¿Cómo se forman los tornados?: de fuego, de agua y más

Los tornados son fenómenos naturales extraordinarios que han sido de gran interés para muchos expertos meteorólogos. De este fenómeno se derivan varios tipos que representan gran curiosidad, lo que lleva a muchos espectadores a preguntarse el ¿Cómo se forman los tornados?.

¿Cómo se forman los huracanes y tornados?   

Para conocer cómo se forman los tornados y huracanes se debe comenzar por conceptualizar lo que es un tornado, cuya formación inicia con la presencia de una tempestad algo rígida, la cual es denominada con el título de supercelda. Esta supercelda puede llegar a durar más tiempo que una tempestad normal. (Ver artículo: Huracán María)

Estos dos fenómenos comparten un mismo punto de partida así como una característica que los mantiene activos, ya que ambos nacen de la intensidad con que el viento se mezcla con la tormenta y luego comienzan a crear una forma como especie de remolino, dando vueltas por el aire tomando la forma de un embudo.

El aire que está contenido en dicho embudo, tiene un girar constante y se va haciendo cada vez con mayor rapidez, formando un área cuya característica principal es la presencia de una muy baja presión, a través de la cual se succionará mucho más aire e incluso esto puede incluir la atracción de varios objetos dentro de sí.

Las distintas manifestaciones de rigurosas tempestades van produciendo los tornados a su paso y a medida que se van intensificando, fomentando con ello el encuentro que se propicia entre el frío y lo seco del aire polar junto al aire tropical de presencia húmeda, respondiendo con ello el cómo se forman los tornados

La formación de estos tornados y huracanes se hace común en algunas zonas de los Estados Unidos, especialmente una región muy conocida con el nombre de Callejón de Tornados. De igual manera, otra de las condiciones con las que se tiene que contar para que se puedan generar los tornados e huracanes, es que la atmósfera se encuentre en un estado muy inestable.

La época preferida de formación de tornados se produce durante el mes de mayo sin embargo estos se pueden originar durante cualquier época del año. Estadísticamente se lleva el registro de que los tornados más fuertes y severos se forman en los primeros meses del año, figurando el mes de abril como la época donde los tornados causan mayores daños.

Incluso la ubicación geográfica juega un papel fundamental dentro de la formación de los tornados ya que mientras más al Norte se esté, más lejos se entra en la temporada de los tornados. Esto corresponde a que la parte norte de las llanuras tarda un poco más en calentarse haciendo que los tornados se originen a destiempo.

Características

Para explicar cómo se forman los tornados debemos comprender cierta información que va guardada dentro de las características de los mismos. Los tornados en su mayoría giran de una manera ciclónica, presentándose solo unos cuantos girando anti ciclónicamente.

De igual forma, los tornados la mayoría de las veces toman la forma de un embudo que por lo general es estrecho, cuyas medidas tienen pocos metros de ancho, contentivos también de una pequeña nube que se va expandiendo a medida que se le agregan desechos que recoge cerca del suelo, mostrando esto en sus comienzos.

Una vez formados en el aire, los tornados pueden ir tornándose de un color oscuro y esto puede deberse a su mezcla con las tormentas, las precipitaciones o el polvo que van recogiendo e incorporando a su paso. Estos elementos tienden a ser especialmente peligrosos, ya que se presta para servirles de camuflaje impidiendo que hasta los más expertos meteorólogos puedan visualizarlos con facilidad.

Otra manera de conocer cómo se forman los tornados es teniendo conocimiento sobre sus muchas formas y tamaños. Las trombas terrestres son un tipo de tornado de características particulares donde se establece su pequeño tamaño, manifestando una debilidad que es relativa. Uno de los ejemplos más claro lo tenemos cuando estamos ante la presencia de un pequeño torbellino de polvo que se genera desde el suelo.

Presenta también una forma asociada a la de un embudo de condensación que no puede extenderse desde el suelo y los vientos que presentan se pueden vincular a la superficie, cuya circulación supera las velocidades de hasta 64 kilómetros por hora. (Ver artículo: Huracán Irene)

También tenemos el tornado denominado como stovepipe, el cual presenta dentro de sus características una forma casi cilíndrica y con una altura respectivamente baja. En ocasiones es llamado tornado conducto de estufa, esto de una manera literal. ​

Con respecto a los tornados grandes, los mismos se presentan con un solo vórtice (el centro del torbellino) y pueden llegar a manifestarse como especie de enormes cuñas que se mantienen enterradas dentro de la superficie de la tierra, característica muy particular y por la cual son llamados como tornados en cuña.

