Tipos de vientos: planetarios, continentales, alisios y más

El viento es conceptualizado como un fenómeno climático causado por una diferencia de presión atmosférica. Debido a lo cambiante de la atmósfera también esto influye en que existan distintos tipos de vientos, los cuales incluso sirven como referencia para cada región.

tipos de vientos

¿Qué tipos de vientos existen?              

Los vientos son un flujo gaseoso de gran escala, el cual se forma con el movimiento de masas de aire que se producen dentro de la atmósfera de una manera horizontal. También conocemos al viento como un fenómeno climático que emana de la diferencia de presión atmosférica, producto de una variación de la temperatura que se manifiesta en la superficie terrestre en diferentes zonas y regiones. Ver artículo: ¿Cómo se forman los tornados?

La formación de los vientos se produce una vez que las masas de aire más caliente comienzan a subir, a la par de que el aire más denso y frío baja. El aprovechamiento del viento facilita la obtención de energía eólica. En cuanto a sus características tenemos que a la hora de precisar a los vientos y clasificarlos en tipos de vientos,  es necesario conocer su intensidad o medida,  así como también su dirección.

Es así como para definir los tipos de vientos se determina según la escala o dimensión. Son tres los tipos de vientos: los planetarios, regionales y locales. De esta clasificación se derivan otros tipos de vientos a los cuales se le van sumando otras condiciones y características según sea el área donde se desarrollen.

Vientos locales

Dentro de los tipos de vientos existen los denominados locales, que son aquellos que se presentan dentro de un área delimitada. De igual manera, estos vientos locales se manifiestan en medios de baja y alta presión pero en pequeñas proporciones. Estos tipos de vientos son influenciados por la geografía local y de allí deriva su nombre.

Existen elementos que pueden influir dentro de los vientos locales como la cercanía a un océano, un lago o cordillera y estos pueden llegar a afectar el tiempo y el clima de determinada región. Los vientos locales al igual que otros tipos de vientos, tienen deslizamientos de aire con direcciones a zonas de alta presión hacia las regiones de baja presión.

Con dicho desplazamiento se van determinando y separando cuáles son los tipos de vientos dominantes y los reinantes​ dentro de una pequeña área. Dentro de los vientos locales existen varios factores que son determinantes como el nivel de intensidad y la periodicidad con la que se den sus movimientos de aire. Existe una clasificación de vientos locales entre los que están: la Brisa marina y terrestre, Brisa de valle, Brisa de montaña.

También podemos observar a los vientos catabáticos, que son aquellos que bajan desde las alturas hasta el fondo de los valles. El deslizamiento de este tipo de viento se da por el deslizamiento muy ajustado al suelo, con paso de aire frío y denso.

Es normal su presencia en los grandes glaciares, donde a medida que pasa el tiempo van obteniendo grandes cantidades de capa de hielo en las zonas de Groenlandia y de la Antártida. Los vientos locales de estas regiones soplan a velocidades que superan los 200 kilómetros por hora de manera continua ya que no tienen ningún elemento que limite su aceleración.

También dentro de los tipos de vientos locales se encuentran los vientos anabáticos, que son aquellos que van desde las regiones más bajas en dirección hacia zonas las más altas. Este proceso lo realizan en la medida que el sol va calentando el relieve.

Regionales     

Otro de los tipos de vientos son los clasificados como regionales, que son categorizados según su distribución tanto en la tierra como en los mares. También se definen por los grandes relieves continentales. (Ver artículo: Huracán Katia)

Los vientos regionales tienen una dirección que no perdura de forma constante, sino que es cambiante y dependerá de las estaciones del año. Otra de las variantes es el momento del día en que se produzcan y también lo referente a su periodicidad.

Dentro de los tipos de vientos regionales existen cuatro clasificaciones: las brisas, los ciclones, anticiclones y monzones. Las características de la brisa dependerán del lugar donde se forme, es decir, si es en el océano, continente, entre otros. La brisa oceánica se da en las costas, las continentales son las que cambian su dirección entre el día y la noche, originando ondas circulares así como las heladas.

En cuanto a los ciclones, estos se producen alrededor de las áreas de presión atmosférica baja, propinando vientos de masas de aire más calientes que suben las temperaturas. También se producen vientos arremolinados, húmedos y cálidos.

