de usarlo no se requiere de uso de fertilizantes como si lo necesitan los suelos arenosos.

  • Es un suelo impermeable ya que al tener partículas tan diminutas cuando está en presencia de mucha agua este no deja que la misma entre, así que termina como embarrado, pero en lo que logra secarse parece un suelo árido, se va agrietando, pero en eso es en lo único que se parecen, cuando esta de esta forma al tocarlo sigue manteniendo una textura suave, no se rompe como terrones como pasa con los suelos áridos.
  • Hay plantas que se dan bien en este tipo de suelos como lo son la menta y el nogal que son plantas aromáticas.

Propiedades

Los suelos arcillosos presentan una serie de propiedades que la hacen única, hay que recordar que este tipo de suelos tiene partículas menores a 0,001 milímetros de diámetro, son muy impermeables y con mala aireación, no son fáciles de trabajar ya que al tener mucha humedad, se hacen más plásticos y por lo general se terminan pegando en las suelas de los zapatos.

Al tener una mayor retención de agua esta tierra no sirve para las plantas ya que terminarían pudriéndose y marchitándose, pero vamos a darte las propiedades de este tipo de suelo:

  • Su permeabilidades nula
  • Tiene una gran capacidad de retención de agua
  • Poca entrada de aire
  • Mucha cantidad de nutrientes minerales y orgánicos
  • El tamaño de sus partículas es muy fino.

¿Cuál es el pH de los suelos arcillosos?

Los suelos arcillosos son suelos alcalinos que tienen un pH muy elevado, por lo general mayor al 9, su estructura es muy pobre y densa, tienen una baja capacidad de infiltración y una permeabilidad muy lenta, tienen un manto calcáreo duro a medio metro o un metro de profundidad y son suelos difíciles para establecer cultivos.

La presencia de carbonato de sodio en estos suelos hacen que los mismos tengan propiedades físicas desfavorables, este compuesto hace que la arcilla termine expandiéndose cuando tienen mucha humedad. Su nombre proviene del grupo de metales alcalinos a los cuales pertenece el sodio y que es el que origina sus condiciones principales.

Todos los suelos que tengan presencia de alcalinidad son básicos, pero no todos los que son básicos suelen ser alcalinos, ya que los suelos arcillosos son lo opuesto a los suelos con sulfatos ácidos que tienen un pH menor a 5, los suelos que tienen alcalinidad pueden ser naturales o pueden ser creados por el hombre.

Su origen natural es por la presencia de minerales que están en condiciones de clima y que se van descomponiendo, lo que hace que el carbonato de sodio se libere. Cuando es el hombre quien interviene este aplica el carbonato de sodio a través de la irrigación del agua, haciendo que el carbonato se vaya disolviendo en la tierra. No hay una explicación exacta de como ocurre este fenómeno en los suelos alcalinos, pero en Europa Oriental y en la India Septentrional se pueden encontrar millones de hectáreas bajo estas condiciones.

Al tener mucha alcalinidad son suelos que no son fáciles para establecer cultivos, ya que no deja filtrar el agua de las lluvias y esta termina estancada en la superficie, y cuando llega la época de la sequía el riego de las mismas apenas se puede hacer. Estas tierras pueden ser cultivadas con arrozales o gramíneas que son plantas muy resistentes a grandes cantidades de agua, como las usan en los grandes sembradíos en China y Vietnam.

El grado de alcalinidad o de presencia de carbonato de sodio o soda (NaCO3), trae como consecuencia que los minerales del suelo se vayan descomponiendo, cuando el carbonato de sodio se disuelve en el agua este se va disociando separando el sodio del carbonato. La soda al unirse al agua puede formar dióxido de carbono, saliendo a la atmósfera como un gas, y también Hidróxido de sodio que hace que tenga un nivel de alcalinidad mayor al 9%.

Los suelos con un pH alcalino tiene una gran cantidad de iones que hacen que la expansión de sus partículas no sean de una estructura favorable, ya que en la medida en que los niveles de sales en el suelo se van reduciendo el nivel de alcalinidad aumenta. Por eso es que los suelos arcillosos son tan alcalinos, más que en los suelos limosos o arenosos.

Los suelos arcillosos que tienen montmorillonita tienen mucha más alcalinidad que los que contienen illita, ya que el primero de ellos tiene una mayor capacidad de intercambio porque ocupa todo el espacio y la superficie total de las partículas arcillosas. Pero hay minerales arcillosos que pueden tener un 100% de sodio intercambiable, es decir que está totalmente saturado de sodio, a estos se les llama bentonitas.