Este tipo de tornados puede llegar a ser tan ancho hasta parecer un gran grupo de nubes muy oscuras, teniendo medidas de ancho mayores a la distancia que habitualmente se da entre la base de la nube y el suelo.

Con estas características se hace muy difícil distinguir un tornado en cuña y una nube baja en el horizonte. Ni siquiera los especialistas más expertos pueden a veces hacerlo. Hay tornados grandes que no necesariamente son del tipo cuña. ​

Mientras se encuentran en su fase de disipación, los tornados pueden adoptar la apariencia de unos tubos estrechos o también de unas especies de cuerdas, que por lo general terminan rizándose o se van torciendo tomando formas muy complejas. A este proceso se le denomina como la fase de cuerda de los tornados o simplemente la etapa donde se convierten en un tornado en cuerda.

De igual manera, al adoptar dicha forma se irá incrementado también la longitud de su embudo, lo que obliga a los vientos contenidos dentro del tornado a ir debilitándose producto del estado de conservación angular que tendrá para ese momento.

Hay tornados que se presentan con varios vórtices, característica que los vincula de manera directa con la familia de los remolinos que habitualmente están girando alrededor de un punto común. Estos también pueden quedarse completamente oscuros debido al proceso de condensación, la añadidura del polvo y demás desechos, que se van añadiendo al remolino que solo aparenta ser un embudo.

Con referencia a los tornados débiles, o también conocidos como los tornados fuertes en proceso de disipación, pueden manifestarse con una forma sumamente estrecha, teniendo medidas de apenas unos cuantos metros de ancho. Un ejemplo fue reportado con la presencia de un tornado cuya zona de destrucción era de 2 metros de longitud solamente.​

Volviendo a los tornados en cuña, estos pueden presentar una zona de destrucción de 1.5 kilómetros de ancho, e incluso hasta mucho más. Los tornados más grandes han llegado a tener un tamaño dentro de su radio de destrucción de unos 4 kilómetros.

¿Cómo se forma un tornado de fuego?              

Para saber cómo se forma un tornado de fuego, se debe comprender primero el significado de este tipo de tornados, lo que ampliará mejor el panorama del entendimiento. Un tornado de fuego también es llamado remolino de fuego. (Ver artículo: Huracán Katia)

Se presenta como un fenómeno natural que no es común, por el contrario es bastante raro, mediante el cual el elemento fuego, toma una vorticidad vertical, adoptando la forma de un remolino o una especie de tubo de aire con orientación vertical, muy parecida a la del tornado normal. Este tipo de tornado solo se presentará bajo ciertas condiciones, las cuales van a depender de la temperatura del aire y de las corrientes.

Saber cómo se forman los tornados de fuego implica también la comprensión de que los mayores tornados de fuego se originan como producto de los incendios forestales que ocurren tras la manifestación de corrientes de aire caliente las cuales van de manera ascendente y convergente.​

Generalmente este tipo de tornados presenta dentro de sus características unas dimensiones que oscilan de 10 a 50 metros de altura, y con unos pocos metros de ancho. Su duración es de solo unos cuantos minutos.

Algunos de estos tornados de fuego pueden llegar a producirse con más de un kilómetro de altitud, presentándose acompañado de unos vientos  cuya velocidad es mayor a los 160 kilómetros por hora, con una duración de más de 20 minutos.​ Dentro de las consecuencias que pueden llegar a acarrear estos remolinos de fuego está acabar con todo cuanto esté a su alcance, inclusive grandes árboles de hasta 15 metros de altura.

Otro de los factores a conocer en el proceso de cómo se forma un tornado de fuego radica en los efectos que pueden llegar a tener estos fenómenos naturales, los cuales se evidenciaron en especial durante la Segunda Guerra Mundial, donde el famoso Bombardeo de Dresde provocó la formación de una tormenta de fuego, cuyo tamaño era relativo al de una pequeña ciudad.