Los anticiclones son frecuentes en las regiones de presión atmosférica alta, desde donde se emanan vientos de aires ascendentes. La acción de los anticiclones perturban las corrientes marinas mas no llaman a las precipitaciones.

Por último los monzones, que se manifiestan cuando se producen cambios en la temperatura, los cuales ocurren con mayor velocidad dentro del agua. Su origen está en la temporada de verano, que es el tiempo donde el aire promueve una presión atmosférica de tipo baja, cuyo aire comienza a ascender sobre la superficie terrestre.

Durante la temporada de invierno estos tipos de vientos llegan desde el interior, presentándose entre sus características que son secos y fríos. Estos vientos monzones se manifiestan en ciertas regiones donde los sistemas son bastante generales.

Planetarios    

Los tipos de vientos planetarios son aquellos de carácter constante. Realizan grandes recorridos a través de la superficie terrestre y son los encargados de trasladar una gran cantidad de energía de calor, con dirección hacia los meridianos y a su vez hacia cada hemisferio.

Los vientos planetarios son llamados también vientos globales o constantes, los cuales surgen como producto de los movimientos de rotación terrestre, lo que a su vez ocasiona un calentamiento de la atmósfera de carácter desigual producto de la insolación.

Estos tipos de vientos son también conocidos como los vientos alisios, enmarcados dentro de las latitudes inter tropicales, así como vientos del oeste que son típicos de las regiones templadas. También son considerados como vientos planetarios aquellos cuyas corrientes se manifiestan en saltador.

Este tipo de vientos se generan a una gran altura, es decir, fuera de la troposfera, por lo que no sirve como transporte de energía calórica en sí, que afecte de forma significativa a la atmósfera dentro de su capa geográfica.

tipos de vientos

Vientos continentales              

Son aquellos que tienen ciclos periódicos o estacionales; toman una dirección invertida con el transcurso de los días y las noches, o también según el curso de las estaciones. (Ver artículo: Huracán Irene)

Parte de estos vientos continentales son las brisas, los ciclones, anticiclones y monzones, donde al hablar de las brisas se hace referencia a aquellos vientos que cambian su dirección dependiendo si es de día o de noche. Estas brisas pueden ser oceánicas y continentales.

También son parte de ellos los ciclones, donde hay áreas de baja presión y es posible distinguirlos por sus rasgos arremolinados, húmedos, cálidos y con tendencia ascendente, ocasionan el mal tiempo. Los vientos continentales de este tipo circulan en sentido anti horario en el hemisferio norte y fluyen con un sentido horario dentro del hemisferio sur.

tipos de vientos

Los anticiclones se producen en zonas de alta presión y son por lo general secos, fríos y bajos. Proporcionan un buen tiempo y aunque colaboran con la formación de corrientes marinas, las lluvias se ausentan. Los monzones son vientos que circulan con sentido hacia el Asia Meridional, la India, Bangladesh, Mianmar, Tailandia, Malasia, Indonesia y China son países monzónicos.

Existe una sub clasificación de estos tipos de vientos conocido como el monzón de verano, que es cuando la dirección del viento llega desde el océano Índico hacia las costas de Asia Meridional. A consecuencia de estos vientos se propician lluvias intensas que llegan a causar inundaciones.

Dentro de la agricultura, se favorece con estos tipos de vientos el cultivo de arroz. No obstante, estos tipos de vientos ocasionan grandes sequías.

Vientos alisios             

Dentro de los tipos de vientos figuran también los llamados vientos alisios, que son aquellos que soplan constantemente durante las temporadas de verano, específicamente dentro del hemisferio norte, y con menos frecuencia durante la temporada de invierno.

Estos vientos alisios se desplazan entre los trópicos de 30 a 35 grados de latitud con respecto al ecuador. La dirección que toman estos tipos de vientos va desde las altas presiones subtropicales, hacia las bajas presiones ecuatoriales.

Etimológicamente el término alisio parte de la raíz alis que la vincula al carácter liso, delicado y amable para identificar a estos vientos, que dentro del resto de sus características está que son mesurados. Estos circulan con regularidad y sin ningún rasgo de violencia, siendo en algunos casos más o menos extenuados y otras veces vigorosos, condición que dependerá de la estación del año.