Estas sirven para hacer cortinas impermeables en la tierra, sobre todo en las construcciones de presas hidráulicas ya que estas previenen las filtraciones de las aguas subterráneas. La forma de reparar este tipo de suelos arcillosos es arando profundamente con instrumentos adecuados para que el calcio pueda subir a las capas superiores, también puede hacerse a través del uso de sustancias que contengan ácido como la pirita.

La pirita  hace que los suelos tengan la acidez por el sulfato ácido y es uno de los remedios mas efectivos para la alcalinidad de los suelos. Se puede aplicar yeso o aljez (llamado sulfato de calcio) como una fuente de calcio que puede separar el sodio de los suelos, para que este último método pueda tener efecto hay que asegurar que el suelo tenga un sistema de drenaje natural que vaya en dirección al subsuelo, o uno que sea artificial como drenaje subterráneo para poder quitar el exceso de sodio.

Suelos Francos Arcillosos

Se le llama suelos francos a todas aquellas partes que están en la superficie de un terreno cuyos componentes cuantitativos tienen buenas proporciones, son suelos de una elevada productividad para la agricultura, ya que su textura es suelta porque contiene arena, son tierras fértiles porque tiene limos, y retienen muy bien la humedad a través de la arcilla.

La composición de esto suelos francos puede tener variaciones muy sutiles pero lo ideal sería que estuvieran conformadas por un 45% de arena, un 40% de limo y un 15% de arcilla.

Al no contener mucha arcilla ni mucha arena hace de este suelo el ideal, y es el que más se puede conseguir cerca de los ríos. Cuando no tienen la cantidad o proporción ideal de componentes pueden tener ciertas variaciones lo cual hace que sucedan dos cosas:

  • Que el contenido de arena sea mayor y entonces son suelos francos arenosos
  • Que tenga más proporción de arcilla y se le denominan suelos francos arcillosos.

Existen otros expertos en suelos que denominan estos suelos como Marga, lo que equivaldría a marga arenosa o marga arcillosa. Cuando tiene la textura equilibrada tiene las mejores condiciones tanto físicas como químicas que le hacen el tipo de suelo ideal para los cultivos.

La mayor cantidad de plantas tienen un excelente desarrollo en estos terrenos, y si tienen el mantenimiento adecuado se pueden eliminar o reducir cualquier inconveniente mientras están creciendo los vegetales.

Estos suelos se pueden reconocer porque tienen un color oscuro intenso casi negro, ya que tienen un alto contenido de materia orgánica, se pueden identificar a simple vista, al tomar una porción de ella y amasarla, la misma se mantendrá compacta y no se va a desintegrar o desmoronar, además tiene las siguientes condiciones:

  • No es fácil de anegarse, ya que tiene buen drenaje
  • No es excesivamente permeable, ya que usa la cantidad necesaria de agua para mantener los cultivos
  • Tiene los nutrientes naturales necesarios y bien distribuidos
  • Es un suelo que no se compacta.
  • Son suelos ligeros, con aire y permeables

Los suelos francos solo necesitan de 280 litros de agua por metro cúbico de terreno y de esos solo 190 litros son de agua disponible. Los suelos arenosos necesitan solo de 130 litros de agua por metro cúbico y solamente 100 litros son de agua disponible. En los suelos arcillosos se requiere de unos 400 litros de agua por metro cúbico de tierra y de esos 220 son de agua disponible.

En cuanto a la textura en un mismo suelo se pueden encontrar diferentes horizontes con diferentes texturas, en terrenos que no presentan cultivos y han sido poco alterados con vegetación natural, es frecuente que estos suelos tengan horizontes superficiales con más arena y con mucha materia orgánica, que a diferencia delos suelos subsuperficiales que por lo general están con más contenido de arcilla.

Esta condición es favorable para que el agua pueda ser filtrada y no se acumule, el agua debería tener un nivel de filtración rápido de 4 a 5 litros por metro cuadrado el cual debería evaporarse o drenarse en unas 24 horas.  Cuando hay un periodo de sequía largo se necesita que tengan después precipitaciones de unos 20 litros de agua para humedecer la superficie y que el agua poco a apoco comience a llegar a capas más profundas. Conoce también cuantos Tipos de Lluvia existen.