La historia registra que dicho tornado de fuego les propinó la muerte a unas 25 mil y 40 mil personas, además de graves daños materiales donde se cuenta la destrucción de la mitad de la ciudad. Otro ejemplo se produjo con la aparición de numerosos tornados de fuego que se originaron a raíz de la caída de un rayo dentro de unas instalaciones petroleras en las adyacencias de la región de San Luis Obispo en el estado de California.

Este hecho acontecido en el año 1926 trajo como consecuencia, además de graves daños a la infraestructura, la muerte de miles de personas. Otra respuesta que se puede dar en cuanto a la interrogante de cómo se forman los tornados de fuego, está la de colocar al descubierto una popular denominación que tienen como los demonios de fuego.

Los tornados de fuego se presentan como un fenómeno incitado a raíz de las temperaturas muy altas que se derivan de los incendios, ligadas a la presencia de intensas corrientes de aire seco. El cómo se forman los tornados de fuego parte de la ocurrencia de un hecho que se manifiesta de una manera apocalíptica. Su formación comprende el contenido de núcleo ardiente al cual se le suma una bolsa de aire de carácter giratoria.

Los tornados de fuego pueden llegar a alcanzar hasta los 1000 ºC de temperatura y a menudo se desprenden de la existencia de algún incendio forestal o tormenta de fuego que tiene su propio viento. Con este elemento, el tornado adoptará una figura alargada difícil de controlar y cobrará fuerza.

Esto ocurre en la medida en que el aire caliente va subiendo desde el suelo presentándose como columnas en forma vertical, adoptando un aspecto menos denso, llegando a enfriarse para luego finalizar disipándose cuando logra una mayor altura.

A cada paso que la columna va subiendo, va también incorporando mayor cantidad de aire caliente que sirve como motor de impuso para comenzar a girar en un vórtice, que es la marejada turbulenta en forma de rotación como un espiral que siguen las rutas trazadas por corriente de agua y vientos cerradas. La duración de la mayoría de este tipo de tornados es de unos pocos minutos.

¿Cómo se forma un tornado de agua?

Para saber cómo se forma un tornado de agua se debe tomar en cuenta que estos toman el aspecto de un remolino que mediante su formación va adquiriendo un gran volumen de agua ya que tiene sus orígenes en los mares, donde producto de los fuertes vientos, comienza una acción giratoria que es impulsada a través de las mareas oceánicas.

A diferencia de lo que la mayoría de las personas creen, este tipo de tornados rara vez podría tener un efecto devastador, mediante el cual pueden llegar a destruir las embarcaciones que se encuentren estacionadas dentro del océano o viajando en alta mar.

Los tornados de agua también son llamados remolinos marinos. Dentro del hecho de cómo se forman los tornados de agua esta que son cuerpos constituidos de agua, los cuales giran velozmente sobre su mismo eje. A través de la indagación de cómo se producen los tornados de agua se tiene que estos llamados remolinos marinos se originan gracias a la convergencia de corrientes y mareas que son opuestas entre sí.

cómo se forman los tornados

Por lo general, los tornados de agua giran en torno a la presencia de una depresión central y en algunas ocasiones van arrastrando los objetos que  consiguen a su paso, llevándolos con gran impulso hacia el centro, situación que produce el aumento del tamaño de dicha depresión en el transcurso de su tiempo de duración.

Este fenómeno ocurre cuando las corrientes oceánicas que chocan contra las piedras ubicadas a distancias de la costa o también de otros elementos del tipo costero e inclusive si solo es producto de la acción de la fuerza del viento cuando se dispone a impactar con el agua.

cómo se forman los tornados

Otras de las razones por las que puede originarse son las irregularidades que se presentan por lo general en los fondos de cuencas y otros cauces, desde donde emanan remolinos dentro de los ríos y lagos. De acuerdo a cómo se forman los tornados, estos remolinos presentan un nivel de intensidad cambiante, teniendo el caso de los que suceden en el mar abierto, que son de carácter gigante pero sin absorción.

Se dice que en tiempos lejanos, los tornados de este tipo permanecían inmovilizados en el centro de su formación o eran impulsados por los vientos giratorios que los llevaban con dirección hacia las costas rocosas.