Los vientos alisios pertenecen a la circulación de Hadley, sistema mediante el cual se traslada el calor desde las regiones ecuatoriales con dirección a las zonas subtropicales, donde el aire caliente es reemplazado por uno más frío dentro de los espacios de las latitudes superiores. En el momento en que los vientos alisios se encuentren dentro de ambos hemisferios, entonces allí se produciría una zona de convergencia Intertropical.​

Según su velocidad    

La clasificación de los tipos de vientos catalogados según su velocidad se determina a través de la escala de Beaufort, la cual fue utilizada por marinos y meteorólogos. Esta escala fue constituida en el año 1805, por Francis Beaufort, un hidrógrafo de origen irlandés.

La escala de Beaufort expresa a través de la siguiente fórmula la velocidad del viento: v = 0,837 B3/2 m/s, o (obtenemos el intervalo aproximado, en km/h, para el valor B de la escala).

La escala va del 0 al 12, con descripción de la velocidad y nombre. Es así como en la escala 0, se ubica la velocidad de 0 a 1 Km/h, donde el viento es en Calma, en la tabla 1, la velocidad se ubica de 2 a 5 km/h, clasificado como Ventolina. (Ver artículo: Huracán María)

En el numeral de la escala 2, la velocidad es de 6 a 11 km/h siendo este denominado como Flojito donde se presenta un tipo de Brisa muy débil. El numeral de la escala 3, la velocidad se ubica de 12 a 19 km/h y el concepto es de Flojo o también brisa ligera; en la escala 4, la velocidad es de 20 a 28 km/h y se le denomina Bonancible o brisa moderada.

En el caso de la escala 5 la velocidad se registra entre 29 a 38 km/h  recibiendo la denominación de fresquito o también brisa fresca; siguiendo con las escalas tenemos la número 6, donde los vientos tienen velocidades de 39 a 49 km/h y son denominados como fresco o brisa fuerte.

En la escala 7 las velocidades se registran como de 50 a 61 km/h, siendo denominado como viento frescachón o popularmente un viento fuerte; la escala 8 contiene velocidades oscilantes entre los 62 a 74 km/h denominado como Temporal o también se le llama viento duro; en el numero de escala 9, las velocidades de los vientos son de 75 a 88 km/h, siendo denominado como Temporal fuerte o muy duro.

En la escala 10, la velocidad se estipula en un marco de 89 a 102 km/h siendo estos llamados como temporal duro o simplemente temporal; la escala numero 11, las velocidades van de 103 a 117 km/h, denominado como temporal muy duro o también conocida como borrasca; el ultimo numero de la escala es el 12 y tiene velocidades en sus vientos de más de 118 km/h siendo el tipo de viento llamado temporal huracanado o simplemente huracán.

¿Qué otros tipos de vientos se producen en la atmósfera?   

Dentro de los otros tipos de vientos que se presentan dentro de la atmósfera se encuentran los ubicados en la zona de convergencia intertropical, siendo estos los que se sitúan sobre la superficie a una altura considerable. Se origina una especie de disconformidad entre los vientos, lo que quiere decir que cada zona de baja presión, pero que esté sobre la superficie terrestre, tiende a ser una zona anticiclónica por naturaleza.

En cuanto a las zonas de subsidencia, se presenta un tipo de viento cuyo aire es muy frío y se produce desde las grandes alturas dentro de la zona de convergencia intertropical. Es en la franja ecuatorial desde donde emanan los vientos alisios, que vuelven hacia el ecuador en descenso. Los vientos que proceden desde el oeste van aumentando su velocidad a medida que también van tomando una latitud más alta.

Las zonas de convergencia polar se presentan como sitios de baja presión, las cuales llaman a los vientos que se originan dentro de las latitudes subtropicales. Las características de este tipo de vientos contienen grandes masas de aire más caliente y húmedo, cualidad que van disipando a medida que se someten al proceso de condensación mediante el cual se van encontrando con un aire más frío lo que será relativo al aumento de la latitud.

Dentro del sistema solar se encuentran los tipos de vientos solares, que son aquellos donde se mueven gases y partículas producto de la acción del Sol, proceso que se lleva a cabo a través del espacio. También se encuentran los vientos planetarios, referente a aquellos cuya composición parte de la desgasificación de los elementos químicos presentes dentro de la atmósfera de un planeta con dirección hacia el espacio.

Tipos de vientos en Argentina

Los tipos de vientos en Argentina contienen características contempladas dentro de los patrones de un anticiclón tanto del atlántico como del pacífico Sur.

