Veleta: qué es, cómo funciona, como hacer una y mucho más

Una veleta es un aparato contentivo de un indicador empleado para determinar la dirección del viento. La veleta tiene entre sus características que gira libremente y tiene unos indicadores en forma de cruz colocada de manera horizontal y expresando los puntos cardinales.

¿Qué es una veleta?    

El concepto de lo que es una veleta por lo general se toma como un objeto con la forma de un animal u otro elemento. En el caso de ser un animal el más común es el gallo o en otros casos el de un caballo, y cuando se trata de otra cosa tiende a ser una flecha por lo asociado con las direcciones, aunque esto no es una limitante y se le colocan infinidad de objetos. (Ver artículo: Tipos de vientos)

Estas veletas se colocan en las partes más elevadas de los sitios, en las instancias más altas de las construcciones, esto con el objetivo de que cuando sople el viento, esta pueda girar e indicar su dirección, que es para lo que sirve este instrumento, para establecer la dirección del viento.

Otro de los conceptos tiene a la veleta como un tipo de dispositivo giratorio, fabricado con un material ligero que le permita girar, una placa que funja como señalador que sirva para señalar la dirección del viento. Dentro de los elementos que conforman su diseño esta la disposición de una cruz en posición horizontal que también tiene marcados los puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste.

El uso de las veletas se ha empleado desde los tiempos más remotos ya que los pobladores las elaboraban colocándoles pequeños objetos en forma de estatuas que marcan la dirección de los vientos en las regiones donde las ubiquen. Se dice que basados en esta idea fue que luego se crearon los diseños de las veletas o giraldillas con distintos modelos como un cometa, un gallo, entre muchos otros.

En resumen, una veleta es un mecanismo utilizado para indicar la dirección del viento según los ejes de los puntos cardinales. La estructura de su diseño es aerodinámica, por lo que cada pieza con la que se construye la veleta debe estar preparada para recibir la acción del viento, girando con facilidad pues es la forma que tiene para indicar hacia dónde sopla el viento.

Existen varias veletas que son muy famosas y reconocidas en todo el mundo, siendo una de ellas “El gallo veleta de la colegiata de San Isidoro”, ubicada en la región de León, la cual es vista como la más antigua de las veletas y cuyos orígenes se dice que radican en Persia Sasánida.

Otra de las veletas reconocidas en el mundo es “La veleta de Tío Pepe”, que se ubica en Jerez de la Frontera, la cual está registrada como una de las veletas más grandes del mundo y que todavía está funcional, lo que le ha valido inclusive una posición privilegiada dentro de los récords Guinness como la más grande del mundo.

Otra veleta que forma parte de la lista de las más importantes del mundo es “La Giralda de Sevilla”, a la cual se le asigna el nombre ya que tiene en la cima una veleta o giraldillo como especie de una corona.

También las veletas han tenido su influencia dentro de la literatura, pues se escribió un cuento el cual lleva por nombre “Mediopollito”, cuya historia consiste en un personaje con el mismo nombre de la obra, el cual se convierte en una veleta con la forma de un gallo. Esta edición literaria forma parte de una selección de cuentos de Herminio Almendros que se llama “Había una vez”.

Imagen            

Aunque el diseño más popular de las veletas son los gallos, existen muchos más modelos de veletas como con forma de caballo y también de flechas, por aquello de la asociación de la dirección y el objetivo para el cual han sido creadas. Es así como las personas le colocan varios objetos, siendo la característica más importante su ligereza para poder girar con el soplo del viento.

¿Cómo funciona la veleta?       

El funcionamiento de la veleta dependerá de la acción del viento, existiendo un elemento adicional para su correcto funcionamiento que es la posición donde se ubique, siendo la misma en lo más alto posible de cualquier estructura, construcción o edificio, evitando con ello que los árboles y las edificaciones puedan influir y hasta alterar la dirección real del viento.

Es por esta razón que siempre se visualizan las veletas colocadas en los techos de las casas o en las terrazas de los edificios. Otra condición que debe tener la veleta para su funcionamiento es el equilibrio en el peso. El peso debe estar distribuido equitativamente a cada lado del eje. (Ver artículo: ¿Cómo se forman los tornados?)

Con este atributo el puntero de la veleta podrá entonces moverse de una manera libre sobre su eje, pero a la vez dentro de un área cuya superficie esté distribuida de una manera desigual. El lado de mayor envergadura cuya área es superficial, es por donde el viento soplara de lejos con respecto a la distancia del viento.

El lado menor, que contiene el puntero, debe colocarse con la cara hacia la dirección del viento. Un ejemplo del funcionamiento de la veleta puede ser representado en el viento del noreste, el cual es un viento que sopla desde ese punto cardinal. En cuanto a la posición del puntero dentro del ejemplo, este señalará hacia el lado con dirección al noreste.