Este tipo de remolinos suele manifestarse con un gran movimiento de su fluido espiral, por lo que pueden llegar a ser muy violentos, con la capacidad de hundir barcos y atraparlos en sus veloces cavidades giratorias. (ver artículo: huracán Ana)

¿Cómo se forman los tornados y en qué lugares se forman?  

Con respecto al punto de cómo se forman los tornados y en qué lugares se forman se debe tomar en cuenta que los más fuertes se forman a partir de las tormentas especiales conocidas como supercélulas, cuya duración se extiende un poco más que lo habitual.

Lo especial que ocurre mediante la presencia de este tipo de tormentas, es que dentro de su composición los vientos tienen una manera particular de circulación, lo que facilita que los efectos a causa de sus fuertes lluvias se intensifiquen, así como del viento en la superficie, dando espacio a la formación de los tornados. Sin embargo, también existen aquellos que se nutren de las tormentas más débiles.

En el caso de cómo se forman los tornados, aunque estos no sean un fenómeno extraordinario, si son en su composición extraños y siempre su punto de origen estará vinculado a la manifestación de una tormenta. Los efectos de los tornados serán en la misma dimensión de su presentación, es decir, si el tornado es fuerte, sus efectos también lo serán.

Pero en el caso de en qué lugar se forman los tornados, las condiciones que deben existir para que este se reproduzca son un factor muy importante, ya que implica la existencia de un tipo de aire caliente y húmedo, presentado en unos niveles muy bajos, y que estén ubicados con cercanía a la superficie.

cómo se forman los tornados

Sumado a esto, están los niveles medios y altos que deben estar contenidos en la atmósfera así como la presencia de vientos fuertes e inestables. Esta situación surge cuando mediante la entrada de un aire frío, se accionan las corrientes verticales que producen las tormentas y estas a su vez favorecen la ocurrencia de los tornados.

¿Cuándo ocurren?

La ocurrencia de los tornados varía según la región donde se vaya a dar. Por lo general, el cómo se forman los tornados está relacionado al ciclo normal de frecuencia de las tormentas, las cuales habitualmente se originan durante los meses más cálidos, es decir, durante la época de la primavera o el verano.

Las condiciones para que se produzca un tornado están vinculadas a las tormentas aisladas, las cuales son fenómenos naturales conocidos como tormentas locales. Estas pueden ocurrir entre las 6 pm y las 9 pm, aunque también pueden originarse en cualquier momento del día o de la noche.

Aunque por lo general los tornados ocurran de forma más ocurrente durante los meses cálidos, no se descarta su aparición durante la temporada de invierno. Este elemento es igual para la referencia de la hora. Los tornados pueden llegar a ser devastadores debido a que sus vientos son los más intensos que pueden generarse dentro de la naturaleza, incluso son más fuertes que los que acompañan a los huracanes.

Debido a su gran velocidad, son capaces de arrancar todas las estructuras a su paso volviéndolas añicos. Se convierte en un elemento mucho más destructivo que los proyectiles. Los Estados Unidos lideran la lista de los países donde mayormente se producen tornados, teniendo un promedio de más de mil tornados al año, al que le sigue Canadá con 100 tornados al año.

También los países del norte de Europa y el oeste de Asia, registran tornados pero son esporádicos. El Reino Unido tiene más tornados que ningún otro país si se ve desde el punto de vista de los números de tornados por dimensión del territorio, aunque en su mayoría son débiles.

¿Por qué se forman los tornados en Estados Unidos?

Estados Unidos es el país donde más tornados ocurren en el año, teniendo que en su mayoría son de gran magnitud, produciendo a su paso devastación y hasta la muerte de varias personas, así como numerosos heridos.

Cada año, durante la época de verano, muchos Estados de los Estados Unidos se invaden de imágenes con casas destruidas, árboles caídos, vehículos destrozados, que son la muestra de una acción destructora que no se presenta en ningún otro lugar.

cómo se forman los tornados

El cómo se forman los tornados implica varias circunstancias en medio de las cuales se reproduzca este tipo de fenómenos meteorológicos, ante los cuales se necesita la presencia de un aire frío y corrientes que tomen cierta dirección, además de la manifestación de aire caliente y otras corrientes con dirección contraria.

A esta situación se le denomina cizalladura que es cuando se da un corte violento dentro de la corriente de viento. En ese punto, la atmósfera tiene que presentar un contexto contentivo de un aire con dirección hacia la superficie y más arriba el viento debe tomar otra dirección.