Dentro del clima de Argentina se presentan varios elementos entre los que se encuentra su latitud, el tipo de relieve y la forma de circulación de sus vientos, los cuales influyen dentro del clima que se presenta. Los principales tipos de vientos locales de Argentina son: el Pampero, El Zonda y La Sudestada.

Pampero

El pampero se desprende desde el centro de bajas presiones que se va ubicando dentro de la región de los llanos, del centro y noroeste de este país latinoamericano. Dicho centro se presenta con mayor fuerza durante las épocas de verano y con esa intensidad que se manifiestan es fácil atraer los vientos del anticiclón provenientes desde el pacífico Sur.

En el momento que se forma un centro de bajas presiones las temperaturas impulsan una gran cantidad de aire en ascenso, donde las masas de aire ubicadas alrededor se disponen a sustituir el sitio donde el aire se presenta en menor cantidad.

A esta razón responde el hecho de que todos los vientos se encuentren dentro de la región anticiclón del pacífico Sur, las cuales toman dirección hacia el centro de bajas presiones. Los vientos de tipo Pampero se transportan con gran velocidad a través de La Pampa, de allí su nombre.

Durante su recorrido va instituyendo un frente de tormentas en una región de contacto donde convergen las masas de temperaturas cálida y fría, en vista de que tienen marcadas diferencias con respecto a las características de humedad y temperatura.

Su punto de concentración son una masa fría y seca, y la otra cálida y húmeda, que tienen su punto de partida dentro de los vientos alisios. El choque de estas masas provoca la ocurrencia de tormentas eléctricas, lluvias intensas y abundantes, inclusive existen ocasiones donde la precipitación va acompañada de granizo y bajadas bruscas de temperatura.

Luego de un tiempo, el frente creado desaparece y retorna un viento con carácter fresco y seco. Los meteorólogos utilizan un sistema de altas presiones situado al sur de Brasil con la finalidad de saber los momentos cuando sopla el Pampero.

El centro de altas presiones desde donde surgen los vientos Pamperos, soplan con dirección hacia el Río de la Plata y también en todo el norte y centro de Argentina. La temperatura y la humedad van en aumento a medida que estos vientos soplan, originado también que la presión sea alta.

Sudestada

Otro de los tipos de vientos que se manifiestan en Argentina son los denominados como sudestada, los cuales suceden en un centro de bajas presiones situado dentro del litoral pampeano. En el momento que se crea dicho centro al mismo tiempo llama al resto de los vientos que se trasladan alrededor de la zona de alta presión que se ubica dentro del pacífico Sur.

La trayectoria de estos vientos sudestada recorre la Patagonia y luego vuelve con dirección hacia el atlántico, cargándose de humedad, la misma es descargada nuevamente cuando llega al continente.

Este movimiento en el viento origina lluvias que aunque leves, tienen una duración de 3 a 5 días. Abril y octubre son los meses en los que este tipo de viento se manifiesta de una forma más frecuente.

Zonda

Otro de los tipos de vientos principales que se manifiestan en Argentina es el denominado como Zonda. Este viento sopla solo en ciertas circunstancias donde se forma un centro de baja presión dentro del sector oriental, específicamente en la pre cordillera de La Rioja, San Juan y Mendoza.

Estos vientos atraen a otros que circulan como anticiclón dentro del pacífico Sur. Dentro de sus características comparte ciertas funciones que son parecidas a la sudestada. Cuando se forma este tipo de vientos van aumentado de una manera progresiva a medida que se van acercando a la cordillera, al mismo tiempo que va disminuyendo su temperatura.

Esta situación produce una condensación de la humedad, con la cual se van formando las nubes que a su vez propician precipitaciones en forma de lluvia y hasta de nieve. Este tipo de viento resulta un poco molesto para la población, sin embargo garantiza el suministro de agua continua en los sistemas de riego y otros usos.

Tipos de vientos en España      

España cuenta con sus propios vientos regionales, los cuales son conocidos en toda la región, entre los que se encuentra “El Cierzo”, en cuyas características tiene como aspecto determinante que sopla con dirección hacia el valle del Ebro. También se encuentra el viento llamado El Solano, que se afianza dentro de la región de Castilla-La Mancha.

En cuanto a las costas del Cantábrico reina El Galerna, mientras que el Tramontana perturba a Baleares. Un viento originario del suroeste es conocido como El Ábrego de África, templado y relativamente húmedo, cuyo ritmo toma dirección hacia las regiones  de Andalucía y en las Mesetas.