La veleta, la mayoría de las veces tiene marcados los puntos cardinales debajo de la flecha, los cuales deben estar en una posición alineada con los puntos cardinales. Aunque a las veletas se le puedan colocar varios diseños, estos pueden llegar a influir con el equilibrio necesario con el que debe contar los diseños dentro de un área de superficie que aunque desigual, debe ser equilibrada en peso, de lo contrario no dará una dirección real, ni concreta.

Hay que tomar en cuenta que la dirección del viento es muy cambiante, elementos que pueden ser significativos a la hora de coordinar con otras condiciones que se puedan presentar dentro del firmamento, facultando a los interesados en el tema de los vientos para poder realizar apreciaciones de corto alcance y muy sencillas de explicar y entender.

La veleta y su unidad de medida

De los aires en movimiento que son los vientos, existen dos elementos que tiene mayor interés de conocer, uno de ellos es lo referente con su velocidad y el otro está vinculado con la dirección. Con respecto a la primera, la velocidad se incrementará en la medida en que aumente la diferencia de la presión atmosférica entre dos puntos.

Esta tiene varias formas de expresión de medición, ya sea en metros por segundo, en kilómetros por hora o también puede ser en nudos, una unidad de medida de carácter anglosajón en la que se muestran las millas marinas por hora. La equivalencia entre todas ellas es: 1 nudo = 1,852 kilómetros/hora = 0,515 metros/segundo.

En cuanto a la dirección, que es lo que describe desde dónde procede el viento, se expresa en grados. El método para determinar estos grados es contándolos, tomando de referencia el sentido de las agujas del reloj. El punto de partida fijo es el norte geográfico, a cuyo punto se le asigna el valor de 0 grado o 360 grados, y de allí la referencia entonces va hacia el Este 90 grados, al Sur 180 grados y al Oeste 270 grados.

 veleta

Los instrumentos utilizados para medir la dirección del viento son las veletas, y dentro de los observatorios especializados se utilizan varios tipos que dan dirección con mucha presión más que las normales con diseños sencillos hasta aquellas que atraviesan las mangas de los aeródromos.

Cabe recordar que todas las veletas estructuralmente son iguales aunque poseen diversos diseños. En su constitución, constan de un puntero colocado de manera vertical, dentro del cual puede girar de manera libre una pieza de forma variada. También se puede observar que generalmente las veletas tienen en uno de sus extremos la punta de una flecha, mientras que en el otro extremo se le colocan dos paletas en posición que formen un ángulo de carácter muy cerrado.

Es así como cuando sopla el viento, esta veleta se coloca en una posición de pequeña resistencia, dejando una acción máxima que recae en las paletas, haciendo que la punta de la flecha indique con ello la dirección desde dónde viene el viento. (Ver artículo: Huracán María)

Habitualmente, es sobre el mismo eje que gira la veleta, teniendo debajo de su estructura una especie de cruz marcando en ella los cuatro puntos cardinales, los que da mayor información sobre  dónde viene y hacia dónde se dirigen los vientos aplicando para ello la técnica de la observación.

Veleta eólica   

Una veleta eólica es conocida popularmente como un molino de viento o también llamada como veleta de cola. Se convierte así en una herramienta que se desempeña al igual que los molinos de viento multi pala tradicional utilizados para el bombeo de agua. Suele verse en las regiones donde se hace frecuente la presencia de huracanes y turbonadas, los cuales por lo general van mezclados con vientos fuertes.

Las veletas eólicas pueden contener un eje vertical y también uno horizontal y dentro de sus características se encierra que no es necesario ubicarlas con dirección hacia el frente de la corriente del viento, ya que las mismas actúan independientemente de la dirección del mismo.

No solo son utilizadas para el bombeo de agua también por los aerogeneradores cuyo eje es horizontal, donde actúa como un protector de la cantidad de energía del viento así como de las altas velocidades. Esa es en sí la función que debe cumplir la veleta de cola, o simplemente veleta, la cual actuará de manera conjunta con el establecimiento de un tipo de procedimiento de protección contra vientos fuertes, los cuales desempeñan las máquinas de potencia mínima.

Es entonces cuando la veleta eólica aprovecha la fuerza con que se manifiesta el viento que trabaja sobre ella para una mejor ubicación del rotor, cuya colocación ideal debe ser delante de la torre que lo mantiene. Adoptando dicha posición, hace que cambie pasivamente el lugar del rotor sin la intervención del hombre, ni tampoco de la potencia eléctrica o tal vez de la hidráulica.

En los casos donde el rotor con forma de cono suave se coloca atrás de la torre, es entonces donde no se hace necesaria la presencia de una veleta. En el caso de los aerogeneradores de mediana y gran potencia, estos se van a colocar a barlovento, llegando a utilizar un procedimiento de orientación activa con la finalidad de conservar al rotor con dirección de frente al soplar del viento.