Suelos arcillosos y arenosos

Ya sabemos que los suelos arcillosos tienen un mal drenaje, ya que terminan convirtiéndose en charcos cuando recibe mucha cantidad de agua de riego o de lluvias. Y aunque no todos los suelos arcillosos tienen mal drenaje esta causa problemas en las zonas bajas que en donde tiende a acumularse más agua, en donde las plantas terminan pudriéndose por estas condiciones. Cuando el suelo esta encharcado se pueden hacer ciertas cosas para mejorar el drenaje:

Coloque instalaciones de tubo de drenajes: es la manera más efectiva, solo debe colocar tubos corrugados con perforaciones especiales a unos 40 o 50 centímetros de profundidad y en zanjas de 50 centímetros de ancho con una separación de dos a tres metros, estos tubos deben estar en paralelo y conectados entre sí, hasta llegar a un colector principal y lograr la salida del agua, este colector principal podrían estar en el centro del terreno o hacia alguno de los laterales.

Al fondo de las zanjas se debe colocar una capa de grava de unos 8 a 10 centímetros y colocar los tubos sobre ella, encima de los tubos colocar otra capa de grava de unos 20 a 25 centímetros y encima de ella una capa de tela geotextil, para que la tierra que está en partículas diminutas no se filtre a la tierra con grava pero que si pase el agua, al final se completa con la tierra la cual debe tener un espesor de uno 25 a 30 centímetros y poder mezclarla con arena.

Los suelos arenosos tienen buenos drenajes a menos que debajo de ellos tengan una capa de arcilla. Para las plantas es necesario que los drenajes sean buenos pero que no les debe faltar agua. En el caso del césped, las plantas mediterráneas, cactus y crasas son buenas para los suelos arenosos, ya que no pueden soportar el exceso de agua que viene con los suelos arcillosos, por eso los campos de fútbol, béisbol y otros presentan suelos arenosos

Crear pendientes: se debe evitar la acumulación de agua de lluvia y de riego, a través del moldeamiento del terreno haciendo que se escurra el agua fuera dela zona en donde están las plantas y que esta pase a una especie de canal hecha en el mismo terreno. Los suelos arcillosos deben ser controlados en el sistema de riego ya que de lo contrario se crearían charcos.

Por el contrario los suelos arenosos se terminan secando muy rápido y deben comenzar a regarse para mantenerlos húmedos, estos no logran almacenar agua como los arcillosos, por eso se deben regar poco pero con mucha frecuencia, lo ideal sería que se riegue por goteo.

Colocar arena: al colocar arena aumentamos la porosidad del suelo, con dos o tres metros cúbicos por cada 100 metros cuadrados de superficie, mientras más arena coloquemos mejor, así como están elaborados los campos de fútbol.

Colocar materia orgánica en el suelo: la materia orgánica pueden ser estiércol, mantillo, turba, o cualquier otra, también debes esponjar, airear, darle una mejor estructura al suelo y hacer mejoras en la filtración del agua, si se acompaña la materia orgánica con arena queda mucho mejor. Los suelos arenosos tienen una mejor aireación para las raíces ya que es mucho más porosa.

En los suelos arenosos se pueden colocar para mejorarla unos 100 kilos de turba por cada 100 metros cuadrados de terreno y también un poco de arcilla, para que mantenga humedad.

En caso de tener césped: se debe eliminar el fieltro que es la capa de 2 a tres centímetros que está en la superficie de los suelos y que contienen restos de hierba y de raíces y que permiten una impermeabilización, lo cual no deja que el agua pase a otras capas más profundas de la tierra. Se pueden hacer escarificados una vez al año y en época de primavera.

También se deben eliminar los pisoteos ya que estos con el tiempo terminan haciendo la compactación del suelo y mientras más compacto menos drenaje puede tener, se le pueden hacer pinchazos en el suelo una a dos veces al año y colocar una mezcla de arena con turba de 1.5 metros cúbicos por cada 100 metros cuadrados.

El abono: al tener una gran cantidad de nutrientes minerales los suelos arcillosos, los suelos arenosos se lavan en la profundidad el nitrógeno, potasio y los microelementos, a través del agua de la lluvia y del riego, en cambio los arcillosos retienen estos nutrientes ya que con sus partículas estos se quedan pegados en la arcilla, el abono puede ser colocado en grandes cantidades de una vez porque se pierden muchos fertilizantes en los suelos arcillosos masque en los arenosos.