Todas estas condiciones de cómo se forman los tornados se dan dentro de los Estados Unidos, por lo que hacen de este país el de mayor frecuencia de ocurrencia de este tipo de fenómenos. Esto le ha merecido incluso que sea conocido como el “callejón de los tornados”. Los principales Estados donde se producen más tornados son parte de Tennessee, Mississippi, Kansas, Texas, Luisiana, Kentucky, Alabama, Oklahoma, Missouri, Dakota del Sur, Nebraska e Iowa.

Los Estados Unidos se presentan como el mejor lugar para que se origine una baja de temperatura dentro de la superficie con el aire cálido que se presenta desde el Golfo de México. Generalmente las corrientes provienen desde el Oeste y conteniendo velocidades de hasta 100 millas lo equivalente a 160 kilómetros por hora. Esto significa que tienen una energía tremenda.

La capacidad destructiva y sorpresiva de los tornados en los Estados Unidos aumenta en los meses de mayo a junio. En esa época el tipo de aire que llega desde el Oeste es de carácter muy pesado y una vez que se ubica dentro del corredor, choca con el aire cálido, que es un tipo de aire más ligero.

Cuando se produce este encuentro entre los dos tipos de aires se da una reacción explosiva, ya que el proceso consiste en que el aire caliente trate de subir con gran fuerza, intensidad y hasta violencia, lo que va a originar un fenómeno energético.

Los tornados no solo se circunscriben a esta región, también se han producido en Colorado, Georgia y la Florida, aunque en estas zonas se produce en menor frecuencia. Con respecto a cómo se forman los tornados se puede llegar a tomar previsiones hasta con unas seis horas de anticipación.

Los meteorólogos recomiendan tener un plan previo para poder ejecutarlo lo más rápido que se pueda. En el caso de los habitantes que residen en las zonas más vulnerables, deben tener a la mano un refugio donde sea seguro resguardarse.

Explicación para niños

Los más pequeños de la casa también se hacen preguntas relacionadas a cómo se forman los tornados y todo lo que ocurre en torno a estos fenómenos naturales. Un tornado, se produce como derivado de las tormentas, es decir, cuando la tormenta se manifiesta con mucha fuerza, se produce una reacción que implica varias descargas eléctricas.

Cuando ocurre este fenómeno natural se transforma y va tomando la forma de un embudo a medida que se alimenta por los vientos, que son los que lo ayudan a desplazarse. A su paso los tornados van arrasando todo lo que encuentran en su camino ya que son poseedores de gran fuerza y tamaño.

Pero ¿cómo se forman los tornados?, se van formando a medida que se combinan varios cambios de velocidad y dirección en las tormentas. Los vientos que acompañan a las tormentas van tomando forma de embudo. Hay algunos tornados que se presentan acompañados de granizo, y se desplazan girando con fuerza y velocidad a unos pocos kilómetros de su sitio de origen.

Los tornados pueden aparecer en cualquier época del año, sin embargo tienen una época preferida que es durante la primavera y el verano, y se pueden producir durante la tarde o noche. Los tornados pueden aparecer en cualquier parte del mundo, pero es los Estados Unidos el país donde más se forman estos fenómenos debido a que cuentan con todos los elementos necesarios para que se den.

Un elemento del cómo se forman los tornados es el momento de su aparición, pero estos se dan de imprevisto. Es muy difícil saber cuándo va a ocurrir un tornado. Sin embargo existen técnicas aplicadas por los expertos donde se pueden detectar hasta unos 13 minutos antes, y con ello intentar salvar muchas vidas y minimizar los daños.

Otra manera de detectarlo es a través de los cambios climáticos que se van reflejando dentro del cielo ya que este se pone muy oscuro o de color verdoso, además que se producen ruidos estrepitosos.

Videos de cómo se forman los tornados 

La interrogante de cómo se forman los tornados se puede determinar a partir de los conceptos de los tornados y sus características, pues ese es el punto de origen a través del cual se llega a los demás componentes. He aquí varios videos que reflejan lo devastadores e impresionantes que pueden llegar a ser estos tornados:

(Visited 3.097 times, 2 visits today)
Categorías Tornados

Deja un comentario