También en las costas de Andalucía se sienten varios tipos de vientos como El Levante, un viento del Este y El Poniente, cuyos aires provienen del Oeste. Entre los vientos de España que más se destacan esta el Tramontana, un viento que se caracteriza por ser muy frío y a la vez turbulento. Sus velocidades van a 100 kilómetros por hora, del cual se dice que tiene una influencia sobre el color del cielo, pues cuando éste sopla se torna de un color azul intenso.

Por su parte, el viento conocido como Gregal, tiene entre sus características que también es un viento frío pero seco. Este tipo de viento es característico de las Islas Baleares, contrario al Levante, que es un viento fuerte y pero a la vez cálido proveniente del Este, y es común de la región del litoral mediterráneo.

El llamado viento Xaloc, es de carácter cálido y un poco húmedo, típico de la región del sureste del país. El Mediodía, es un viento habitual en la zona del sur de España; en cuanto al Lebeche, sus aires son procedentes del suroeste y generalmente sopla mezclado con un fino polvo y un tipo de arena que viene desde el desierto del Sahara.

Otro de los tipos de vientos de España es el Poniente, un viento frío originario del Oeste del país y por último se cuenta al Mistral, un viento de características frías que procede del noroeste, siendo normal su presencia en la región del golfo de León.

En Venezuela 

La posición geográfica con que cuenta Venezuela, entre los paralelos 1º y 12º de latitud norte, hace que este país latinoamericano se vea la sometido al dominio de la región intertropical de bajas presiones ecuatoriales, donde predomina la presencia es de Vientos Alisios, tanto en las zonas del Noreste como del sureste y lo mismo con los hemisferio norte y sur.

El tipo de viento alisio es de presencia habitual dentro de las regiones del trópico. Los mismos son producidos por el efecto de Coriolis, un fenómeno que influye dentro de los movimientos de las masas de aire, estableciendo una sujeción con el mapa dentro del ecuador así como las corrientes marinas.

tipos de vientos

La dirección que toman los vientos Alisios dentro de Venezuela parte desde el hemisferio norte con dirección hacia el noreste, y los que van desde el hemisferio sur soplan con dirección al sudeste. Una vez que ambas corrientes de aire en la zona ecuatorial se encuentran, entonces se forma lo que se conoce como la zona Intertropical de convergencia.

Es entonces donde se manifiestan los vientos suaves que toman dirección hacia el norte durante el mes de enero y luego hacia el sur durante el mes de julio. Esto junto a las masas de aire que se van ubicando dentro de la nueva zona de convergencia.

Van presentando una alta temperatura y gran nivel de humedad, lo que propicia que se den las precipitaciones que influyen dentro del proceso de formación de las grandes selvas tropicales ubicadas especialmente en los estados venezolanos Amazonas y sur de Bolívar.

tipos de vientos

Tipos de vientos en Canarias   

En Canarias se presentan varios tipos de vientos como por el ejemplo los vientos alisios, que emanan gracias a la presencia de regiones típicas y con altas presiones, ubicadas geográficamente en el paralelo 30º Norte y 30º Sur.

Con esta posición, la presencia de los vientos alisios se puede notar en las cercanías del archipiélago de las Azores, donde son conocidos como anticiclón de la Azores, a los cuales se les atribuye la cualidad de ir con el sentido de las agujas del reloj.

También se presenta un tipo de viento denominado como el sahariano del Este, llamados así porque son vientos que tienen como punto de origen el Sahara. Dentro de sus características son secos, calientes y contentivos de polvo al que denominan como calima. Este tipo de vientos se sub divide en dos: los saharianos en niveles bajos y sahariano en niveles altos.

tipos de vientos

Los de niveles bajos se derivan del debilitamiento o retirada del anticilón de las Azores. Estos vientos tienen poca influencia sobre el Archipiélago Canario y la época de su manifestación es durante el otoño y la primavera. En cuanto al tipo de niveles altos, se originan durante los meses más cálidos de la temporada de verano, ya que es ahí cuando el Sol calienta la superficie del desierto.

La presencia de una masa de aire seco y muy cálido, sube hacia cotas más altas ya que al ser más ligero, el aire se calienta. Este mecanismo produce una borrasca de características secas que se posa sobre el Sahara provocando la depresión térmica. De igual manera se produce un tipo de viento denominado como marítimo polar, que sopla con dirección norte y noroeste.