Los suelos arenosos al igual que los arcillosos tampoco retienen bien los nutrientes minerales que todas las plantas necesitan para crecer, la lluvia y el riego terminan lavando los nutrientes y llevándolos a las raíces para perderse en la profundidad.

Se deben usar fertilizantes en estos suelos con frecuencia, pero que sean de lenta liberación y se pierda la menor cantidad posible, el abono en estos suelos es mejor en pequeñas cantidades y de vez en cuando un abonado de mayor cantidad y de un solo golpe.

El labrado: en los suelos arcillosos el labrado debe ser profundo hasta alcanzar el nivel en que la tierra no tenga ni mucha humedad ni este muy seco. No dejes de conocer todo sobre la Temporada de lluvias.

La plantación: para hacer plantaciones se deben colocar mantos de mantillo o turba para que el suelo se esponje y tenga aire, se le debe agregar también arena, preferiblemente de río y al mezclar todo el terreno queda óptimo para plantar. Los suelos arenosos son difíciles para hacer plantaciones ya que en época de sequía las plantas terminan muriendo por falta de agua.

Las plantas preferibles para los suelos arenosos podrían ser árboles, palmeras y aquellas que tienen crecimiento en desiertos arenosos o en playas que se adaptan a vivir en suelos estériles.

Plantas de suelos arcillosos

Hay muchas plantas y flores que logran vivir en suelos arcillosos, así que si tienen un jardín con estas características no te desesperes ya que te daremos algunas sugerencias de cuales plantas puedes tener en él. El suelo arcilloso cuando se moja termina siempre encharcado y con fango, por eso debes tomar en cuenta algunas sugerencias para un terreno tan alcalino.

Lo primero que debes saber es que son suelos difíciles para trabajar ya que tardan mucho tiempo en filtrar el agua bien sea de lluvia o de riego, entonces lo primero que debemos hacer es mejorar el drenaje instalando unos tubos, creando pendientes o mezclarla tierra con arena. En esto suelos se dan rápidamente plantas de dalias, lirios, bambú, calas, agérato, lobelia, helecho real o el Trollius europaeus.

También sirven para las plantas de tipo acuático como son las orejas de elefante, el papiro, el lirio japonés, la pontederia y la enea. El paragüitas, el acoro o aro también son ese tipo de plantas acuáticas que puedes usar en tu jardín arcilloso. Hay arbustos como la lila, el rosal, la celinda, el virbuno y el euonymus europeus, la aucuba, y la forsitia que crecen sin inconvenientes en suelos arcillosos.

Los árboles que puedes tener en los suelos arcillosos pueden ser: el abedul, el roble, el fresno, la melia, el nogal, el chopo y el ciprés de pantano. Todas estas plantas, arbustos y árboles dejarán tu jardín hermoso y productivo. Otro tema que puede serte de interés son los Tipos de vientos.

Ejemplos

Los ejemplos más comunes de suelos arcillosos son los vertisoles, ultisoles y los alfisoles. Los suelos vertisoles, son aquellos que son muy fértiles y buenos para tener pasto, ya que tiene alto contenido de arcilla en las épocas secas que permiten que estos suelos se agrieten y en lo que caen las lluvias estas suelen sellarse rápidamente. La arcilla permite que el suelo se contraiga y se expanda a través de la humedad.

Esta característica hace de los suelos vertisoles que sean inestables para construir edificaciones o carreteras, pero sí permiten el cultivo de algodón, trigo, arroz, este último es para lo que comúnmente se usan los vertisoles.

En cambio los ultisoles que son suelos con arcilla y con un pH bajo o ácido tienen una fertilidad muy escasa. Los alfisoles tienen una acumulación de arcilla en horizontes B, son moderadamente fértiles, y son los que más se encuentran en todo el planeta.

Suelos arcillosos en la construcción

Todo constructor debe conocer muy bien los diferentes tipos de suelos que existen para hacer construcciones, para ello se valen de diversos estudios sobre todo el de mecánica del suelo. Ya que las cimentaciones y estructuras necesitan de un buen estudio de soporte y durabilidad. Ya sabemos que el suelo es todo el espesor de la corteza de la tierra que se encuentra con afectación por la actividad del ser humano, el cual puede sufrir de erosión y presenta rocas sueltas.