Cuando la veleta se encuentra ubicada sobre la capota del aerogenerador, se activa en la función de detectar cual es la dirección que adopta el viento en ese momento, emitiendo luego una señal a un motor eléctrico que también puede ser hidráulico, el cual va a funcionar de manera mecánica re ubicando el rotor de frente al viento.

Estas veletas de viento también se denominan molinos de viento americano, los cuales también se usan en el bombeo de agua,  trabajan con vientos que generalmente tiene un rango de movimiento cuyas velocidades van entre 3 y 12 metro por segundo, lo que quiere decir que comienzan a accionarse de 3 a 4 metros por segundo, previniendo que se detengan al llegar a una velocidad de 10 a 12 metros por segundo de manera total.

Cuando el viento actúa a una baja y mediana velocidad, es la veleta la que mantiene el rotor de frente al viento.

Según las operaciones efectuadas y los ejemplos que se han puesto en marcha, en los casos donde más posicionado esté el molino con dirección frente al viento, entonces mayor nivel de energía logrará capturar. (Ver artículo: Huracán Odile)

Es allí donde se activa también el funcionamiento de un sistema de orientación, mientras que en las altas velocidades del viento entra en acción un mecanismo de protección contra vientos fuertes, lo que produce que el rotor se desvíe de su posición original (que era de frente al viento), lo que significa que termina desorientando.

Cuando se presenta esta situación comienza a funcionar el sistema de regulación de velocidad de los vientos, ya que el ritmo de rotación y la potencia entregada se va disminuyendo, por lo que termina protegiendo al rotor de un embalamiento.

Al presentarse el viento, su creciente ritmo y velocidad puede llegar a ser frenada o también colocada en paralelo, como la posición en que son colocadas las banderas, pasando a ser un sistema de frenado. Hasta velocidades que oscilan entre los 10 y 12 metros por segundo y de  36 a 43 kilómetros están diseñados para aguantar los modelos de molinos de viento multi pala tradicionales.

Es poco usual que los vientos se manifiesten a velocidades mayores que estas. Se ha pensado en construir modelos que soporten mayores velocidades, pero tanto su diseño como tecnología aplicada en la construcción hace que la torre adopte mayor robustez. Además influye el aumento en los costos de construcción de una maquina con dichas características, así como la factibilidad de fabricación.

Una posible solución es la colocación de una veleta secundaria, en cuyo caso, teniendo una una máquina con dos veletas, sería entonces la veleta de cola o también llamada la principal y la veleta secundaria que como su nombre lo indica sería la segunda a considerar.

La fuerza que el viento ejerza sobre la veleta secundaria no hará girar al rotor colocado sobre el cabezal de giro, siempre que la velocidad del viento sea muy baja. Cuando se presenta esta situación solo se activa la veleta de cola, la cual ejercerá en ese caso la función como un sistema de orientación.

Cuando el ritmo de la velocidad del viento va creciendo a unos 8 metros por segundo aproximadamente, es entonces cuando la fuerza que emplea el viento sobre la veleta secundaria ocasiona que el rotor no solo gire, sino que también se pliegue y se desoriente, trayendo como resultado que su velocidad de rotación minimice.

 veleta

Veleta casera   

La veleta es un objeto utilizado habitualmente con forma de flecha y cuyos materiales pueden ser varios, teniendo dentro de los elementos de elaboración material de madera, metal, papel, plástico, entre otros. La veleta encierra dos funciones principales, siendo una de ellas la decorativa para zonas altas de la casa.

La segunda función es de carácter informativo, ya que son utilizadas para conocer la dirección del viento. También con una veleta se puede saber sobre cambios meteorológicos de ocurrencia inmediata gracias a sus fluctuaciones.

Así como existen diversos diseños de veletas, también existen muchas formas de elaborarla, es por ello que hay desde las más sofisticadas empleadas en observatorios especializados, hasta las de uso y construcción sencilla y casera. Una veleta casera se puede elaborar con material de madera, de manera muy sencilla, la cual se coloca arriba de los tejados donde no es obstaculizada por árboles u otro tipo de construcciones.

Dentro de los materiales para la elaboración de la veleta de madera están: una faja de madera liviana, una vara pequeña también de madera o metal cuyas medidas sean de 12 milímetros, un bloque de madera o puede ser también de cualquier otro tipo de material pesado el cual será utilizado como base de la veleta.

De igual manera se necesitará pega o cinta adhesiva, tratamiento de madera para uso en exteriores, algo de pintura, tacos y tornillos. Dentro de la lista de herramientas a utilizar están: un taladro, una sierra de calar, brocas, topes de profundidad.

Con respecto al proceso de elaboración y fabricación del diseño de la veleta, primero se dibuja de manera directa en la madera o en un papel, la forma de una flecha cualquiera, tomando en consideración que debe dejarse un extremo más grande que el otro, el cual es generalmente el extremo opuesto a la punta.