También se encuentra la gota fría en altura, un tipo de viento que se origina por la llegada de una masa muy fría en niveles altos de la atmósfera al archipiélago.

De manera paralela, en las capas bajas se manifiestan algunas veces vientos alisios y otras se da la presencia de una pequeña borrasca. En épocas invernales se dan en Canarias unas depresiones tropicales que se originan por la llegada de borrascas atlánticas provenientes del sur de Azores.

En el Perú          

En Perú los tipos de vientos son definidos según sus regiones climáticas que son la costa, la sierra y la Amazonía. Los más destacados son aquellos que se presentan en la región de la costa, donde los vientos imperiosos son los alisios del Este. Un gran porcentaje de zonas habitadas del Perú sienten los aires del sotavento, además que adquieren un grado de importancia los vientos locales como las brisas marinas y las brisas de ladera.

Con respecto a las zonas de los valles interandinos y montañas, las condiciones del relieve tienen gran influencia dentro de la dirección de los vientos, llegando a interferir dentro de su dirección, siendo ejemplo de ello los vientos de ladera, los cuales son producto de las diferencias de la radiación solar, que superponen a los vientos regionales o también denominados como zonales.

También en la región de la costa se presentan los vientos de las brisas marinas, que se presentan con mucha fuerza durante el amanecer superando la intensidad con la que se manifiesta durante la noche.

Perú cuenta con un diagrama donde se muestra la velocidad que alcanzan los vientos durante los días por mes, teniendo como ejemplo la meseta tibetana donde suceden vientos fuertes y regulares durante los meses de diciembre a abril. También se presentan unos vientos más tranquilos en los meses de junio a octubre.

Tipos de vientos en la Patagonia           

Este tipo de vientos tiene dentro de sus características ser persistente, fuerte y frío. El viento patagónico es de un típico austral y según crecen sus embates, se hace conocer a través de varios apodos como el rugientes cuarenta, furiosos cincuenta, o silbantes sesenta.

Tiene como punto de origen el sudoeste, desde donde sopla a rienda suelta sobre la superficie terrestre entre dos océanos que son en si la constitución de la Patagonia.

De igual manera se presenta un tipo de viento sureño que recorre miles y miles de hectáreas de estepa. Puede llegar a alcanzar velocidades que superan los 100 kilómetros por hora. Debido a estas condiciones es difícil para los transportistas mantenerse sobre la ruta si este viento sopla hacia alguno de los costados del vehículo.

En referencia a las zonas de los lagos y las montañas, se presenta un tipo de viento que se levanta y se calma varias veces durante el día, lo que trae como consecuencia bruscos cambios dentro de las temperaturas. Con respecto a la época de nevadas, se hace presente un tipo de viento blanco, que es muy temido en la región de la Patagonia ya que es un viento que ciega la vista y hasta puede dejar tapiado todo a su paso.

En México         

En México el viento más conocido es el nominado “Norte”, que es fuerte y su dirección apunta al norte o noreste. Su presencia se nota de manera especial a lo largo de la costa mexicana y a través del Golfo de México, teniendo un mayor impacto en la región de Veracruz.

El Norte llega cargado de masas de aire frío que se van formando en las aguas del golfo de México, lo que termina desencadenando abundantes lluvias. Este tipo de viento se origina como resultado de una masa de aire frío que se desplaza por Texas en Estados Unidos y su manifestación es durante la temporada de invierno.

Este tipo de vientos es conocido en Costa Rica como papagayo. El viento Norte o también llamado como Norther, se convierte en tehuantepecer al atravesar el sur de México en el golfo de tehuantepec, aunque allí sus características cambian convirtiéndose en un tipo de viento seco y racheado.

Tipos de vientos en Uruguay   

Uruguay comparte los mismos tipos de vientos que Argentina comenzando por el Pampero, se caracteriza por ser un viento frío y que viene desde el sur y suroeste. Generalmente, este tipo de viento viene acompañado por humedad, bajas temperaturas y tormentosos chubascos.

Las épocas donde se manifiesta son durante el verano y la primavera, repitiéndose de manera esporádica a lo largo del año. Otro de los vientos que también se presenta es el Sudestada, un viento caracterizado por ser fuerte. Su presencia se manifiesta mayormente durante los meses de diciembre y enero.

(Visited 8.120 times, 107 visits today)
Categorías Vientos

Deja un comentario