En los suelos arcillosos existe la característica que estos se ensanchan en la presencia de humedad y se contraer cuando el agua disminuye en ellos, esto representan un serio problema al momento de hacer cimentaciones de estructuras en este tipo de suelos ya que el mismo buscara la manera de separarse de la estructura para buscarla forma de expandirse en presencia de humedad.

A este fenómeno llamado suelos de arcillas expansivas en la construcción, se le deben regular la humedad en por lo menos seis metros alrededor de la zona activa donde se vaya a construir. De esta manera al hacer las cimentaciones más profundas se encontrarán con una mejor estabilidad si están a mayor profundidad.

La arcilla tiende a endurecer en condiciones de poca humedad, y al tener mucha la misma toma plasticidad y puede moldearse por eso se toman muchas medidas para hacer estructuras en este tipo de suelos. Por eso es que la mayoría de los constructores usan los suelos arenosos en las construcciones ya que los mismos están formados por arenas medias y gruesas, ya que con su granulometría son favorables para mantener las sustentaciones de las estructuras o cimientos con una mayor resistencia.

Los suelos arenosos son estables y resisten bien los cambios de humedad y de temperatura, y pueden soportar mejor las losas de los cimientos. Su único problema es que tienden a erosionarse con facilidad lo cual influye en los cimientos de las estructuras y en las mismas edificaciones.

Si el terreno presenta exceso de arena fina hace que una estructura sea susceptible de colapso en caso de movimientos sísmicos, ya que causa daños a los cimientos de las estructuras por su granulometría, en estos suelos los constructores tienden a hacer cimentaciones profundas, ya que la capacidad de carga y la resistencia aumenta a mayor profundidad.

Así que cuando vayamos a hacer alguna construcción debemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Primero ver que tenemos alrededor del terreno donde vamos a construir, si hay otras edificaciones, de que tipo son, que persona tiene más tiempo habitando allí.
  • Segundo tomar en cuenta el entorno y las condiciones climáticas de la zona, saber si hay algún río cercano.
  • Determinar cuál es la calidad del suelo, saber si lo suelos son duros, consistentes, ideales para hacer cimentaciones, saber cuál es la química y las aguas freáticas que existen en el suelo. Determinando cual es el tipo de suelo sabremos qué tipo de construcción podemos hacer en cada uno de ellos
  • Saber si hay suministro de agua y sistema de alcantarillado, determinar cómo vamos a hacer para que llegue agua a nuestra estructura y sobre todo si el mismo está alejado de los centros urbanos.
  • Determinar el suministro de luz para la nueva construcción, así como la del gas.

En términos generales los terrenos en donde se van a Acher construcciones grandes o casa como complejos urbanísticos, no siempre presentan las mismas condiciones así que debemos hacer los estudios especiales para saber cuáles son las cimentaciones adecuadas dependiendo del material que tengamos en el terreno a usar, en muchos casos no pensamos en estas cosas, pero de hacerlo nos podríamos evitar muchos inconvenientes al momento de construir una casa y sobre todo si la vas a adquirir debes estudiar muy bien la zona donde piensas comprar una casa.

Mejoramiento

Ya conoces que los suelos arcillosos se expanden o se contraen debido a la presencia o no de agua y humedad, sin embargo existen ciertas cosas que puedes hacer para mejorar este tipo de suelo y hacer plantaciones de cultivos sin ningún tipo de problemas. Por eso puede hacer muchas de las recomendaciones que vamos a darte:

Motocultor (sistema de arado): esto significa mejorar las características de estos suelos, el motocultor sirve para reblandecer el terreno y facilitar el abonado de tierra con un buen abono, este debe ser de unos 20 centímetros de espesor, preferiblemente orgánico como el humus de lombriz o estiércol de caballo o perlita, luego pasas nuevamente e motocultor o rastrillos para mezclar la tierra arcillosa con el abono y veras que las plantas comienzan a crecer sin ´problemas.

Uso de humus: es otra de las opciones, es más lenta que la que mencionamos anteriormente, pero igual sirve para mejorar los suelos arcillosos, se coloca el humus en todo el jardín, también puedes usar compost, lleva más tiempo colocarlo, pero en lo que le caiga agua hará que la tierra de ablande y el sustrato o compost se mezclara con la arcilla.

(Visited 3.175 times, 5 visits today)
Categorías Suelos

Deja un comentario