Luego, se procede a cortar el diseño utilizando para ello la sierra de calar. En el caso de haberlo dibujado en el papel, se debe traspasar igualmente a la madera y entonces así cortarlo. La madera recién cortada debe lijarse para darle un carácter estético a la flecha, dejando de último la aplicación del tratamiento de maderas para los exteriores, colocándole pintura a la flecha al gusto de la persona.

En lo referente a la construcción para la base de la veleta, se le pueden colocar de manera directa los puntos cardinales, efecto que logrará que se tenga una mejor observación y se le dé una mejor lectura a la dirección que tome la brisa del viento.

Para ello es necesario que con el uso de un pirograbador (objeto de punta caliente) se le escriban a la base de madera los puntos cardinales o de otra forma también se pueden elaborar las letras en madera indicando la inicial, en el caso de Norte la N, para sur la S, para el este la E y para el oeste la W u O. Dichas letras se pueden clavar sobre la base.

Según las nuevas modificaciones, se debe aplicar nuevamente un tratamiento para la madera y se vuelve a pintar de ser necesario. Cuando ya esté todo seco, utilizando un taladro se procede a perforar el bloque de madera y la broca de 12 milímetros.

 veleta

En el hoyo que se tiene como resultado, se le coloca cinta adhesiva y se mete dentro la varilla de material de madera o acero inoxidable según lo que haya encontrado. Una vez que se tiene tanto la veleta como la base, entonces se pasa a la etapa correspondiente con la unión e instalación, para lo que se es necesario establecer el punto de equilibrio de la flecha y fijarlo.

Para no traspasar la faja de madera se deben utilizar los topes de profundidad y también la broca de 12 milímetros, al momento de agujerar la flecha específicamente dentro del punto de equilibrio. Se debe hacer un hoyo más holgado, suave y de giro al taladro, esto con la intención de que la flecha gire con mayor facilidad. 

Debe comprobarse que la flecha en la varilla de madera o acero gire de manera correcta, y en el caso de no hacerlo, se debe entonces limar la varilla un poco más o agrandar otro poco el orificio de la flecha. Cuando se verifique que todo funciona perfectamente, es entonces el momento de colocar la veleta en la punta de los tejados, donde deberá fijarse la base usando algunos tornillos o tacos.

De papel         

Los modelos de veletas de papel son los más utilizadas debido a los bajos costos y los múltiples usos que se les da basados en la creatividad y mucho color. Además de todo lo anterior, también son de fácil elaboración, tanto que inclusive las desarrollan como proyectos escolares. Este tipo de veleta de papel se utiliza como un recurso decorativo, ideal para la ambientación de los jardines u otros espacios al aire libre dentro de la casa.

También son una idea creativa muy popular en las fiestas infantiles, siendo una de las manualidades muy fáciles de realizar, con una fácil explicación donde se puede incluir a los niños, motivándolos a que participen explorando su creatividad y haciendo que ellos las dibujen y las armen para luego girarlas y ponerlas en funcionamiento.

Dentro de los materiales se debe contar entonces con varias hojas de cartulina o también otro tipo de hojas de colores; fajas de madera o también pueden ser de plástico similares a un tubo delgado; varios moldes de figuras; pegamento; varios palillos finos de madera. Para la elaboración de la veleta de papel se debe, en primer lugar seleccionar un modelo y vaciarlo en un papel como especie de un molde.

El dibujo debe estar representado en puntitos que luego serán la marca por donde se va a recortar. Luego, se debe pegar el palillo de madera pequeño colocado en una posición recta sobre otro palillo de mayor tamaño. Al secar, se procederá a clavar el palillo en el centro del papel, previamente marcado con un punto. Las puntas del papel se doblaran una a una hasta hacer la forma de un molino. Al final se puede adornar colocándole una flor en el centro.

Con botella de plástico

Los tipos de veletas fabricadas con botellas de plástico son consideradas como una veleta reciclada. Para su fabricación se pueden tomar cualquier tipo de botellas de plástico reusable, a la que se le hará unos cortes en cada uno de sus laterales, similares a una especie de ventanas pequeñas.

Luego, se debe abrir toda la botella con una tijera o cuchillo especial, tomando una misma dirección. La decoración quedará al gusto de las personas y responderá a su creatividad. Se pueden utilizar rotuladores permanentes, escarcha o lentejuelas.

Eso es con respecto a la veleta en sí, ya que para el caso de la base se deben colocar unos palos de escoba u otros pedazos de tronco fino en el jardín. También pueden ser colocados en las ventanas donde se le insertarán las botellas. Cuando sople el viento, girarán entonces las veletas.

(Visited 4.872 times, 59 visits today)
Categorías Vientos

Deja un comentario